Menu



CUANDO EL DIABLO ATACA
CUANDO EL DIABLO ATACA
Cuando el diablo ataca siembra en ti la desesperanza. Pierdes la alegría de vivir, la ilusión por las cosas pequeñas, lo hermosa que es la vida cotidiana


Por: | Fuente:



Cuando el diablo ataca siembra en ti la desesperanza. Pierdes la alegría de vivir, la ilusión por las cosas pequeñas, lo hermosa que es la vida cotidiana.

Cuando el diablo ataca, te llenas de inquietudes y angustias, de un odio profundo, un deseo irracional de hacer daño.

Cuando el diablo ataca, te hace olvidar que él existe y que eres un hijo del Dios vivo.

Cuando el diablo ataca te hace perder la vergüenza, vives el momento en una euforia de la que te arrepentirás el resto de tu vida.

El diablo con sus insidias marchita tu alma como una flor hermosa que se va secando y es pisoteada por los que pasan.

Un hijo de Dios debe saber cómo reconocer los ataques sutiles del demonio.

Decía un sacerdote que el diablo es como un perro rabioso encadenado. Sólo si te le acercas podrá hacerte daño.

El problema es que solemos verlo como un perrito inofensivo y nos vamos acercando hasta meter nuestra mano y nuestra alma entre sus fauces.

La magnitud del pecado es algo que ni siquiera puedes imaginar.

¿Qué mueve al demonio? El odio. Te detesta en lo más profundo de su ser.
¿Qué desea? Tu alma. Para verte sufrir una eternidad alejado de Dios.

Se goza cuando ofendes a Dios. Disfruta viendo cómo las almas de los elegidos se pierden y se van llenando de cicatrices y olores nauseabundos, para luego desgarrarse en el infierno.

Una vez leí esta frase impactante: “Qué tristeza, perder una hermosa eternidad, por un poco de tierra”.

Se cuenta que santa Teresa pudo ver un alma en pecado mortal, y casi cae muerta de espanto ante esta horrorosa visión.

Son almas muertas, alejadas de Dios, en las que no hay alegrías ni esperanza. No hayan el camino de vuelta, porque se sumergen cada vez más profundamente en su propio pecado. Los videntes de Fátima las vieron cuando tuvieron la visión espantosa del infierno.

San Francisco de Asís amaba tanto a Dios que le espantaba la sola idea de ofenderlo. Lloraba por los bosques de Asís gritando “El Amor no es Amado” “El Amor no es amado”. Y se hacía acompañar por un compañero para poder confesar en el acto cualquier mal pensamiento, cualquier cosa que ofendiera el corazón tierno de nuestro Dios.

¿Qué debo hacer?
Reconciliarme con Dios. Empezar a cuidar mi alma, el estado de gracia.
Decía un santo: “Sólo tienes un alma. Si la pierdes, ¿qué harás?”

Procura vivir lo que Dios te pide: perdonar, amar, compartir, hacer el bien.

Tus buenas obras quedarán grabadas en el corazón de Dios.

Aún hay tiempo.

Tenemos el tiempo de gracia y de Misericordia que Dios nos concede a todos. No cierres tu corazón al llamado que te hace el Padre Eterno.

Encuentra la paz que sólo Dios te puede dar.

Aspira a lo más hermoso: la santidad.
Vive lo extraordinario: el Evangelio.
Reportar anuncio inapropiado |



Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre
 Email (no será publicado)

 País


Comentario



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Consultorios
Pedro Luis Llera Vázquez
Experto en Dirección y Gestión de Centros Educativos Privados. Consejería en Educación y Cultura
P. Llucià Pou Sabaté
Asesoría para la educación del Adolescente.
Salvador Casadevall
Espiritualidad conyugal, etapas del matrimonio, perdón, solidaridad y educación de los hijos
Estanislao Martín Rincón
Educadores católicos – Orientación Familiar – Apologética
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |