Menu



Tú lo dijiste, Barak Obama: todos somos iguales
Reflexión de Salvador I. Reding Vidaña con respecto al discurso inaugural del presidente de EU


Por: Salvador I. Reding Vidaña | Fuente: Catholic.net



Una de las principales objeciones que la gente responsable del mundo y en particular de los Estados Unidos hace a la política del presidente Obama, es el apoyo abierto y forzado que da a la cultura de la muerte.


“We, the people, declare today that the most evident of truths – that all of us are created equal – is the star that guides us still.” B. H. Obama



Ese apoyo al aborto provocado no es solamente asunto interno en su país, sino que en su política exterior, liderada por su hasta su nuevo juramento como presidente, por la señora Hillary Clinton, no ha sido solamente de promover el aborto, sino que llega hasta presionar y amenazar a otros gobiernos y a organismos internacionales, para que lo acepten como un “derecho”.

Tras renovar su juramento como presidente de los Estados Unidos de América, para su segundo mandato el domingo 20 y el lunes 21 de enero, en su discurso inaugural, dijo, con la misma personalidad de su Constitución política:

“Nosotros, el pueblo, declaramos hoy que la más evidente de las verdades – que todos somos creados iguales – es la estrella que firmemente nos guía”.

En su primer periodo presidencial, Barack Obama no respetó esto que ahora dice haber guidado al pueblo de los Estados Unidos. Es importante entonces recordárselo, para que si de verdad considera que ésa es la más evidente de las verdades, reoriente su política interna y exterior a la defensa de algunos seres humanos, que por supuesto “fueron creados iguales”: los concebidos no nacidos.

Obama hizo referencia, por primera vez en un discurso inaugural, a los homosexuales, los “gays”, diciendo que éstos deben ser tratados como iguales ante la Ley, pero se olvidó incluir a los nonatos. Dejó atrás la discriminación en otras formas, como el recismo.

Dijo el presidente Obama también: “Si realmente hemos sido creados iguales, entonces el amor que comprometemos el uno al otro debe ser también igual”. Pero no lo ha sido con los no nacidos, a los que en vez de darles amor se les ha dado muerte. Hay que exigirle que cumpla lo que dijo: amar a todos igual, no solamente a los homosexuales, sino también a los nonatos.

Otra frase del discurso inaugural indica que “Nuestra jornada no estará completa hasta que todos nuestros niños […] sepan que son cuidados, queridos y seguros ante cualquier daño”. Pues los nonatos, aunque aún no estén en posibilidad de “saberlo”, deben ser cuidados exactamente igual: seguros ante cualquier daño… en especial el de ser asesinados en el vientre materno.

Respecto a todos los esfuerzos que su primer gobierno hizo para obligar al mundo a aceptar la homosexualidad, el “gaymonio”, las familias “diferentes” y el aborto, ahora debe regirse por otra frase que dijo, y es de “no confundir absolutismo con principio”, pero eso es lo que hizo, intentar un poder absolutista en favor del aborto provocado.

Mencionó el presidente Obama también que “Ser fieles a nuestros documentos fundadores no nos requiere que estemos de acuerdo en todos los aspectos de la vida”, es decir que se pueden tener conceptos diferentes como la definición de libertad que tomó de ejemplo. Pero lo que sí dijo, repitámoslo; es que el que todos somos creados iguales, que ello es la estrella guía del pueblo estadounidense. Por tanto no se puede excluir la defensa de la vida, no está a discusión.

Si realmente el presidente Obama dice hablar como “nosotros, el pueblo”, debe ajustar su línea política y sus decisiones de gobierno, al principio que declara ser la estrella guía de ese mismo pueblo.

Así, en consecuencia, nosotros, otros pueblos del mundo que estamos a favor de la vida y no de la muerte de los nonatos, debemos recordárselo, y aún exigirle a él y a sus colaboradores con poder político, que en el plano internacional al menos, no apoyen, como abiertamente lo han hecho, el forzado reconocimiento a un supuesto derecho a decidir si se mata o no a seres humanos indefensos en el vientre materno, y sin penalización alguna.

Recuerda Barack Obama, tú lo declaras, como “el pueblo” de los Estados Unidos: la estrella que firmemente les guía es la más evidente de las verdades: que todos fuimos creados iguales, desde la concepción y no sólo desde el nacimiento y hasta la muerte. La igualdad no inicia con el nacimiento.

Y esta creación igualitaria es así desde que el ser humano es concebido, ya que lo que viene después en el vientre materno es simplemente un crecimiento para que al salir al mundo pueda sobrevivir; claro, bajo el cuidado, alimentación y ayuda materna y paterna en primer término, y enseguida como responsabilidad del pueblo entero y de su gobierno.

Reportar anuncio inapropiado |


.
.

Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre
 Email (no será publicado)

 País


Comentario



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Consultorios
Dr. Carlos Álvarez Cozzi
Derecho Internacional Privado y Derecho Privado. Cuestiones de bioética en las diferentes legislaciones (bioderecho). Aplicación del Derecho desde la óptica de la doctrina social cristiana
Jorge Scala
Defensa de los derechos humanos
Fred Battle Río
Derecho Ambiental y Administrativo
María Lourdes Villa Vargas.
Especialista en Derecho Público
Nicolás Lafferriere
Servicio a la vida. Bioética y bioderecho.
Dr. Jorge Luis Vitale
Aplicación del Derecho Canónico en la legislación de un país
José Pavlov Valdivia Reynoso
Derecho Civil Corporativo, Canónico y Derechos Humanos
José Luis García Castrillón
Derecho canónico y Derecho procesal
Lic. Guillermo Gazanini Espinoza
Derechos humanos. Libertad Religiosa
Camilo Cortés Bosques
Derecho Eclesiástico, Derecho Laboral, Derecho Patrimonial Canónico y Seguridad Social
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |