Menu



Acacio de Melitene, Santo

Acacio de Melitene, Santo
Obispo, 17 de abril






Obispo

Martirologio Romano: En Melitene, en Armenia, san Acacio, obispo, que intervino en el Concilio de Efeso contra Nestorio para defender la fe católica, y después fue depuesto injustamente de su sede . († c.435)

Etimológicamente: Acacio = Aquel que no tiene malicia, es de origen griego
El anacoreta san Eutimio cuenta que Acacio era lector en la iglesia de Melitene, en Armenia. Nacido de una rica familia y educado por ilustres maestros y letrados, el obispo Otrea lo nombró preceptor del propio Eutimio, posteriormente autor de la “Passio” del santo. Antes del Concilio de Efeso (431), en el cual tomó parte militando entre los antinestorianos, Acacio fue elevado al episcopado. El santo obispo estaba atado por amistad a Nestorio, pero era evidente que las posiciones de san Cirilo de Alejandría venían dictadas por la plena adhesión y fidelidad al Magisterio de la Iglesia y no por la antigua rivalidad entre las sedes de Alejandría, Constantinopla y Antioquía. Acacio se quejó, en todo caso, también de las ambiguas posiciones tomadas por Juan de Antioquía.

Acacio fue elegido, junto con otros siete, para presentarse ante el emperador Teodosio II y ponerlo al tanto de las complots de los antioquenos, quienes a su vez no dudaron en devolver la misma acusación contra Acacio. En realidad él siempre mantuvo una clara oposición a las teorías nestorianas mas, por haber participado en la consagración del sucesor de Nestorio en la sede constantinopolitana, Juan de Antioquía lo hizo destituir de la sede de Melitene. Este último se reconcilió finalmente con Cirilo de Alejandría, pero Acacio mantuvo una posición de abierta intransigencia.

Hacia el 435, el ex obispo de Melitene continuaba lamentando la venenosa supervivencia de la herejía nestoriana, oficialmente constituida y se decide a combatir a Teodoro de Mopsuesta, apoyado por Rabbula de Edessa, enviando cartas a los obispos de Armenia acerca de la conducta a seguir. Parece, en todo caso, que el santo no participó de las controversias monofisitas. Según Filartete, obispo de Cernicov, Acacio habría muerto en el 435, pero probablemente fue mucho después, en todo caso fue antes del 449, cuando en la cátedra de Melitene figura su sucesor Constantino. En el 449, en el concilio de Melitene, san Acacio fue evocado como “nuestro padre y nuestro doctor”.

Reproducido con autorización de Santiebeati.it
responsable de la traducción: Xavier Villalta





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!