Menu



Las últimas 24 horas

Las últimas 24 horas
Un film cuyo único objetivo es que el espectador comprenda y conozca al verdadero Jesucristo


Por: Roberto Medina | Fuente: es.catholic.net



Después de un arduo esfuerzo realizado fuera de los Estados Unidos, el actor y productor Mel Gibson ha culminado su sueño al llevar al cine las últimas horas de la vida de Jesucristo, un personaje que ha sido y es causa de contradicción y división, en la película “The Passion of the Christ”.

Este rodaje de Mel Gibson inicia con la oración en el huerto de Getsemaní. Nos revela una verdadera agonía, una auténtica lucha interior. Presenta al Cristo poderoso de los grandes milagros postrado en tierra temblando y sudando por la inminente llegada de su muerte. Aparece también en escena su antiguo adversario Satanás, que trata de persuadirlo de que no sirve de nada que esté sufriendo de esa manera. Mientras sus discípulos predilectos duermen, llega Judas, el traidor, con una hueste de soldados. Jesucristo vence a Satanás anteponiendo sobre todas las cosas la Voluntad de su Padre: se presenta a los soldados y es brutalmente arrestado.

Del huerto le llevan ante los sacerdotes y luego ante el gobernador romano donde es salvajemente azotado. Juan, su apóstol, informa a María, la madre de Jesús que “todo ha comenzado”. Pedro, la “Roca de la Iglesia” niega conocer a Cristo, y Judas sufre en su interior el desgarre de la repugnante traición a su Maestro. A Jesucristo le cargan su cruz y entre insultos, puñetazos y un trato inhumano es llevado al “monte Calvario” donde quedará suspendido entre el cielo y la tierra, clavado en la cruz y con el cuerpo totalmente desfigurado y desangrado. Al final y con una rápida escena cargada de un sentimiento de certeza en una esperanza, muestra al Cristo vivo y resucitado.

Algunos critican la excesiva violencia de la película, otros le achacan un alargamiento sádico en la escena de la flagelación donde Jesucristo, atado a una columna, recibe en su espalda y piernas la descarga de azotes y golpes con varios instrumentos romanos de tortura. Pero no es más que un claro reflejo de lo que en la realidad hicieron los embrutecidos soldados romanos contra el extenuado cuerpo del Señor. El alargamiento de las escenas se podría justificar por la naturaleza misma del film que obligada a mantener la misma vibración en los pasajes que trata de revivir: la Pasión y la muerte de Jesucristo. Sin embargo, para suavizar la tensión del espectador, Mel Gibson intercala el itinerario del “Via Crucis” con escenas tipo “flash back” que muestran episodios de la infancia de Jesús, de su vida pública de predicación, de momentos de convivencia con sus discípulos; son momentos de respiro en medio del suspenso y de la angustia.

Un Cristo humanamente muy cercano es lo que nos ofrece este nuevo film. Un Cristo cuya personalidad es imponente, fuerte, recia y decidida, digna de Aquel que dijo: “El que pone la mano en el arado y vuelve la vista atrás no es digno de mí” y también “el que quiera ganar su vida la perderá, pero el que la pierda por mi causa la encontrará”.

Con una duración de alrededor de dos horas, “The Passion” es toda una enseñanza sobre el hombre, con personajes como Juan, que representa la coherencia, la lealtad y fidelidad a la palabra dada a la amistad de una persona; Judas, que refleja la pérdida desesperada y angustiosa de la identidad interna y personal a causa de la puñalada por la espalda a un amigo como es la traición; Pedro que muestra esa actitud de sinceridad y arrepentimiento cuando reconoce que conscientemente ha negado la amistad, confianza y amor de Jesucristo.

Además, esta película salva y muestra lo esencial: la transmisión del mensaje de Jesucristo a través de escenas como la de la fracción del pan en la última cena que anticipa su sacrificio en la Cruz y la remisión de los pecados por el derramamiento de su Sangre. Un film cuyo único objetivo es que el espectador comprenda y conozca al verdadero Jesucristo que nos amó y entregó su vida por nosotros.


Si quieres darnos tu opinión acerca de la película, te esperamos en los FOROS DE DISCUSION ACERCA DE LA PASION donde encontarás muchos comentarios y los enriquecerás con tu propia experiencia.





Si tienes dudas o quieres comentar este artículo ponte en contacto con alguno de los asesores para jóvenes de Catholic.net. ¡Te los recomendamos a todos!




Suscríbete aquí
para recibir este servicio en tu e-mail







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!