Menu

Juan de Gorze, Santo
Juan de Gorze, Santo

Abad, 27 de febrero


Por: Cristina Huete García | Fuente: hagiopedia.blogspot.com



Abad

Santo Tradicional, no incluido en el Martirologio Romano

En Gorze, en la región de Lorena, Juan, abad benedictino.( c.975)

Etimológicamente: Juan = Dios es misericordia, viene de la lengua hebrea.

Breve Biografía

Nació en Vandieres (Metz, Francia), en el seno de una familia de campesinos con grandes propiedades. Estudió en la abadía de Saint Michel, donde parece que aprovechó poco sus enseñanzas. Volvió a su casa donde, huérfano de padre, administró durante algunos años sus vastas posesiones. Su conversión interior estuvo unida al trato espiritual que mantuvo con una monja del monasterio benedictino de San Pedro de Metz, con la que descubrió la práctica ascética del cilicio. En los siguientes años experimentó diversas formas de vida religiosa sin que ninguna le satisficiera: fue ermitaño en Ardenne, recluso en Verdun, peregrinó a Roma, donde visitó la tumba de los apóstoles, después marchó a Nápoles, acudió a Montecasino, que no le impresionó en absoluto y llegó hasta el santuario de San Miguel en el Monte Gargano. La forma de vida que más le gustó fue la que conoció en Beneventano, donde los monjes vivían como los antiguos padres del desierto.

Al regresó a su patria, con algunos amigos que compartían su mismo ideales decidió volver a Italia, cuando el obispo san Adalberón de Metz, tuvo la idea de la reforma de la abadía de Gorze, asi en el 934, Juan y sus compañeros profesaron como monjes benedictinos y se reformó la abadía de Gorze; a Juan se le encomendó el cuidado temporal del monasterio, sin ser el abad. Administró los bienes del monasterio, logró recuperar sus bienes, y reorganizó la hacienda agrícola haciéndola más productiva, e inició la restauración de los edificios y de la iglesia, y rodeó al monasterio de un muro de defensa para protegerlo de las frecuentes invasiones por aquellas tierras. Gorze se convirtió de este modo en el centro de la reforma monástica de Alemania.

El emperador Otón I le envió como embajador en el califato de Córdoba gobernado pr Abderramán, donde estuvo durante dos años y logró el éxito de su misión. En el 967, fue elegido abad de Gorze y las reformas que introdujo se propagaron en muchas abadías benedictinas. Parece que estuvo dotado de una memoria prodigiosa. Murió -el domingo anterior al Miércoles de Ceneiza, es decir en Quincuagésima- rodeado de la estima y admiración de todos cuantos le conocieron. Su culto está unido a la región y abadía de Gorze, Ménard lo registra en su martirologio benedictino el 27 de marzo.

Su vida la escribió Juan de San Arnulfo de Metz, es una obra que tiene valor historico seguro. No ha sido reconocida su santidad canónicamente.

 






Compartir en Google+
Publicar un comentario sobre este artículo



(no será publicado)








* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Este artículo no tiene comentarios


Reportar anuncio inapropiado |