Menu



La Madre Teresa de Calcuta y el amor a los hermanos
La Madre Teresa de Calcuta y el amor a los hermanos
Hay quien dice que mejor que dar un pez a un pobre hay que enseñarle a pescar, que no basta con ayudar a un pobre sino que hay que cambiar el mundo; esto es verdad pero no basta con hablar, hay que actuar...


Por: P. Llucià Pou Sabaté | Fuente:




Un día le dijo un señor a la Madre Teresa de Calcuta: - El trabajo que tú haces, yo no lo haría ni por todo el oro del mundo”. A lo que Teresa de Calcuta le respondió: “ -Yo tampoco: tomamos fuerza de la adoración a Jesús Sacramentado”. Esta anécdota se cuenta tanto de la Madre como de alguna de sus hijas, y expresa un hecho: la entrega por amor, sin condiciones, que da felicidad.

El mes de octubre tiene un sabor a solidaridad: el día del Domund, la beatificación de Teresa de Calcuta nos lo recuerda. Hay quien dice que mejor que dar un pez a un pobre hay que enseñarle a pescar, que no basta con ayudar a un pobre sino que hay que cambiar el mundo; esto es verdad pero no basta con hablar, hay que actuar, ¿yo qué hago por los demás?

Hay mucho que hacer, pero atender las necesidades del necesitado es el primer paso para construir una civilización del amor, y esto es lo que ha hecho la madre Teresa. Ese “mandamiento nuevo” del que habló Jesús y que sigue siendo “nuevo” y que distingue a sus seguidores. Ante un mundo de la eficacia, ¿qué decir de una vida gastada en servicio a los demás? “Dios sólo exige que le sea fiel, decía la Madre Teresa. A los ojos de Dios no son los resultados lo que cuenta. Lo importante para él es la fidelidad”. Y esto significa tener la humildad de sentirse instrumentos: “yo soy un lápiz en las manos de Dios. Un trozo de lápiz con el cual Él escribe lo que quiere”.

Fue una persona fiel, en el servicio a Cristo presente en los pobres. Es muy fácil hablar, pero amar significa llorar con los que lloran. Decía así: “antes mucha gente hablaba sobre los pobres, pero ahora cada vez más gente está hablando con los pobres. Esta es la gran diferencia... los pobres deben sentirse queridos y aceptados. Son Jesús para mí”. Son 53 años de vida de las Misioneras de la Caridad, que así se llama la congregación fundada por la Madre Teresa de Calcuta, con ya miles de religiosas y centenares de sacerdotes que siguen esta espiritualidad al servicio de los pobres. El 7 de octubre de 1950 la Madre Teresa, de origen albanés, nacida en Skopje, Macedonia, comenzó esta aventura espiritual.

En sólo 6 años de su muerte Teresa de Calcuta ha sido beatificada, después de que se probara el milagro de la curación inexplicable y repentina de una mujer de Raiganj (Bengal, India) que tenía un tumor en el abdomen. Hay también otras dos curaciones: una mujer francesa en los Estados Unidos se rompió numerosas costillas en un accidente de tránsito, pero quedó curada milagrosamente por llevar en su cuello una medalla de la Madre Teresa. Y una joven palestina que sufría de cáncer afirmó que quedó curada luego de que la Madre Teresa se le apareció en sueños y le dijo: "Niña, estás curada". La nueva beata, esa mujer pequeñita y llena de arrugas, con una sonrisa que lo llenaba todo y una fuerza de amor inmensa, queda como intercesora de caridad y amor. "El cristiano es alguien que se dona; que se da a sí mismo" decía la madre; así, la vida es darse. "Dios se dona en su Hijo –decía-, María nos dona a su Hijo, y Jesús, el Hijo, se nos dona en la Eucaristía. Esta donación de sí es el amor y hay que amar hasta que duela, porque si no, no es amor". Amar hasta que duela, así hay que dar y preguntarse ¿yo qué doy? ¿Doy hasta que “me duele”, especialmente a los más necesitados? ¿En qué colaboro para construir un mundo mejor? Y para esto no hay que ir a la India, ahí donde estoy, en mi casa: hijos, cónyuge, vecino, compañero de trabajo, amigo... “No dejes que nadie llegue jamás a ti sin que al irse se sienta mejor y más feliz. Sé la expresión viviente de la bondad de Dios; bondad en tu rostro, bondad en tus ojos, bondad en tu sonrisa, bondad en tu cálido saludo”, decía tambien. Recordaban estos días en alguna publicación el famoso “cuestionario” de la Madre:

“¿Cuál es el día más bello? Hoy
¿Cuál es la cosa más fácil? Equivocarse
¿Cuál es el obstáculo más grande? El miedo
¿Cuál es el mayor error? Abandonarse
¿Cuál es la raíz de todos los males? El egoísmo
¿Cuál es la distracción más bella? El trabajo
¿Cuál es la peor derrota? El desaliento
¿Quiénes son los mejores profesores? Los niños
¿Cuál es la primera necesidad? Comunicarse
¿Qué es lo que hace más feliz? Ser útil a los demás
¿Cuál es el misterio más grande? La muerte
¿Cuál es el peor defecto? El mal humor
¿Cuál es la persona más peligrosa? La mentirosa
¿Cuál es el sentimiento más ruin? El rencor
¿Cuál es el regalo más bello? El perdón
¿Qué es lo más imprescindible? El hogar
¿Cuál es la sensación más grata? La paz interior
¿Cuál es el resguardo más eficaz? El optimismo
¿Cuál es el mayor satisfacción? El deber cumplido
¿Cuál es la fuerza más potente del mundo? La fe
¿Quiénes son las personas más necesarias? Los padres
¿Cuál es la cosa más bella de todas? El amor”.


Reportar anuncio inapropiado |



Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre
 Email (no será publicado)

 País


Comentario



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Consultorios
Pedro Luis Llera Vázquez
Experto en Dirección y Gestión de Centros Educativos Privados. Consejería en Educación y Cultura
P. Llucià Pou Sabaté
Asesoría para la educación del Adolescente.
Salvador Casadevall
Espiritualidad conyugal, etapas del matrimonio, perdón, solidaridad y educación de los hijos
Estanislao Martín Rincón
Educadores católicos – Orientación Familiar – Apologética
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |