Menu



Para comulgar es necesario estar en gracia de Dios
Para comulgar es necesario estar en gracia de Dios
El ayuno eucarístico, hoy día, se ha reducido a una hora87 para sólidos y líquidos (incluso bebidas alcohólicas).


Por: P. Jorge Loring | Fuente: Para Salvarte



52.- PARA COMULGAR ES NECESARIO ESTAR EN GRACIA DE DIOS Y HABER GUARDADO EL AYUNO EUCARÍSTICO.



1. El ayuno eucarístico, hoy día, se ha reducido a una hora87 para sólidos y líquidos (incluso bebidas alcohólicas).

Este mismo margen hay que dejar para las comuniones de media noche (Misa de Nochebuena).

La hora se entiende aproximadamente. Si faltan cinco o diez minutos, no importa.

El agua y las medicinas no rompen el ayuno. No importa haberlas tomado incluso un momento antes de comulgar.

El ayuno eucarístico queda suprimido para los enfermos, aunque no guarden cama, para los fieles de edad avanzada, y para las personas que cuidan enfermos y ancianos o familiares de éstos que desean recibir con ellos la Sagrada Eucaristía
88.

A los enfermos se les puede llevar la comunión a cualquier hora del día o de la noche
89.

En caso de necesidad se puede recibir la comunión bajo la sola especie de vino, si les cuesta tragar
90.

Normalmente se suele recibir la comunión una vez al día.
Se puede comulgar de nuevo, por segunda vez, cualquier día con tal de que sea oyendo misa entera
91.

Pero para comulgar la primera vez del día, no es necesario oír misa.

También pueden comulgar por segunda vez en el día los que acompañan al que recibe el viático
92.

Se puede comulgar sin haber guardado ayuno eucarístico, en peligro de muerte y para evitar una irreverencia al Santísimo Sacramento, por ejemplo, en un incendio, en una inundación, en una persecución religiosa, etc. En estos casos, si no hay sacerdote, podrá administrar la comunión, a otros y a sí mismo, cualquier seglar que esté en estado de gracia. Si uno no está en gracia, que haga un acto de contrición.





2. Además del ayuno, para comulgar hay que estar en gracia de Dios
93.

Cuando tenemos la desgracia de cometer un pecado grave, ya no estamos en gracia de Dios; por lo tanto, así no podemos comulgar
94; y si comulgamos sabiendo que estamos en pecado grave, cometemos un pecado tremendo que se llama sacrilegio. Dice San Pablo que quien comulga indignamente «se traga su propia condenación»95.

Aunque con un acto de contrición perfecta -como luego diremos- se perdonan los pecados, con todo, quien tiene conciencia de estar en pecado grave no puede comulgar sin antes confesarse, a no ser «por causa grave». Así lo manda la Santa Iglesia, en el Código de Derecho Canónico
96.

Causa grave es aquella necesidad moral que, si no se atiende, nos produce un grave perjuicio; como sería el que los demás adviertan que estamos en pecado mortal.

Por eso, si después de acercarte a comulgar te das cuenta que estás en pecado grave, no es necesario que retrocedas: puedes comulgar haciendo antes un acto de contrición, con propósito de confesarte después
97.

Si tienes duda de estar en gracia, puedes comulgar haciendo antes un acto de contrición
98.

Como te explico en el nº 84, puedes hacer un acto de contrición en tres palabras: «Dios mío, perdóname».

Juan Pablo II afirmó que la confesión es imprescindible para quien tiene conciencia de pecado grave y quiere acercarse a la comunión.

El Papa dijo que la preparación penitencial del comienzo de la Santa Misa no es suficiente para que pueda comulgar el que tenga conciencia de pecado grave
99.

No es necesario confesarse cada vez que uno comulga, a no ser que se tenga sobre la conciencia algún pecado grave. Dijo Juan Pablo II el 30 de enero de 1981: «está y estará vigente siempre en la Iglesia la norma, establecida por San Pablo y por el mismo Concilio de Trento
100, por la cual a la digna recepción de la Eucaristía se debe anteponer la confesión de los pecados, cuando uno es consciente de pecado grave»100.

Los que creen estar en gracia de Dios, pueden acercarse a comulgar sin confesarse previamente. Sin embargo, es muy recomendable hacer siempre un acto de contrición perfecta antes de acercarse a comulgar.

Sobre el acto de contrición te hablo en los núms. 80-84.


_____________________________



  1. Nuevo Código de Derecho Canónico, nº 919,1regresar
  2. Nuevo Código de Derecho Canónico, nº 919, 3regresar
  3. PABLO VI: Encíclica Eucharisticum Mysterium, 40regresar
  4. Nuevo Código de Derecho Canónico, nº 925.regresar
  5. Nuevo Código de Derecho Canónico, nº 917; Acta Apostolicae Sedis, (7-VIII-84)746regresar
  6. Revista ECCLESIA, 1637(7-IV-73)421regresar
  7. Nuevo Catecismo de la Iglesia Católica nº1385regresar
  8. Nuevo Catecismo de la Iglesia Católica nº1415regresar
  9. SAN PABLO: 1ª Carta a los Corintios, 11:27ssregresar
  10. Nuevo Código de Derecho Canónico, nº916regresar
  11. ANTONIO ROYO MARÍN,O.P.: Teología Moral para seglares, 1º, 2ª, I, nº,421,3º. Ed. BAC.Madridregresar
  12. ANTONIO ROYO MARÍN, O.P.: Teología Moral para seglares, 2º,2ª,III,nº151,2º. Ed. BAC.Madridregresar
  13. Diario YA del 16-VI-83, pg.21regresar
  14. Sesión XIII, Cap.7, Canon XI: DENZINGER: Magisterio de la Iglesia, nº 880 y 893. Ed.Herder.Bar.regresar
  15. Revista ECCLESIA, 2018 (14-II-81)8regresar


Reportar anuncio inapropiado |



Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre
 Email (no será publicado)

 País


Comentario



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Consultorios
Pedro Luis Llera Vázquez
Experto en Dirección y Gestión de Centros Educativos Privados. Consejería en Educación y Cultura
P. Llucià Pou Sabaté
Asesoría para la educación del Adolescente.
Salvador Casadevall
Espiritualidad conyugal, etapas del matrimonio, perdón, solidaridad y educación de los hijos
Estanislao Martín Rincón
Educadores católicos – Orientación Familiar – Apologética
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |