Menu



Wulfstano (Wolstan) de Worcester, Santo
Wulfstano (Wolstan) de Worcester, Santo
Monje y Obispo, 20 de enero


Por: D.O. HUNTER-BLAIR | Fuente: Enciclopedia Católica



Obispo y Monje

Martirologio Romano: En la ciudad de Worcester, en Inglaterra, san Wulfstano, obispo, que, pasando del claustro a la sede, mantuvo las costumbres monásticas junto al celo pastoral. Visitó incansablemente las parroquias de su diócesis, ocupándose en erigir iglesias, fomentar los estudios y condenar la venta de esclavos (1095).

Fecha de canonización: 14 de mayo de 1203 por el Papa Inocencio III.
Benedictino y Obispo de Worcester; nació en Long Itchington, Warwickshire, Inglaterra, aproximadamente en 1008; murió en Worcester, el 19 de enero de 1095.

Fue educado en las grandes escuelas monásticas de Evesham y Pterborough. Resueltamente combabió y superó las tentaciones de su juventud, e ingresó al servicio de Brithege, Obispo de Worcester, quien le ordenó como sacerdote aproximadamente en 1038.

Rechazando todos las prerrogativas eclesiásticas, llegó a ser novicio en el gran priorato de Worcester, y luego de ocupar posiciones en varias oficinas en el monasterio llegó a ser prior de la catedral. Mantuvo esta posición de manera edificante, guiado por su sentido de caridad, santidad en su forma de vida, y estricta observancia de las normas, hasta 1062, cuando la Sede de Worcester tuvo como vacante el cargo de Obispo, debido a que quien lo ocupaba, el Obispo Aldred, fue para ser Arzobispo de York.

Dos cardenales romanos, recomendaron a Wolstan ante el Rey Eduardo para que llenara esta vacante. Estos dos cardenales habían sido huéspedes de nuestro personaje con anterioridad. El rey accedió y lo consagró el 8 de septiembre de 1062. No fue exactamente un hombre de aprendizaje especial, ni de gran intelecto, sin embargo se dedicó con devoción durante su vida completa al cuidado de su diócesis, visitando, predicando, y confirmando. Sin intermediarios, reconstruyó su catedral en el más puro estilo sajón, además de establecer iglesias en muchos lugares. En todo ello mantuvo su actitud y forma de vida caracterizada por los hábitos ascéticos que había adquirido en su vida enclaustrada.

No obstante ello, su vida estuvo llena de asiduas actividades, además de estar dedicada a la oración y meditación. Los Salmos estuvieron siempre en sus labios, y recitaba el Divino Oficio en voz alta, con los asistentes en lo que iba hacia el área rural a fin de cumplir con sus deberes episcopales.

Wolstan fue el último obispo inglés que fue nombrado por un rey sajón, el último representante episcopal representante de la Iglesia de Bede y de Cuthbert, y el enlace entre estas iglesias y la Iglesia de Lanfranc y Anselm. Luego de la conquista, cuando casi todos los sajones nobles y el clero fue despojado de sus oficinas y honores a favor de los normandos, Wolstan retuvo su sede, y gradualmente se fue ganando la estima y la confianza tanto de Lanfranc y del conquistador mismo.

Aelred de Rievaulx cuenta la leyenda de cuando se le pidió que renunciara a ser obispo, y de cómo colocó su cruz frente a la tumba de Eduardo El Confesor en Westminster. La cruz se mantuvo fija, como un símbolo del cielo de que el santo obispo debía permanecer en su cargo. Sobrevivió tanto a Guillermo el Conquistador, como a Lanfranc, y fue uno de los que consagró a San Anselmo.
Reportar anuncio inapropiado |



Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre
 Email (no será publicado)

 País


Comentario



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Reportar anuncio inapropiado |