Menu



La vocación religiosa, una llamada atractiva
La vocación religiosa, una llamada atractiva
Entre no pocos cristianos cunde un pesimismo enorme respecto a la escasez de vocaciones para el sacerdocio y la vida religiosa consagrada. La edad media de los consagrados a la misión evangelizadora es avanzada.


Por: Felipe Santos | Fuente:




Entre no pocos cristianos cunde un pesimismo enorme respecto a la escasez de vocaciones para el sacerdocio y la vida religiosa consagrada.


La edad media de los consagrados a la misión evangelizadora es avanzada. Pero la Iglesia, alentada por el Espíritu Santo, saldrá de este bache más tarde o más pronto. No es la primera vez que esto sucede.

¿Qué es lo que ocurre?

1. Al joven de hoy - no a todos - no le fascina la vocación. Esto mismo le sucedió a Jesús. Los Apóstoles quedaron unidos a El por una admiración no común; habían percibido la bondad que salía de él y por eso le preguntaron:¿Dónde vives?. Y se fueron a estar con él. Hoy hacen falta sacerdotes y religiosos/as que muestren experiencias de Dios, particularmente cercanas a los jóvenes religiosos de hoy, aunque deben comprender las condiciones diarias de la relación de los consagrados con el Padre a la luz del acontecimiento de la Encarnación, liberándose de la fascinación momentánea de lo extraordinario. Hay que emplear los medios de comunicación con modelos ejemplares por su entrega y su alegría con Dios.

2. La vocación es una llamada y una gracia; está fuera de nuestras posibilidades el inspirarla y hacerla nacer.

La iniciativa es de Dios. Es una constante en la vocaciones bíblicas y lo repite Jesús: No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os ha elegido. Es necesario orar y trabajar, acoger y dar gracias, aún sólo por una vocación, observar y descubrir. No hay que lamentarse. Hay vocaciones.

Necesitan a personas que les hablen y que les fascine su estilo de vida.


3. La vocación es un camino estrechamente unido a la maduración en la fe, en un diálogo con Dios que dura toda la vida. La condición fundamental para que surja, dice el Rector Mayor de la Familia Salesiana, es desarrollar la vida cristiana en todos sus aspectos: verdad, costumbres, oración. Han desaparecido casi las vocaciones de carácter sociológico.

Una fuerte personalización de la fe y una vida interiormente unida a Cristo son indispensables para que maduren propuestas según la palabra del Señor.¿ Recordáis el diálogo del joven rico con Jesús? Pues bien, no basta ser honestos. Se trata de captar dimensiones misteriosas de nuestra existencia.


4, Cada uno experimenta esta llamada , porque Dios tiene un proyecto para cada persona. Es necesario que todos se hagan conscientes de ello. A nosotros nos toca ayudar a cada uno a desarrollar su vocación con un programa apropiado: para la vida laical, para el sacerdocio, la vida consagrada, la secularidad consagrada.


Reportar anuncio inapropiado |



Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre
 Email (no será publicado)

 País


Comentario



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Consultorios
Pedro Luis Llera Vázquez
Experto en Dirección y Gestión de Centros Educativos Privados. Consejería en Educación y Cultura
P. Llucià Pou Sabaté
Asesoría para la educación del Adolescente.
Salvador Casadevall
Espiritualidad conyugal, etapas del matrimonio, perdón, solidaridad y educación de los hijos
Estanislao Martín Rincón
Educadores católicos – Orientación Familiar – Apologética
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |