Menu

Razones para vivir juntos sin casarse
Razones para vivir juntos sin casarse

Un profesor mandó en clase que hicieran una encuesta sobre cuáles eran la razones que empujan a los jóvenes a vivir juntos sin casarse. Eran 3 chicos y 5 chicas.


Por: Felipe Santos |




Un profesor mandó en clase que hicieran una encuesta sobre cuáles eran la razones que empujan a los jóvenes a vivir juntos sin casarse. Eran 3 chicos y 5 chicas. Después de 15 días de trabajo, tuvieron que hacer una exposición en público sobre los resultados.


Se hizo el reportaje en casas, familias y amigos e incluso n plena calle. Algunos adultos se sentían incómodos y nos decían: No tenéis edad para eso. Otros, sin embargo, nos han dicho que era un tema interesante.

RESULTADO


Algunos rechazan lo que vive la pareja de sus padres. Es un matrimonio juzgado como plano, triste y aburrido. Quieren halla una forma nueva de vivir para salir de su esclerosis y rutina. Una especie de aventura original y creativa. Vivimos en otro mundo aunque respetemos sus valores.

Los medios de comunicación refuerzan la idea de un cierto escepticismo respecto al papel del matrimonio. No hablan de los que viven felices y bien, sino que banalizan la separación y el divorcio como algo normal. Es lo que podemos llamar un nuevo conformismo.

Miedo a comprometerse por mucho tiempo. Es el riesgo a no poder estar juntos, sino el tema no marcha. En caso de que no vaya bien, la separación puede realizarse sin un drama excesivo ni desgarros dolorosos.

La unión libre se facilita hoy por la prolongación de los estudios y la soledad cuesta soportarla.

Los métodos de la contracepción y la legalización del aborto han modificado mucho la vida de los jóvenes que quieren vivir juntos.

Algunas mujeres han expresado el cambio de su status. Quieren que se le s trate igual que a los hombres, realizarse en su vida profesional y no sólo como ama de casa. Desean que se les tome en serio y rechazan que se les vea al servicio del hombre y de los niños.

Otro dato interesante de la encuesta: el desinterés o el rechazo- incluso indiferencia- acerca de las instituciones. “Casarse en el ayuntamiento o en la iglesia no cambia nada nuestro amor. Es todo una historia de papeles. Algunos ven a lo lejos un matrimonio religioso o civil cuando hayan madurado más.

Otros tienen pánico a tener niños por miedo a hacer desgraciados o huelguistas. Pero la mayoría piensa tener al menos dos hijos por estas razones: consolidación del amor, el amor de los hijos, el deseo de un marco familiar más seguro y duradero para sus hijos.

La unión libre se ve favorecida, a veces, por el hecho de que los dos trabajan. Esto les permite vivir sin depender de sus padres.

La vida sexual se considera como un tema estrictamente personal, una “propiedad privada” que no tiene que nada con nadie, una forma de vivir libremente. Dos parejas nos han indicado que habían cambiado respecto a este punto, en el sentido de que su matrimonio tenía una valor social, porque “se sienten solidarios con los demás”.

La mayoría de las parejas entrevistadas nos han hablado de que el tiempo pasa rápido: no sabemos lo que será el futuro con todos los cambios tan rápidos. Lo que importa es amarse mucho ahora.


* Para mayor información, visita nuestra biblioteca virtual.

* ¿Qué opinas sobre el tema? Comparte tu opinión.

* ¿Dudas, inquietudes? Pregúntale a un experto

* ¿Te gustó nuestro servicio? Suscríbete a nuestro boletín mensual





Compartir en Google+




Consultorios
Pedro Luis Llera Vázquez
Experto en Dirección y Gestión de Centros Educativos Privados. Consejería en Educación y Cultura
P. Llucià Pou Sabaté
Asesoría para la educación del Adolescente.
Salvador Casadevall
Espiritualidad conyugal, etapas del matrimonio, perdón, solidaridad y educación de los hijos
Estanislao Martín Rincón
Educadores católicos – Orientación Familiar – Apologética
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |