Menu



Juan Lockwood y Eduardo Catherick, Beatos
Juan Lockwood y Eduardo Catherick, Beatos

Presbíteros y Mártires, 13 de abril


Por: . | Fuente: misa_tridentina.t35.com



Presbíteros y Mártires

Martirologio Romano: En York, Inglaterra, beatos Juan Lockwood y Eduardo Catherick, presbíteros y mártires en tiempo del rey Carlos I. El primero, de ochenta y siete años, que ya había sido condenado dos veces a la pena capital por ser sacerdote, quiso preceder en el patíbulo a su compañero más joven, que estaba algo angustiado ante la muerte, para animarle a culminar el glorioso martirio. († 1642)

Fecha de beatificación: 15 de diciembre de 1929 por el Papa Pío XI, dentro de un grupo de 107 mártires de Inglaterra y Gales.

Beato Juan Lockwood

El Beato Juan Lockwood, también conocido como San Juan Lascellas, nació alrededor de 1555 en Sowerby, Yorkshire, Inglaterra. Era el hijo mayor de Christopher Lockwood y de Clara, hija mayor de Christopher Lascelles.

Con su hermano Francisco (segundo entre los hermanos), llegó a Reims el 4 de Noviembre de 1579, y al punto fue enviado a Douai a estudiar Filosofía. Francisco fue ordenado en 1587, pero Juan ingresó en el Colegio Inglés, en Roma, el 4 de Octubre de 1595, finalmente fue ordenado sacerdote el 26 de Enero de 1597 y enviado de misión el 20 de Abril de 1598. Después de haber sido tomado prisionero en 1610 es desterrado pero regresa, y nuevamente es apresado y condenado a muerte, pero es liberado. Durante cuarenta y cuatro años ejerció su ministerio en Inglaterra, de forma clandestina. Finalmente fue capturado en Wood End, Gatenby y ejecutado, junto con Edmundo Catherick, en York el 13 de abril de 1642.

Beato Eduardo Catherick

El Beato Eduardo Catherick era nacido en Carlton, cerca de Richmond, Yorkshire, en el año 1605. Luego de estudiar en Douai y de recibir su ordenación sacerdotal, retorna a Inglaterra en 1635, pudo ejercer su ministerio durante siete años, hasta que fue arrestado, encarcelado, juzgado y condenado a muerte. Conoció a quien sería su compañero en el martirio, el P. Juan Lockwood, en el calabozo. Contra ellos no hubo otra acusación que la de ser sacerdotes católicos.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |