Menu


3. ¿Qué se necesita para ser voluntario?
Como punto de partida, conviene conocer las motivaciones que tiene una persona para querer ser voluntario


Por: Basilio Pérez de Mendiguren | Fuente: mercaba.org



El voluntario hombre o mujer, joven, adulto o viejo, ha de reunir unas aptitudes, características, actitudes, motivaciones y valores básicos que le permitan realizar su cometido, las tareas que se le encomienden con la suficiencia necesaria que requieren las personas con que va a trabajar y la importancia de los problemas que deberá afrontar.

El perfil de voluntario que a continuación vamos a ofrecer, reúne de una manera más o menos organizada, lo que el voluntario necesita.

Es posible, seguramente, que ningún voluntario o ningún aspirante a serlo reúna bien desarrolladas todas las cualidades, aptitudes, etc, que vamos a señalar, pero debe contar, al menos, con los elementos fundamentales que, en el proceso de formación y en el trabajo concreto, irá desarrollando.

Mientras menos características del perfil que presentamos estén presentes en un candidato, menos posibilidades tiene de llegar a ser un voluntario. Y es mejor para él, como para las personas que van a trabajar con él y para las personas a las que va a ayudar como voluntario, que se informe antes de comprometerse en una asociación, grupo o programa de voIuntariado.


Espejismos

Como punto de partida, conviene conocer las motivaciones que tiene una persona para querer ser voluntario. En el primer tema indicamos qué es un voluntario y qué no es. En esos dos apartados se señalaban las motivaciones válidas y
las no válidas. Antonio García Rubio enumera diez espejismos del voluntariado. En realidad son motivaciones no válidas para ser voluntario. Son éstas:

1. La buena voluntad de hacer algo por los demás

2. El tiempo libre a disposición de los necesitados

3. La moda de ser voluntario

4. El sentimentalismo

5. Las carencias afectivas

6. La mala conciencia

7. Una organización brillante y exclusiva

8. La conciencia de seguridad que proporciona la pertenencia a determinados grupos

9. Los líderes carismáticos o aduladores

10. Una persona notable que lo sugiere


Aptitudes

- Condiciones físicas, morales y psicológicas sanas que le permitan dedicar sus mejores esfuerzos al servicio voluntario

- Disponibilidad de tiempo para dedicarlo a las labores del voluntariado

- Formación humana básica que le permita desenvolverse apropiadamente en su medio social y cultural

- Disposición para formarse en el servicio del voluntariado, en los diferentes niveles


Actitudes

Las actitudes tienen que ver con la disposición general de la persona para el servicio

- Amor, respeto y aceptación del otro sin discrlminación

- Discreción sobre los asuntos que tenga conocimiento durante el servicio

- Acogida abierta y diálogo sincero

- Amabilidad sin ser paternalista ni crear dependencia

- No hacer del servicio un asunto personal, ni aceptar regalos o privilegios

- Sentido de la justicia y de la común igualdad como seres humanos

- Preferencia por los más débiles y necesitados


Este conjunto básico de aptitudes y actitudes puede ser enriquecido por otras que, de acuerdo con la clase de servicio que preste la organización del voluntariado, se hagan necesarias. Por ejemplo: paciencia y perseverancia para el trabajo con personas que tienen limitaciones físicas o mentales.


Conocimientos

Dependerán, estarán en relación con el medio en el cual ha de moverse y con el trabajo concreto que ha de realizar.


Habilidades

Las habilidades son la capacidad de aplicar los conocimientos a la vida real: Es saber hacer. Conviene, por tanto, identificar cuáles son esos conocimientos y habilidades y establecer una forma de conocer si el candidato cuenta con los mínimos necesarios.


El trabajo en equipo

Hablaremos de ello en otro tema, pero indicamos que es una condición fundamental para el trabajo en el voluntariado social.


Deberes y derechos de los voluntarios

El voluntario tiene unos derechos y unos deberes que debe conocer y cumplir, para favorecer un ambiente armónico y evitar complicaciones.


Algunos derechos

- Estar informado sobre los objetivos, políticas y programas de la institución, particularmente las concernientes al campo de trabajo en el cual colabora.

- Recibir la formación y capacitación necesarias.

- Participar en la elaboración, ejecución y evaluación de los programas.

- Contar con las medidas de protección necesarias.


Algunos deberes

- Preparar, realizar y evaluar, con especial cuidado, las acciones que le correspondan.

- Cumplir los compromisos adquiridos.

- Trabajar en equipo.

- Considerar como confidencial toda información a que tenga acceso en el cumplimiento de sus tareas como voluntario.



Si necesitas asesoría acerca del voluntariado o quieres aclarar tus dudas, consulta a Beatriz Moreno, directora de VIA, red internacional de voluntariado





Bibliografía
- Qué es ser voluntario, Juan Ramón Calo.

- Voluntariado Social Católico, Instituto Internacional Teología a Distancia.





 



Artículo patrocinado.

Gracias a nuestros bienhechores y su generosa ayuda, hacemos posible la publicación de este artículo.

¡Dona Aquí!






Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |