Menu


Yoga: ¿Son separables la teoría y la práctica?
Valoración crítica, documentación sobre esta práctica y evaluación de la invalidez de ciertos puntos de vista tratados al hablar de Yoga.


Por: John Ankerberg y John Weldon | Fuente: Catholic.net



La premisa básica de la teoría del yoga es la unidad esencial de toda existencia: Dios, el hombre y toda la creación son en el fondo una realidad divina. Un editorial del “Yoga Journal” muestra esta premisa básica:

Todos somos conscientes de que yoga significa “unión” y que la práctica del yoga une el cuerpo, la respiración y la mente, los centros de energía inferiores y superiores y finalmente el yo con Dios, o Ser supremo. Pero, en términos generales, el yoga dirige nuestra atención a la unidad o a la unicidad subyacente en nuestras experiencias fragmentadas y a nuestro mundo igualmente fragmentado. La familia, los amigos, la guerrilla Druze en el Líbano o la gran migración de ballenas hacia el norte – todo comparte la misma naturaleza esencial [divina] (594:4) .

Esto es por lo que el yoga físico y la Filosofía oriental son mutuamente interdependientes, en el fondo, no se puede tener lo uno sin lo otro. David Fetcho, un investigador con una larga experiencia en la teoría y en la práctica del yoga, afirma:

El yoga físico, según su definición clásica, es intrínseca y funcionalmente incapaz de ser separado de la metafísica de las religiones orientales. El practicante occidental que intente hacer esto lo está haciendo desde la ignorancia y en peligro, tanto desde el punto de vista del yogui como desde el punto de vista cristiano. (725:2) .

Una de las mayores autoridades dentro del yoga kundalini es Gopi Krishna. En su artículo “El auténtico objetivo del yoga” dice: “El objetivo del yoga es pues el alcanzar el estado de unidad o la unicidad con Dios (Brhaman), [y] seres espirituales..." (592:14)

Feuerstein y Miller, autoridades en yoga, comentan que las posturas (asanas) del yoga y sus técnicas de respiración (pranayama) son mucho más que simples ejercicios físicos:
Otra vez, vemos que el control de la energía vital (prana) por medio de la respiración, así como con los asanas, no son meramente ejercicios físicos, sino que están acompañados de ciertos fenómenos psicomentales. En otras palabras, todas las técnicas que se encuadran bajo los epígrafes de asanas y pranayama, como por ejemplo los mudras y los bandhas (posiciones físicas y gestos simbólicos del cuerpo que utilizan el pranayama y la concentración para propósitos físicos y espirituales) del Hathayoga, son ejercicios psicosomáticos. Este punto desafortunadamente es poco conocido por los que practican en occidente… (593:27-28)

De hecho, la práctica del yoga está destinada para validar la teoría oculta del yoga. Y como señalamos, la teoría del yoga enseña que todo es, en su auténtica naturaleza interna, divino – no sólo divino sino que en el fondo igual a cualquier otra cosa – cualquier otra cosa desde Dios y el diablo, un atleta o el virus del SIDA.

La teoría del yoga enseña también que en su naturaleza exterior, todo es maya o ilusión. Por ejemplo, el hombre solamente es divino en su espíritu interior; su ”naturaleza externa” con cuerpo y personalidad son en el fondo una ilusión que le separa del conocimiento de su divinidad interior real. Por tanto, otro propósito del yoga debe ser el desmantelar la personalidad externa – la parte ilusoria del hombre – para que la supuesta divinidad impersonal pueda “emerger” progresivamente desde dentro de su conciencia escondida (…)

Esto es por lo que a los que practican yoga sólo por razones de salud física o mental son en el fondo víctimas de un juego de confianza. Se les promete una mejor salud y pocos de ellos sospechan que el objetivo del yoga es destruirles como individuos. Como comentan las autoridades en yoga Feuerstein y Miller, el yoga trae consigo “un progresivo desmantelamiento de la personalidad humana que termina en una abolición completa. Con cada paso del yoga (anga), lo que llamamos ‘hombre’ es demolido un poco más. (593:8).

En su libro “Yoga como método de liberación”, Moti Lal Pandit observa que (como en el budismo) “ el objeto del yoga es realizar la libración de la condición humana. Para lograr esta liberación, han sido concebidos diversos métodos psicológicos, físicos, mentales y místicos. Todos estos métodos son antisociales (a veces antihumanos) en los que el yoga prescribe una forma de vida que dice: esta vida mortal no vale la pena vivirla." (595:41) .

El yoga es después de todo una práctica religiosa que pretende producir la “unión” con una realidad impersonal y última como Brama y Nirvana. Si la realidad última es impersonal ¿qué valor tiene entonces nuestra personalidad? Para que una persona logre la unión con Brama, su “yo” falso debe ser destruido y sustituido por la conciencia de su auténtica naturaleza divina. Ese es el auténtico objetivo del yoga (…) Si examinamos con más detalle la teoría del yoga es más fácil comprender porqué la práctica del yoga tiene semejantes objetivos específicos y ocultos.

Uno de los textos más autorizados sobre la teoría del yoga según la perspectiva hindú es el texto de Pantajali sobre el raja yoga titulado “Yoga Sutras” (p.ej. 596).En este texto se desarrollan las tradicionales ocho “ramas”o partes del yoga. Estos están definidos dentro del contexto de la cosmovisión hindú básica (reencarnación, karma, y moksha, o liberación) y están destinados a apoyar y reforzar las creencias hindúes. Cada “rama” tiene un objetivo espiritual y juntas forman una unidad. Las ramas son:

  • Yama (auto-control, comedimiento, devoción a los dioses [p.ej. Krishna] o el Dios final impersonal [p.ej., Brama]
  • Niyama (deidades religiosas, prohibiciones, observancia)
  • Asana (posturas propias de la práctica del yoga; estas representan el primer escalón en el asilamiento de la conciencia y son componentes vitales para la "trascendencia de la condición humana" 601:54)
  • Pranayama (el control y el gobierno de la respiración y de la supuesta energía dentro del cuerpo humano [prana] para desarrollar la salud espiritual [oculta], la consciencia y la evolución)
  • Prayahara (control sensorial o privación, es decir, retirarle a los sentidos cualquier nexo con objetos externos)
  • Dharana (concentración profunda, o control mental)
  • Dhyana (contemplación profunda que parte de la meditación oculta)
  • Samadhi (instrucción en lo oculto o "realización en Dios [Brahman]" es decir, la "unión" de lo "individual" con Dios).

Dado que los ocho pasos son interdependientes, los pasos de “posturas” y “respiración” lógicamente no pueden separarse de los demás. Por tanto, esta interdependencia de los ochos pasos revela porqué los ejercicios físicos del yoga están diseñados para preparar al cuerpo a los cambios espirituales (ocultos) que supuestamente ayudarán a uno a darse cuenta de su estatus divino.

El concepto de prana (“respiración”) es la clave en el procedimiento. Pranayama se refiere al conocimiento y al control del prana, o energía mística, no simplemente al control de la respiración física (979:592). Se cree que prana es la energía divina universal que se encuentra detrás del mundo material (asaka). Se dice que prana tiene cinco formas y es la manifestación de toda la energía. El Swami Nikhilananada lo describe en su Vivenakanda –El Yoga y otros trabajos como “ el infinito, la manifestación omnipresente del poder de este universo” (979:592). El control perfecto del prana le hace a uno Dios. Uno puede tener “conocimiento infinito, poder infinito, ahora”:

¿Qué poder en la tierra podrá no ser suyo?. El será capaz de mover el sol y las estrellas fuera de su sitio, de controlar todo el universo desde los átomos a los mayores soles. Este es el fin y el objetivo del pranayama. Cuando el yogi alcance la perfección no habrá nada en la naturaleza fuera de su control. Si el ordenara a los dioses o al alma de los muertos que vinieran, vendrían cumpliendo sus órdenes. Todas las fuerzas de la naturaleza le obedecerían como esclavos… El que controle el prana controlará con su propia mente todas las mentes … y todos los cuerpos que existen. (979:592-93)

El propósito del pranayama también es hacer surgir el poder enrollado en el chakra muladhara llamado kundalini:

Entonces la naturaleza entera comenzará a cambiar y la puerta del conocimiento (mente) se abrirá. No necesitarás más los libros para adquirir conocimiento, tu mente se convertirá en tu libro, conteniendo un conocimiento ilimitado (979:605).

Siguiendo el Vivekananda, todas las manifestaciones de lo oculto se logran mediante el control del prana a través del yoga:

En todos los países vemos sectas que tratan de lograr el control del prana. En este país hay sanadores, espiritualistas, científicos cristianos, hipnotizadores y demás. Si examinamos estas diferentes sectas, veremos que en el fondo de cada una está el control del prana, lo sepan o no. Si reduces todas las teorías, ese será el resultado. Es una única y misma fuerza la que están manipulando…así es que vemos que el pranayama incluye todo lo que es cierto incluso en el espiritismo. De forma similar, encontrarás que cuando cualquier secta o grupo de personas están intentando descubrir algo oculto, misterioso o escondido, están realmente practicando algún tipo de yoga para controlar su prana. Encontrarás que donde sea que haya una manifestación de poder extraordinario, esto es la manipulación del prana (979:593,599)

En otras palabras, prana, Dios, y la energía oculta son una misma y única cosa. El que practique la respiración del yoga (pranayama) está, por definición, intentando manipular la energía oculta (divina).

Esta información es una parte de la sección sobre el tema del “Yoga” en la Enciclopedia de las Creencias de la Nueva Era, de John Ankerberg y John Weldon (Harvest House Publicaciones, Eugene, Oregon. 1996. pág. 600-602). El libro cubre un amplio repertorio de temas, incluye un extenso índice, y está muy documentado para facilitar más la investigación.
Los autores escriben:

Al ofrecer al lector una básica valoración crítica, teníamos tres objetivos en mente. Uno era documentar y criticar el impacto colectivo de la nueva espiritualidad en nuestra cultura. El otro era documentar la naturaleza o el potencial básicamente espiritista de estás prácticas y enseñanzas. Por último, queríamos describir y evaluar la validez o invalidez de los temas desde diferentes perspectivas como la científica, la ética, la médica y la bíblica. .

- Notas al pie -

Bibliografía numerada como en el libro. El primer número indica la referencia, el segundo número es el número de página.
593:4. Editorial, Yoga Journal, May/June 1984. Back
725:2. Dave Fetcho, "Yoga," Berkeley, CA:Spiritual Counterfeits Project, 1978. Back
592:14. Gopi Krishna, "The True Aim of Yoga," Psychic, January-February, 1973. Back
593:27-28. George Feuerstein, Jeanine Miller, Yoga and Beyond: Essays in Indian Philosophy, New York: ScSchocken1972. Back
593:8. George Feuerstein, Jeanine Miller, Yoga and Beyond: Essays in Indian Philosophy, New York:Schockenn, 1972. Back
595:41. Moti Lal Pandit, "Yoga as Methods of Liberation," Update: A Quarterly Journal on New Religious Movements, Aarhus, Denmark: The Dialogue Center, vol. 9, no. 4, December 1985. Back
596. Rammurti S. Mishra, Yoga Sutras: The Textbook of Yoga Psychology, Garden City, NY: Anchor Books, 1973. Back
979:592. Swami Nikhilananda, Vinvekananda, the Yogas and Other Works, New York: Ramakrishna and Vinekananda Centre, 1953. Back
979:592. Swami Nikhilananda, Vinvekananda, the Yogas and Other Works, New York: Ramakrishna and Vinekananda Centre, 1953. Back
979:592. Swami Nikhilananda, Vinvekananda, the Yogas and Other Works, New York: Ramakrishna and Vinekananda Centre, 1953. Back
979:605. Swami Nikhilananda, Vinvekananda, the Yogas and Other Works, New York: Ramakrishna and Vinekananda Centre, 1953. Back
979:593,599. Swami Nikhilananda, Vinvekananda, the Yogas and Other Works, New York: Ramakrishna and Vinekananda Centre, 1953. Back

 

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |