Menu


¿Qué es ARCA?
ARCA es la Asociación de Radiodifusores Católicos Argentinos que han asumido como compromiso pastoral la evangelización de los medios de comunicación.


Por: . | Fuente: ARCA




Nuestra radio, en cuanto católica, reconoce como eje central el mensaje evangélico y hace explícita referencia a la concepción cristiana de la realidad y del hombre. Tales principios evangélicos se convierten en normas educativas, motivaciones interiores y al mismo tiempo metas finales. Busca la plena y armónica formación de la personalidad del público, educándolos e informándolos para la verdad, en sus dimensiones culturales, éticas, sociales y religiosas.

Nuestras radios buscan ser un lugar donde la síntesis entre fe y cultura se integre a la vida, donde la pastoral no sea una suma de acciones anexas, sino el mismo eje generador de toda la vida institucional. Por tanto se trata de ser no una “radio con pastoral”, sino una “radio en pastoral”. Por lo tanto, ayudan a discernir y a guiar la propia vida según el proyecto de amor de Dios y a comprometerse en la construcción de su Reino.

La evangelización constituye el momento que fundamenta todo nuestro proyecto radiofónico y esencial para todos respetando la libertad de conciencia para una experiencia religiosa más responsable.


Historia
La Asociación de Radiodifusores Católicos Argentinos (ARCA) nació el 6 de marzo de 1992 en la santa casa de Ejercicios Espirituales (Independencia y Salta, Buenos Aires) donde más de sesenta representantes de todo el país decidieron unirse para un trabajo en común. Desde un principio, aun antes de su fundación muchos directores de radios católicas se encontraban para lidiar su futuro, ya que jurídicamente estaban desamparados ante un vacío legal que no contemplaba a la radiodifusión católica. La resolución 858 Comfer 90 fue un logro que permitió acceder a frecuencias en forma legal. No obstante muchas presiones por parte del Estado e incapacidades en su gestión por parte de la iglesia motivaron un arduo trabajo (aun inconcluso) para garantizar el derecho de la Iglesia Católica de poseer medios propios.

Comisión Directiva
PRESIDENTE ELECTO: Pbro Osvaldo Bufarini
VICEPRESIDENTE ELECTO: Sr. Luis Conte.
SECRETARIO ELECTO: Sr. Hugo A. Roletto.
PROSECRETARIO ELECTO: Sra Stella Montechiari.
TESORERO ELECTO: Sr Guillermo Fosatti.
PROTESORERO ELECTO: Pbro Francisco Van Den Bosch.
1er SUPLENTE ELECTO: Pbro Eduardo Riker.
2do SUPLENTE ELECTO: Sr Flavio Borin.
3er Suplente ELECTO: Sr. Rubén González

Ideario
Este IDEARIO sintetiza el núcleo de ideas fuerza, carisma, objetivos, metas, estilo y metodología, que debe caracterizar a las radios católicas de la Argentina. Sirve como punto de referencia y de unidad para todas nuestras emisoras que, desde la espiritualidad y comunicación, y de acuerdo a su realidad, elaboran sus respectivos Proyectos Comunicacionales y Pastorales Institucionales.

La Espiritualidad y su correspondiente visión comunicacional surgen de la experiencia de vanguardistas de la comunicación social radial, la que ha sido conservada, desarrollada y difundida en la historia por ARCA a través de encuentros formativos y de capacitación.

La Asociación de Radiodifusores Católicos Argentinos (ARCA) nació el 6 de marzo de 1992 en la santa casa de Ejercicios Espirituales (Independencia y Salta, Buenos Aires) donde más de sesenta representantes de todo el país decidieron unirse para un trabajo en común. Desde un principio, aun antes de su fundación muchos directores de radios católicas se encontraban para lidiar su futuro, ya que jurídicamente estaban desamparados ante un vacío legal que no contemplaba a la radiodifusión católica. La resolución 858 Comfer 90 fue un logro que permitió acceder a frecuencias en forma legal. No obstante muchas presiones por parte del Estado e incapacidades en su gestión por parte de la iglesia motivaron un arduo trabajo (aun inconcluso) para garantizar el derecho de la Iglesia Católica de poseer medios propios.

El Papa Juan Pablo II resumía diciendo:

“Con la llegada de una nueva era, las comunicaciones conocen una expansión considerable que influye profundamente en las culturas de todo el mundo. Las revoluciones tecnológicas representan sólo un aspecto de este fenómeno. No hay lugar en el que no se haga sentir el impacto de los medios de comunicación sobre las actitudes religiosas y morales, los sistemas políticos y sociales, la educación.”

“La Iglesia, al mismo tiempo que continúa empeñándose de diverso modo en el campo de las comunicaciones y de los medios de comunicación, a pesar de las numerosas dificultades encontradas, debe seguir desarrollando, manteniendo y favoreciendo sus propios instrumentos y programas católicos de comunicaciones. Estos abarcan la prensa católica y las editoriales católicas, la radio y la televisión católicas, las oficinas de información y relaciones públicas, institutos para la formación y la práctica en los medios de comunicación, la investigación sobre la información, organizaciones vinculadas a la Iglesia para los profesionales de las comunicaciones, especialmente las organizaciones católicas internacionales de comunicaciones, cuyos miembros pueden ser colaboradores valiosos y competentes de las Conferencias episcopales y de los diferentes obispos.”

Nuestro ideario debe buscar el progreso humano, moral, espiritual, técnico, cultural y científico de su comunidad.

Marco Doctrinal
Encuentro con Dios


La evangelización, anuncio del Reino, es comunicación: por tanto, la comunicación social debe ser tenida en cuenta en todos los aspectos de la transmisión de la Buena Nueva. (Puebla, Conclusiones 1063).

La evangelización es parte constitutiva de la misión de la Iglesia, enviada por Cristo al mundo para predicar el Evangelio a todas las criaturas (cf. Mc 16, 15). Tarea que desarrolla sobre todo en la vida litúrgica, pero que se esfuerza en realizar también por todas las vías y con todos los medios de que puede hacer uso durante su permanencia entre los hombres de todos los continentes.

El encuentro se establece desde el silencio elocuente y activo de la escucha y de la respuesta adecuada “habla señor que tu siervo escucha” (1Sam.3,10).
Los medios de comunicación social, deben proclamar el mensaje de Cristo salvador, "camino, verdad y vida" (Jn, 14, 6) para todos los hombres, también para aquellos que aún no lo conocen. El es el Hijo de Dios, que vino a habitar entre los hombres para dar "testimonio de la verdad" (Jn 18, 37), y asegurarnos que sólo la verdad nos hará libres (Jn 8, 31-36), librándonos de toda esclavitud (Gál 5, 1).

Iglesia y mundo
Nuestra radio quiere ser una comunidad cristiana que viva en comunión con la Iglesia, local y universal. Se hace lugar de encuentro, estudio, proyección, acción y evaluación frente a los desafíos más urgentes de la Iglesia y del mundo, asumiendo ytestimoniando aquel estilo de compromiso evangélico vivido por la Iglesia en el mundo de hoy.

Busca formar personas maduras humana y cristianamente, que integren todas las dimensiones de su vida desde una cosmovisión de fe y se inserten testimonial, creativa y eficazmente en la construcción de una sociedad más justa y solidaria para la realización del Reino de Dios.

Promueve la formación permanente de toda la comunidad radial, para que cada persona asuma responsablemente su vocación en la Iglesia y en el mundo, viva su compromiso evangélico y testimonie la fraternidad bautismal que nos une, más allá de los diferentes proyectos e ideologías de los hombres.

Hombre, sociedad y cultura

En el centro del IDEARIO está la persona humana, creada por amor a imagen y semejanza de Dios, redimida y liberada por Cristo, llamada a participar en su propia salvación siguiendo las huellas de Jesús en la fe, la esperanza y la caridad. Como imagen de Dios, el hombre es un ser racional y libre, único e irrepetible, abierto a la gracia y trascendente, capaz de perfeccionarse para lograr una semejanza más
profunda con su Creador.

Por el amor que el Señor ha inscripto en su corazón, es capaz de relacionarse con Dios como hijo, con los demás como hermano y consigo mismo y con la naturaleza como señor. Es guiado por la Palabra y la acción gratuita de Dios a la vivencia de la Fe, la fraternidad, la justicia, la solidaridad y el servicio.

El conocimiento y la práctica de la Doctrina Social de la Iglesia son la alternativa concreta y posible para conocer e interpretar la realidad a la luz de la fe, especialmente para nosotros, los problemas sociales y morales que afectan al pobre y al mundo del trabajo, y para realizar la justicia evangélica entre los hombres.

Radios y comunicación

 Está claro que la Iglesia tiene que utilizar los nuevos recursos facilitados por la investigación humana en la tecnología de computadoras y satélites para su cada vez más urgente tarea de evangelización. Su mensaje más vital y urgente se refiere al conocimiento de Cristo y al camino de salvación que Él propone.

Entendemos la comunicación como aquel auxilio prestado al hombre para que logre:
* Desarrollar plenamente sus condiciones físicas, morales e intelectuales.
* Participar activa, constructiva y provechosamente en la vida familiar y social.
* Apreciar con recta conciencia los valores humanos y cristianos, asumiéndolos de modo libre y personal.
* Promover el conocimiento, el amor y el servicio a Dios y a sus hermanos.

"El primer anuncio, la catequesis o el ulterior ahondamiento de la fe, no pueden prescindir de (los) medios (de comunicación social)... La Iglesia se sentiría culpable ante Dios si no empleara esos poderosos medios, que la inteligencia humana perfecciona cada vez más. Con ellos la Iglesia ´pregona desde los tejados´ (cf. Mt 10, 27; Lc 12, 3) el mensaje del que es depositaria" (Evangelii Nuntiandi, 45).

Radio católica: “radio en pastoral”

Nuestra radio, en cuanto católica, reconoce como eje central el mensaje evangélico y hace explícita referencia a la concepción cristiana de la realidad y del hombre. Tales principios evangélicos se convierten en normas educativas, motivaciones interiores y al mismo tiempo metas finales. Busca la plena y armónica formación de la personalidad del publico, educándolos e informándolos para la verdad, en sus dimensiones culturales, éticas, sociales y religiosas.

La Comunidad radial, sintiéndose parte de la Iglesia, está llamada de una manera especial a ayudar a los hombres en su formación para alcanzar su plenitud humana y cristiana. Esta vocación surge del mismo mandato de Jesús: “Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he mandado.” (Mt. 28, 19-20).

Nuestras radios buscan ser un lugar donde la síntesis entre fe y cultura se integre a la vida, donde la pastoral no sea una suma de acciones anexas, sino el mismo eje generador de toda la vida institucional. Por tanto se trata de ser no una “radio con pastoral”, sino una “radio en pastoral”. Por lo tanto, ayudan a discernir y a guiar la propia vida según el proyecto de amor de Dios y a comprometerse en la construcción de su Reino.
La evangelización constituye el momento que fundamenta todo nuestro proyecto radiofónico y esencial para todos respetando la libertad de conciencia para una experiencia religiosa más responsable.

Líneas de pastoral radial

Desde esta perspectiva, nuestras radios se insertan principalmente en zonas populares, cultivando la actitud de acogida en un clima de bien unida familia; siendo centros de evangelización, de promoción humana y de solidaridad.

Unánimemente es para evangelizar, principalmente y adicionalmente es un servicio para los fieles.
El ideario es el marco de referencia y un instrumento donde se incluyen todas las radios y comparten su marco doctrinal y el plan pastoral diocesano.Con inclusiones que abarcan a todos los profesionales que trabajan en medios católicos y no católicos.
Debe estar en comunión con el Concilio Vaticano II.

Metas comunicacionales

Nuestras radios tienen su razón de ser y existir en la misión evangelizadora de la Iglesia, que reconoce en la comunicación un medio privilegiado para su realización. Nuestro IDEARIO se funda en los valores evangélicos del amor personal, actual, misericordioso y gratuito de Dios hacia el hombre y aquel que el hombre debiera tener para con Dios y con sus semejantes. El principio fundamental que inspira nuestras radios es asegurar la evangelización de todas las personas.

En síntesis podemos enunciar que las radios Católicas de Argentina, tienen los siguientes objetivos:
• Evangelizar: promover la evangelización de todos los integrantes de la comunidad por medio, sobre todo, de la trasmisión y recreación sistemática y crítica de la cultura.

• Realizar la síntesis entre fe y cultura, que genere una visión cristiana integrada a la vida, en una adhesión libre y personal a los Valores plenamente realizados en Cristo.

Procurar que el publico:

A) Logre una madurez humana y cristiana que lepermita descubrir y encausar coherentemente su proyecto de vida y su compromiso en la construcción de una sociedad más justa y solidaria.

B) Sea sujeto y gestor de su propia formación, alcance los máximos logros posibles, de acuerdo a sus capacidades,en los diversos aspectos que configuran una seria formación integral, a la luz de los valores del Evangelio.

• Procurar que el comunicador cumpla su misión profesional y evangelizadora promoviendo su formación permanente en el ámbito espiritual, carismático y profesional.

• Integrar y comprometer a las familias de los oyentes en los ideales pastorales procurando su adhesión al modelo pastoral y dándoles orientación para afianzar su propia misión evangelizadora.

• Continuar formando a nuestros oyentes en la fe y fomentar su participación y colaboración en nuestras obras como continuadores de la tarea evangelizadora.

• Desarrollar en el público el espíritu crítico sobre los mensajes radiales, los contenidos implícitos y explícitos, la música y sus letras. Procurando ser medios interactivos utilizando una comunicación bidireccional respetando la humildad del comunicador y la respuesta de los receptores.

• Promover en la comunidad radial la unidad en el amor, a la manera de una “bien unida familia”, semejante a la “Familia de Nazareth”.

• Atender a los “signos de los tiempos” para poder responder, a las nuevas necesidades de la sociedad y el mundo de manera creativa y comprometida, transformando y adaptando, en cuanto sea necesario, la realidad de las radios.

Identidad de las radios

Las radios tratan de responder, desde su identidad específica caracterizada por el carisma espiritual y comunicacional, a los signos de los tiempos, actuando de manera creativa, adaptándose y generando nuevas obras que atiendan a las necesidades pastorales y formativas de la comunidad. Se les debe requerir excelencia a sus profesionales y capacitación permanente.Las identidades de las radios se deben acordar a partir de las necesidades de los distintos públicos.

Esto conlleva para la Iglesia su parte de responsabilidad: es preciso que elabore y proponga programas pastorales que respondan con precisión a las condiciones particulares de trabajo y a los desafíos éticos a los que se enfrentan los profesionales de la comunicación. De hecho, estos programas pastorales deberán comportar una formación permanente que pueda ayudar a estos hombres y mujeres -muchos de los cuales desean sinceramente saber y practicar lo que es justo en el plano ético y moral- a estar cada vez más imbuidos por los criterios morales, en su vida tanto profesional como privada.

Las radios deben apuntar al servicio social y cultural, ser ecuménicas, y mantener coherencia en sus criterios. Deben esforzarse por llegar a todos para llevar la palabra de Dios de todas las maneras posibles.

La identidad de la radio se debe tomar en cuenta a su comunidad, sirviendo de contención y apoyándola, e informándola como se merece.

Estilo

 Los medios de comunicación social pueden y deben ser los instrumentos al servicio del programa de re-evangelización y de nueva evangelización de la Iglesia en el mundo contemporáneo. Con vistas a la nueva evangelización, habrá que dar una particular atención al impacto audiovisual, central en las comunicaciones, según el adagio «ver, juzgar, actuar».

También deberán “Hacer y callar”.y proponerse “Hacer el bien, y hacerlo bien”.

La evangelización podrá ser implícita o explicita y procurará lograr la retroalimentación de sus oyentes, con criterios pastorales claros. Difundirá y promoverá valores. Transmitirá mensajes con calidez y coherencia de vida. Proyectándose a las necesidades de la comunidad, abriéndose a los distintos sectores de la sociedad e integrarlos a nuestros proyectos.

Comunidad radial

Todos los católicos formamos un solo cuerpo donde debemos respetar y hacer respetar dos derechos: el de informar y el de informarnos. Nuestras radios deben crear comunidad. La programación deberá reflejar la realidad interior de la comunidad donde está inserta la radio.

La Iglesia, al mismo tiempo que continúa empeñándose de diversos modos en el campo de las comunicaciones y de los medios de comunicación, a pesar de las numerosas dificultades encontradas, debe seguir desarrollando, manteniendo y favoreciendo sus propios instrumentos y programas católicos.

Los programas de una radio católica deben ser profesionales y creativos. Bajo ninguna circunstancia deben ser dejados a la improvisación, al mero cumplimiento, o al relleno musical. Su enfoque no debe ser superficial y debe ser la voz de los desposeídos, aun con el riesgo que ello implica.

Nuestra radio quiere ser la expresión de una comunidad cristiana viviendo encomunicación con las exigencias de la iglesia local en su específico ministerio radial. Se hace lugar de encuentro de capacitación y de evaluación de los problemas más urgentes de la iglesia en el mundo al dar visible testimonio del estilo de comunicación característico de toda actividad eclesial e insertarse responsablemente en los planes pastorales.


Si te interesa conocer un poco más da un click aquí





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |