Menu


Pequeña Obra de la Divina Providencia
Una congregación fundada por Don Orione para religiosos, religiosas y seglares


Por: Tamara Mará |



HIJOS DE LA DIVINA PROVIDENCIA (FDP)

Son los varones consagrados a Dios por los votos de Pobreza, Castidad, Obediencia y Fidelidad especial al Papa. Muchos de ellos han recibido el don del Ministerio Sacerdotal, mientras que otros se han sentido llamados a la vocación de "Hermanos" -no sacerdotes-. Existe además, una rama de religiosos contemplativos llamados "Ermitaños" que viven su entrega al Señor en el silencio, en la oración y en el trabajo manual.


PEQUEÑAS HERMANAS MISIONERAS DE LA CARIDAD (PHMC)

Mujeres que se consagran a Dios en el ejercicio de la caridad, para ayudar a que todos experimenten la Providencia de Dios Padre y la maternidad de la Iglesia.

Con sus votos de Pobreza, Castidad, Obediencia y Caridad, se entregan generosamente al servicio de las obras de Don Orione.

Junto a las religiosas de vida activa, se encuentran dos ramas contemplativas: la de las Sacramentinas No Videntes, cuya misión es fecundar con la oración permanente el apostolado activo de sus hermanas, de los sacerdotes y de los misioneros. Y también, las Contemplativas de Jesús Crucificado, quienes en el silencio de su clausura evidencian la acción de gracias y el sacrificio redentor de Jesús crucificado para salvar a todos los hombres.


INSTITUTO SECULAR ORIONITA (ISO)

Compuesto por mujeres que consagran su vida a Dios, pero de otra manera: no formando comunidades religiosas, sino viviendo en sus casas. Son "laicas consagradas en el mundo".
Profesan votos, pero no en forma pública sino privada, y tienen la misión de evangelizar con el testimonio de su espiritualidad orionita que debe encarnarse en cada realidad.


FUNDADOR:

El sacerdote Luis Orione, nació en Pontecurone (norte de Italia) el 23 de junio de 1872, el cuarto hijo de Vittorio Orione y Carolina Feltri. La pobreza y los enormes sacrificios de su familia humilde y trabajadora experimentados desde edad temprana, y la fe sencilla pero firme transmitida por su madre, fueron moldeando un corazón que Dios preparaba para una misión grande.
Consciente que Dios lo llamaba ser sacerdote, pasó por los franciscanos, y más tarde por los salesianos de Turín, donde conoció personalmente a Don Bosco, de quien fue discípulo y extrajo gran parte de su formación religiosa, aunque comprendió que no estaba allí su vocación. Después entró al seminario de Tortona donde se formó para ser sacerdote en 1895. En esos años fue descubriendo poco a poco lo que Dios le pedía, primero reuniendo a algunos niños de escasos recursos para catequizarlos, y luego ayudándolos a estudiar en un colegio, que fue su primera fundación.

Esos fueron los comienzos de una congregación que iba asomando, como un sueño envuelto por el manto de la Santísima Virgen, que contenía a hombres y mujeres de distintas nacionalidades en una gran obra: la Obra de la Divina Providencia. De gran corazón, se dedicó a socorrer a los más necesitados, ya sea aquellos que fueron víctimas de los terremotos, como así también a los abandonados de la sociedad.


CARISMA:

"Es necesario Jesús. Jesús todos los días y no fuera de nosotros, sino en nosotros; y no sólo espiritualmente, sino sacramentalmente."

"Virgen Santísima, a la cual nadie ha recurrido en vano, danos fuerza, danos el querer aquello que Dios quiere de nosotros"

"Amemos a la Santa Iglesia con todo nuestro ser y teniendo siempre como nuestras todas las doctrinas suyas y de su Jefe visible, el Papa"

"No saber ver ni amar en el mundo más que las almas de nuestros hermanos... Todas son amadas por Cristo, por todas Cristo ha muerto"


APOSTOLADO:


Cottolengos y hogares para discapacitados:

Fundamentalmente, las tareas en favor de los discapacitados, son las de asistir y cuidar, rehabilitar, educar y promover, siempre en un necesario clima de familia: "La Pequeña Obra de la Divina Providencia debe ser como una familia en Jesucristo... porque nuestra fuerza está en la unión, cuyo vínculo es Cristo".

En el Pequeño Cottolengo se vive alegremente; se reza, se trabaja en la medida que lo permiten las fuerzas; se ama a Dios, se ama y se sirve a los pobres. En los abandonados se ve y se sirve a Cristo en santa alegría. ¿Quién puede ser más feliz que nosotros?"


Hogares y centros de día para niños y jóvenes:

La Familia Orionita, fiel a esta inspiración de su Fundador, y atenta a la problemática actual, sigue dedicando parte importante de su apostolado al cuidado y asistencia de los niños cuyas familias no cuentan con el tiempo y los recursos suficientes para su atención, como así también a aquellos que están en la calle. Se nos hace urgente una dedicación especial hacia estos niños y adolescentes, "haciéndoles de padre y de madre".


Instituciones educativas:

Don Orione, junto a las escuelas puso obras de misericordia. Ambas conforman un único proyecto pedagógico del fundador. La escuela es la primera obra de misericordia, porque ofrece al mismo tiempo educación de la conciencia y oportunidad para insertarse con dignidad en la sociedad. La educación es el más alto servicio que se puede ofrecer al pueblo. De este modo, escuela y obras de caridad se funden en un solo proyecto de gualment a la solidaridad. Si una escuela es siempre una gran “obra de caridad”, es gualmente verdad que una obra de caridad es siempre una “gran escuela”.


Parroquias, capillas y santuarios:

Nuestra misión en las parroquias es promover:

- La fidelidad y el espíritu de comunión con la Iglesia en general, y con el Obispo en particular.

- La vida de gracia que brota de la Palabra de Dios y del misterio Eucarístico.

- La devoción y culto filial a la Santísima Virgen, Madre de Dios y de la Iglesia.

- La catequesis y, sobre todo, el ejercicio de la caridad.

Además, de parroquias, la familia de Don Orione tiene a su cuidado numerosas capillas y centros de culto, al igual que algunos santuarios
Misiones:

Por inspiración de Dios, Don Orione experimentó el ansia misionera desde los comienzos de su apostolado, hizo de ella la esencia de su programa y encomendó a sus hijos proseguir con este compromiso.

El mismo fue misionero en América, y a su muerte, sus sucesores continuaron abriendo nuevas formas de presencia en distintos países de Europa, América, Africa y Asia.La Obra de Don Orione hoy tiene ya a numerosos religiosos -varones y mujeres- de misión en distintos países: Paraguay, México, Filipinas, Kenya, Madagascar, Costa de Marfil, más otros que se están preparando para ir a lugares como Togo e India.


Pastoral juvenil:

Luis Orione, desde joven, tuvo una especial solicitud por los jóvenes y por los más pequeños. Siendo seminarista abrió un oratorio festivo para niños y jóvenes, inspirado en San Juan Bosco, quien había sido su maestro y educador en los años de su adolescencia.

Este primer oratorio era la expresión del anhelo de aquel joven seminarista: "reunir jóvenes, atraerlos, fascinarlos, hacerlos santos...", llevarlos a Dios.

La familia de Don Orione desde siempre sintió esta preocupación como parte de su misión, por eso en todas las obras se fueron multiplicando oratorios, movimientos juveniles y otras formas de acompañamiento a los jóvenes.


PRESENCIA:

En 296 localidades de 30 países:

EUROPA: Italia, Polonia, España, Gran Bretaña, Irlanda, Vaticano, Francia, Suiza, Albania, Rumania, Bielorrusia, Ucrania;

AMERICA: Brasil, Argentina, Uruguay, Chile, Paraguay, Venezuela, México, USA;

AFRICA: Costa de Avorio, Togo, Madagascar, Kenya, Cabo Verde, Mozambique;

ASIA: Jordania, Filipinas, India.


¿QUIERES CONOCER MÁS LA OBRA?

Ingresa en la página de la Pequeña Obra de la Divina Providencia donde encontrarás el contacto con la Congregación en tu país




Si tienes dudas vocacionales o necesitas que alguien calificado te acompañe en el proceso utiliza este enlace para ponerte en contacto con el asesor vocacional de tu preferencia. ¡Te los recomendamos a todos!





Suscríbete aquí para recibir este servicio en tu e-mail





Si tienes alguna duda, conoces algún caso que quieras compartir, o quieres darnos tu opinión, te esperamos en los FOROS DE CATHOLIC.NET donde siempre encontrarás a alguien al otro lado de la pantalla, que agradecerá tus comentarios y los enriquecerá con su propia experiencia.









Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!