Menu


7. Trabajo en equipo
La complejidad de los problemas y la escasez de los recursos, hacen imperativa la coordinación de esfuerzos y el aprovechamiento al máximo de los recursos disponibles


Por: Basilio Pérez de Mendiguren | Fuente: mercaba.org



Ésta es una condición esencial para el trabajo en el voluntariado, cualquiera que sea su campo de acción. Se trata de una aptitud, de una actitud, de un conocimiento y de una habilidad. Todo el esfuerzo de organización de un servicio de voluntariado puede fracasar, si lo que prima es el individualismo entre los voluntarios.

La complejidad de los problemas y la escasez de los recursos, hacen imperativa la coordinación de esfuerzos y el aprovechamiento al máximo de los recursos disponibles. Se impone la selección de prioridades y la concentración de energías. Esto se puede conseguir en la medida en que se ha constituido un equipo en el cual, cada uno contribuye con lo mejor de sí mismo y acepta con gusto las decisiones del equipo, aunque signifiquen cierta limitación a los anhelos personales.

La experiencia de un grupo constituye un momento privilegiado de comunión, de información y de formación personal. Puede presentar también conflictos que, si son superados creativamente, favorecen el desarrollo de los participantes.

Pero, si además estamos hablando de trabajo en equipo de agentes voluntarios que trabajan en la acción caritativa y apostólica de la Iglesia como es la Pastoral de la Salud, tenemos una razón teológica, eclesiológica, muy importante: La naturaleza comunitaria de la Iglesia universal y de las Iglesias locales, de la Diócesis, pide que toda pastoral sea "empresa" comunitaria.


RASGOS Y CARACTERÍSTICAS DE ESTOS EQUIPOS


1. Formado por personas:

- Con una buena predisposición y "carisma" hacia el campo de acción en el que se disponen a trabajar: salud, enfermedad, sufrimiento, muerte, marginación, soledad...

- Con viva inquietud evangélica y con sentido de Iglesia

- Con dotes de creatividad y ansias de formación

- Con talante democrático y participativo.


2. Que se comprometen a:

- Compartir con otros la tarea pastoral y socio-caritativa en nombre de Jesús y de la comunidad cristiana, sensibilizándose y sensibilizando a los demás en los diversos aspectos de la misión encomendada.

- Formarse para ello con hondura y continuidad.

- Aceptar cada uno las responsabilidades y tareas que le correspondan y ayudar a los demás miembros del equipo en el mismo empeño.

- Estudiar y promover cuantas actividades vengan exigidas por la realidad.


3. En contacto y colaboración con:

- Los equipos, grupos, asociaciones dedicados a la misma actividad en otras parroquias, arciprestazgos, diócesis. Mi equipo parroquial de
Pastoral de la Salud debe estar en contacto, trabajar en colaboración, con los grupos de otras parroquias, con PROSAC, con la Frater, con la Delegación Diocesana de Pastoral de la Salud etc. Más, la Pastoral de la Salud ha de trabajar en coordinación con toda la pastoral de conjunto de la diócesis, especialmente con la sociocaritativa.


ELEMENTOS DE UN EQUIPO

El equipo no se constituye por el simple hecho de reunir diferentes personas. Pueden ser un grupo, pero no un equipo. Para que esto se dé, es indispensable tener en cuenta los siguientes elementos:

- Tener objetivos comunes.

- Coordinar los esfuerzos.

- Contar con un plan de trabajo donde cada uno participa y asume el conjunto de acciones como propias.

- Mantener una información clara y abierta.

- Vivir un espíritu de equipo, que hace más importante el nosotros que el yo.

El equipo no se decreta ni se inaugura, sino que se construye día a día, con la contribución de todos sus miembros. Hemos de evitar en la vida del equipo: la falta de realismo y de conocimiento de la realidad en la que trabajamos pastoralmente.


EL LÍDER EN EL EQUIPO

En todo grupo social, el líder es la pieza maestra o el catalizador de las energías individuales. Por consiguiente, cuando se quiere crear, modificar o perfeccionar una colectividad, sea ésta una nación, una asociación o una comunidad, se debe aplicar un cuidado muy especial a la elección de los jefes (Pierre Weil).

El liderazgo juega un papel importante, especialmente cuando es un liderazgo que promueve la participación, la aportación al logro del objetivo, al cumplimiento de la misión. Pueden surgir problemas derivados de la tendencia del líder a monopolizar las decisiones.


ALGUNAS VENTAJAS DE TRABAJAR EN EQUIPO

El equipo como estructura pastoral, da estabilidad y continuidad a la acción pastoral que se está realizando y tiende a evitar las improvisaciones y la dispersión individualista. Brinda también a sus miembros la oportunidad de una constante comunicación, enriquecimiento, sana critica y puesta a punto.

Puede ser un medio eficaz para integrar en la acción pastoral y socio-caritativa a los propios destinatarios, por ejemplo, a los enfermos en el equipo de Pastoral de la Salud de una parroquia.

La pluralidad de necesidades de los destinatarios de la actividad pastoral y socio-caritativa, pide que se les atienda desde diversos carismas o modalidades de servicios y esos diversos carismas es fácil que se den en los componentes del grupo.


Si necesitas asesoría acerca del voluntariado o quieres aclarar tus dudas, consulta a Beatriz Moreno, directora de VIA, red internacional de voluntariado


BIBLIOGRAFÍA

- La Pastoral de la Salud en la Parroquia, Depto. de PS, págs. 125-26.

- Voluntariado social católico, Instituto Internacional de Teología a Distancia, pág. 21.



Artículo patrocinado.

Gracias a nuestros bienhechores y su generosa ayuda, hacemos posible la publicación de este artículo.

¡Dona Aquí!






Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |