Menu



Basílica de Chiquinquirá y San Juan de Dios
Maracaibo, Venezuela
El primero de Enero de 1921, esta iglesia es elevada a la categoría de basílica menor por el Papa Benedicto XV


Por: Manuel Gómez | Fuente: zulianuestro.blogspot.com



En algún momento de nuestra vida, nosotros los zulianos, nos hemos preguntado, ¿porque la casa de nuestra patrona La Virgen de Chiquinquirá? Tiene el nombre de Basílica de Chiquinquirá y San Juan de Dios, púes bien, esta es la historia: Corre el año de 1686, el Capitán Juan de las Nieves Andrade, decide construir una ermita de palmas, enea y barro, dotándola de capellanía para que se oficiara misa en honor a San Juan de Dios de quien era devoto, de tal manera que se oficiaran misas los días domingos y fiestas de guardar, esta ermita tenia para la época de su construcción a sus lados dos cementerios, uno para adultos y otro para niños.

En el año de 1712, el Gobernador de la Provincia de Maracaibo es el Coronel Francisco de la Roche Ferrer, quien toma posesión del cargo el 14 de Octubre de ese año, este decide la construcción de una pequeña capilla que se anexo a la ermita de San Juan de Dios con el objeto de venerar allí a la virgen de Chiquinquirá de quien era devoto, donando además una lámpara de plata y un marco para la imagen, posteriormente Guillermo Tomás de Roo, sustituye en el cargo de Gobernador a Francisco de la Roche Ferrer y ordena derribar la capilla construyendo en el mismo lugar una más amplia entre los años de 1717 y 1723, en 1770, Pedro González de Acuña, mayordomo de la iglesia construye la primera torre.

José de Jesús Romero es quien inicia de manera definitiva la construcción de la iglesia de San Juan de Dios, esta consta de tres espaciosas naves y dos elegantes torres, en su altar mayor se celebro misa por primera vez el domingo 17 de Octubre de 1858, a partir de este momento se denomino Parroquia de Nuestra señora de Chiquinquirá y San Juan de Dios.

Siendo párroco de la basílica el padre Antonio María Soto y Obispo de Maracaibo Arturo Celestino Álvarez, se solicita a la Santa sede los honores de canónica coronación para la Virgen de Chiquinquirá, lo que se concede con fecha 16 de Julio de 1917. El primero de Enero de 1921, esta iglesia es elevada a la categoría de basílica menor por el Papa Benedicto XV, debido a un pedimento de Monseñor Arturo Celestino Álvarez, quien era obispo de Maracaibo para la época.

En 1921 se creo la Corporación Zuliana para la coronación de nuestra señora de Chiquinquirá, esta corporación tenia como objeto la reconstrucción completa de la Iglesia, la cual culmina en el año de 1935 en sus partes exteriores, pero es en el año de 1941 cuando finalmente se termina la construcción del templo.

El 18 de Noviembre de 1942 se procede a la coronación de la Virgen en los terrenos de la ciega, el Obispo de Maracaibo por esos años Monseñor Marcos Sergio Godoy, tiene en sus manos la organización y dirección de este gran momento para la historia del Zulia, Monseñor Arturo Celestino Álvarez para el momento Obispo de Calabozo tiene el honor de ser el orador de orden en este día. Los festejos comienzan con la procesión a las 7 de la mañana, esta sale de la basílica y enfila hacia la calle Venezuela, para llegar a la ciega en la avenida el milagro, inicia la procesión la carroza que lleva la corona de la virgen acompañada por niños vestidos de ángeles, luego la carroza donde va la santa imagen de la virgen, acompañada de los cargadores de la virgen, las bandas de los diferentes colegios de Maracaibo y otras ciudades, las bandas de guerra de las fuerzas armadas y la representación de todos los colegios y liceos de la ciudad. El día de la coronación se soltaron palomas con los colores del tricolor patrio, los barcos de Guerra anclados en el puerto pertenecientes a la armada de Venezuela lanzaron saludos con salvas de cañón en honor a la patrona, todas las iglesias sonaron sus campanarios y aviones de la fuerza aérea de Venezuela dejaron caer sobre el terreno de la ciega una lluvia de flores.

La corona pesa 10 Kg y esta construida de oro puro de 18 quilates, su arco inferior mide 27 cm y 44 cm en su parte más ancha, su altura es de 43 cm y tiene además incrustadas piedras preciosas, su costo fue sufragado totalmente con donaciones del pueblo y su valor para aquel tiempo fue de 250.000.oo bolívares.

Sobre la aparición de la virgen, cuenta la historia que en aquel tiempo era común el uso del Lago como sitio de lavandería, las lavanderas que así se llamaba a las personas que lavaban ropa a orillas del lago se congregaban a realizar sus quehaceres diarios, un día en aguas del lago apareció una tablita que una de las lavanderas pensó serviría para tapar la tinaja de agua que tenia en su casa, pasaron varios días y una mañana entregada a sus labores del hogar comenzó a sentir unos golpes tras de sí, no le presto importancia pero los golpes continuaban, se acerco al sitio del cual provenían los golpes y observo que en la tablita que tapaba la tinaja una figura comenzaba a aparecer, parece un santo pensó, y tomando la tablita la coloco en la pared, con el pasar de los días la figura se hizo más notoria y una mañana finalmente resplandeció, al ver esto la viejecita corrió hacia la calle gritando: ¡milagro!, ¡milagro!, los vecinos se acercaron y pudieron observar la manifestación de lo que se constituiría definitivamente en la reina madre celestial de todo el pueblo zuliano, nuestra Virgen del Rosario de Chiquinquirá. Se dice que la viejecita que recogió la tablita, no se conoce su nombre, sin embargo dicen que la dueña de la casa donde se manifestó el milagro respondía al nombre de María Cárdenas, esta casa esta situada donde hoy día se levanta el monumento a la Virgen de Chiquinquirá en lo que antes fue llamada La calle de las ciencias y que en tiempos de la aparición se llamo La calle del milagro.

Según el Padre Nectario María la aparición de la Virgen de Chiquinquirá data del 18 de noviembre de 1749, otros historiadores sostienen que apareció en el año 1709, cualquiera que sea la fecha fue un 18 de noviembre y todo el pueblo zuliano se presta en esta fecha a celebrar las festividades de su santa patrona, en tiempos de antaño era muy común estrenar ropa por esos días, con la advertencia de nuestros padres el tratar de no dañarla porque esa era la que usaríamos nuevamente en navidad.

Las dimensiones de la tablita son las siguientes: 26 Cm de ancho, 25 Cm con 3 mm de alto, en su interior la imagen de la Virgen de Chiquinquirá con un niño en su brazo izquierdo, a la izquierda de la virgen San Andrés quien sostiene un libro abierto y a la derecha de la virgen San Antonio sujetando en su mano derecha el lirio de la castidad.

Estampa que ya no vemos en las fiestas patronales son las dulceras quienes con sus azafates y sus pequeños taburetes se acercaban al templo cerca de las dos de la tarde provistas de abanicos de flecos para espantar las moscas y ofrecernos los cartuchos de confites, las bolitas de leche con clavitos de comer, gofios y alfeñiques, paledoñas, besitos de coco, merengues, chupa-chupa, maní tostado en totumas o en laticas de sardinas y los insuperables calabazates.




Reportar anuncio inapropiado |



Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre
 Email (no será publicado)

 País


Comentario



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Reportar anuncio inapropiado |