Menu

El Eneagrama
La estrella de nueve puntos y sus alcances.


Por: Padre Jordi Rivero | Fuente: Catholic.net



Ver también: Los Católicos y la Nueva Era, Mitch Pacwa, Ediciones Florida Center for Peace (P.O. Box 431 306 Miami. Fl. 33143) | Enneagram theory of personality.

El "eneagrama" lleva más de veinte años presentándose como un "método de crecimiento espiritual" para "conocerse uno mismo" según "arquetipos de personalidad". Se promueve como una ayuda para adquirir "balance e integridad personal".

Es hora de decir la verdad para evitar que el eneagrama continúe confundiendo a los que desean crecer espiritualmente. En 1991, Catholics United for the Faith publicó la devastadora crítica de Tim Pickford, sobre el eneagrama titulada: Evaluation of Enneagram Spirituality. Basándose en los libros favorables al eneagrama, Pickford demuestra que éste método distorsiona los Evangelios, contradice la doctrina católica, confunde el lenguaje y por consecuencia es una amenaza a la fe. El eneagrama carece de fundamento tanto en la tradición cristiana como en la ciencia. Se presenta falsamente como método psicológico. Pero su verdadera identidad está más bien en el esoterismo, en "sabiduría secreta" procedente de una amalgama de fuentes gnósticas.

¿Que dice la Iglesia?

El documento oficial de la Santa Sede, Jesucristo Portador del Agua de la Vida, es una reflexión cristiana sobre la “Nueva Era”. Entre los fenómenos que en el se tratan está el eneagrama. En el glosario lo describe así:

Eneagrama: (del griego ennéa = nueve + gramma = signo) el nombre designa un diagrama compuesto por un círculo con nueve puntos en su circunferencia, unidos entre sí por un triángulo y un hexágono circunscritos. Originariamente se utilizó para la adivinación, pero recientemente se ha popularizado como símbolo de un sistema de tipología de la personalidad que consta de nueve tipos caracterológicos básicos. Se hizo popular tras la publicación del libro The Enneagram de Helen Palmer, pero la autora reconoce su deuda con el médico y pensador esotérico ruso G. I. Gurdjieff, el psicólogo chileno Claudio Naranjo, y el autor Óscar Icazo, fundador de Arica. El origen del eneagrama permanece envuelto en el misterio, si bien algunos sostienen que procede de la mística sufí.

El citado documento advierte sobre el eneagrama:
(La Nueva Era) es solamente un nuevo modo de practicar la gnosis, es decir, esa postura del espíritu que, en nombre de un profundo conocimiento de Dios, acaba por tergiversar Su Palabra sustituyéndola por palabras que son solamente humanas. La gnosis no ha desaparecido nunca del ámbito del cristianismo, sino que ha convivido siempre con él, a veces bajo la forma de corrientes filosóficas, más a menudo con modalidades religiosas o pararreligiosas, con una decidida aunque a veces no declarada divergencia con lo que es esencialmente cristiano ». Un ejemplo de esto puede verse en el eneagrama, –un instrumento para el análisis caracterial según nueve tipos– que, cuando se utiliza como medio de desarrollo personal, introduce ambigüedad en la doctrina y en la vivencia de la fe cristiana.

-Jesucristo Portador del Agua de la Vida 1.4


Breve historia del eneagrama

El eneagrama fue popularizado en el Occidente por Georges I. Gurdjieff (1870-1949), por su discípulo Piotr D. Ouspensky y, en la década de los 60, por el boliviano Oscar Ichazo.

Desde joven, Gurdjieff estaba fascinado con todo tipo de conocimiento esotérico: el ocultismo, la comunicación con los muertos, la magia, las sociedades secretas. En busca de estos conocimientos viajó extensamente y, según él cuenta, encontró la Hermandad de Samouni, fundada en Babilonia unos 2500 años antes de Cristo. Allí obtuvo conocimientos esotéricos que sintetizó con otros adquiridos en sus lecturas y viajes. Para el año 1922 enseñaba "cristianismo esotérico" en Paris.

Según sus discípulos, Gurdjief enseñaba que el eneagrama es un símbolo universal del cosmos y, como tal, es una fuente de conocimiento sobre el cosmos basado en leyes matemáticas. Según él, "todo conocimiento puede ser incluido en el eneagrama y con la ayuda del eneagrama puede ser interpretado. Y en esta conexión, el hombre conoce, es decir, entiende, sólo lo que es capaz de poner en el eneagrama".

Oscar Ichazo, también ayudó mucho a desarrollar el eneagrama. Desde su adolescencia, en la década de los 40, participó en grupos esotéricos buscando técnicas para alterar la conciencia, entre estas, el zen, el sufismo, la Kabbalah, la yoga, el budismo, el confusionismo, el I Ching y las enseñanzas de Gurdjief. En 1964, al salir de un estado de "éxtasis divino" que lo mantuvo una semana en coma, Ichazo decidió dedicarse a enseñar. Eventualmente estableció los "Institutos Arica" en varias ciudades. El entrenamiento en estos institutos incluye preparación y medios para encontrarse con seres superiores y con el "maestro interior" llamado "Tub".

Fue Ichazo el que introdujo en el eneagrama la correlación de sus nueve puntos con nueve tipos de personalidad. Según Ichazo, cada persona nace como "esencia pura", pero para sobrevivir, se encuentra forzado a desarrollar una personalidad que será su ego. En algún momento entre la edad de los 4 y los 6 años, escoge uno de los 9 patrones básicos de pensamiento. Cada uno de estos patrones de pensamiento está conectado con un patrón de comportamiento. Esta personalidad escogida es la causa de la infelicidad.

Entonces, para ser feliz, la persona debe regresar a su esencia, compensando por su "fijación del ego". Esto se logra cultivando el patrón de pensamiento y comportamiento opuesto y complementario al suyo. Debe hacer ejercicios especiales como meditación y las posiciones de mano al estilo budista (mudras). Como nada de esto tiene fundamento en la razón, Ichazo dice haber descubierto los tipos de personalidad del eneagrama durante uno de sus éxtasis y bajo la influencia de un ángel.

Algunos libros sobre el eneagrama han adoptado teorías sicológicas de Freud y Jung queriendo darle credibilidad. Esta táctica no debe engañarnos pues la gran influencia de estos hombres sobre el pensamiento moderno ha socavado la fe y la moral. Sin embargo sus ideas se aceptan como dogmas con los que se pretende juzgar a las doctrinas cristianas.

Atracción

El eneagrama atrae por la misma razón que los horóscopos: a la gente le encanta un medio para rápidamente obtener conocimientos secretos sobre personas y eventos. Ofrece una "espiritualidad" ligera.

Distorsiones doctrinales

La doctrina sobre el pecado se redefine en términos de limitaciones del tipo de personalidad y, ya que todas las personalidades tienen sus limitaciones intrínsecas, el pecado se percibe como algo inevitable y fuera de la responsabilidad personal.

La naturaleza del hombre. Enseña que nacimos divinos, pero cuando teníamos unos tres años cubrimos la divinidad con un tipo de ego. Uno de los 9 pecados capitales (aunque la iglesia enseña que los pecados capitales son 7, los promotores del eneagrama enseñan 9), según el eneagrama esta en el centro de cada tipo de ego.

La salvación. Si el pecado es causado por la personalidad, la solución que propone el eneagrama es compensar a base de cultivar la personalidad opuesta. Se olvida la necesidad de la redención por Cristo, del arrepentimiento y la conversión.

Debemos reiterar que hoy y siempre, es Jesucristo quien nos revela la verdad sobre el hombre y nos da la gracia para ser plenamente humanos. El eneagrama pretende ayudarnos a "descubrirnos a nosotros mismos", basado en un método que no concuerda con las enseñanzas cristianas ni tiene fundamento alguno en la ciencia.

DE NUESTRO CORREO

Estimado Padre Jordi Rivero.

Le escribo muy respetuosamente como católico. Buscando por internet me encontré con su artículo sobre el eneagrama y le confieso que me decepcioné muchísimo. Imagínese que yo aprendí sobre el eneagrama a través de un sacerdote que estimo mucho y me enseñó que es muy utilizado en varias congregaciones católicas, entre ellos los jesuitas y sacramentinos. ¿Qué le parece? Quizás usted conoce la rama esotérica del eneagrama en la cual realmente no me he visto en la necesidad de ahondar, ya que existe otra rama promovida por un ex sacerdote jesuita El error es ver al eneagrama como una ciencia o quizás como una forma de vivir. No, el eneagrama es sólo una herramienta que bien utilizada ha ayudado a mucha gente, entre los cuales me incluyo. Muchos psicólogos lo ocupan para ayudar a sus pacientes a abrirse con ellos. También reconozco que hay mucha gente que ha tratado de darle al eneagrama poderes u orígenes ocultos, pero no, el eneagrama es una herramienta de autoconocimiento que en buenas manos ha sido utilizada por cristianos y no cristianos para ayudarnos a conocernos un poquito más a nosotros mismos.

RESPUESTA

Estimado en Cristo
No es que yo conozca la "rama esotérica" del eneagrama. Precisamente lo que escribo se refiere a ese mismo eneagrama que le enseñaron a usted. El esoterismo es la raíz del eneagrama que utilizan que, tal como he explicado en mi artículo (arriba), se introdujo entre los cristianos por el afán de lo novedoso en la vida espiritual, sin que tenga ningún fundamento en la tradición espiritual católica.

El eneagrama en si mismo nada tiene que ver ni con religión ni con psicología. Es, en otras palabras, un fraude. El hecho de que haya religiosos que lo propaguen solo ilustra el estado de confusión en que vivimos. No juzgo a esos religiosos. Pueden haberle ayudado a usted y enseñado cosas buenas fuera del eneagrama. Pero con el eneagrama se equivocaron.

Comprendo que cuando se esta entusiasmado con algo no nos gusta que nos lo critiquen. Pero creo hacerle un favor explicando lo que sé del eneagrama. Queda aclarar que la Iglesia no se ha pronunciado oficialmente sobre el eneagrama. Lo que escribo es mi propio discernimiento basado en los datos que he presentado. Si otros tienen diferente opinión pesa sobre ellos explicar como el eneagrama se pueda considerar una "herramienta de autoconocimiento".

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |