Menu

Eleonora (Leonor) de Inglaterra
Reina y Religiosa, 21 de febrero


Por: Cristina Huete García | Fuente: hagiopedia.blogspot.com



Nunca ha sido canonizada

Etimológicamente: Leonor = Eleonor = Eleonor = Aquella que es audaz, es de origen gálico.

Breve Biografía

Nacida en el año 1222 en Francia, muerta en Amesbury, el veinticinco de junio del año mil doscientos noventa y uno.

Eleonora de Provenza o de Inglaterra, segunda hija de Ramón Berenguer IV de Barcelona, conde de Provenza y de Beatriz de Saboya, en cuya corte florecieron los más famosos trovadores de la época, lo que dio lugar a que Leonor, ya desde su infancia, sintiera gran afición por la literatura.
Se le atribuyen poesías de estilo heroico en lengua provenzal.

En 1236 contrajo matrimonio en Canterbury con el rey Enrique III de Inglaterra. Con ella se marcharon muchos familiares y conocidos en busca de una mayor fortuna. Muchos llegaron a ocupar puestos importantes en la administración pública. Sin embargo, el favoritismo de Eleonora suscitó en seguida las envidias y una impopularidad grande contra la reina.

 Mal aconsejada, poco dotada para la vida política y harto compasiva, no pudo impedir una rebelión de tipo popular contra la corona, ostentada por su esposo Enrique III. Una vez exiliada en Francia, y prisionero el rey, hizo gala de un insospechado coraje y volvió a Inglaterra al frente de un ejército, para restablecer la situación y devolver la corona perdida a Enrique III.

Ya viuda,el soplo de Dios atravesó su alma. A la muerte del rey, se fue a una abadía benedictina de Ambresbury y se hizo religiosa en el 1276, y vivió en paz el resto de sus días.

Se pasaba largas horas en oración,y siempre frente al Sagrario, donde, decía ella, estaba prisionero su gran amor. Siempre pidió, le trataran como la menos importante de todas las religiosas y que jamás tuvieran en cuenta su antigua condición de reina de Inglaterra. Que nunca más le recordaran su pasado. Su santidad creció a pasos agigantados. Falleció santamente en 1291 con el aspecto de una simple benedictina.

Es fácil comprender que la devoción hacia ella haya nacido de modo particular dentro de la orden religiosa de la que ella formó parte, y luego su fama de santidad creció a pasos agicantados.

Su fama de santidad es enorme, aunque nunca haya sido canonizada oficialmente. Muchos, sin embargo, le han tributado culto hasta nuestros días.


 






Compartir en Google+
Publicar un comentario sobre este artículo



(no será publicado)








* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Este artículo no tiene comentarios


Reportar anuncio inapropiado |