Menu


Aureliano, el misionero de la Eucaristía
La Eucaristía es el secreto de los misioneros


Por: catholic.net |




AURELIANO, EL MISIONERO DE LA EUCARISTIA EN LA INDIA
El país que hoy cuenta con el mayor número de seminaristas.

La Eucaristía es el secreto de los misioneros. Lo dijo Juan Pablo II y lo demuestra la vida del padre Aureliano, un hombre que dejó su tierra y familia en el País Vasco para convertirse en uno de los grandes misioneros de la India de este siglo.

Pedro Landeta y Azcueta nació en 1887 en Basauri, cerca de Bilbao. A los quince años entró en el noviciado del Carmelo Teresiano de Larrea, tomando el nombre de Aureliano del Santísimo Sacramento. A los 23 años fue ordenado sacerdote y tres años más tarde fue destinado a la India con la tarea de
colaborar en la formación de los candidatos al sacerdocio en el Seminario de Malabar.

Fue misionero en la India durante 51 años, sin poder regresar nunca a su tierra, ni siquiera para saludar a la familia. Consagró su vida a la formación de nuevos sacerdotes. Se ha calculado que acompañó en este camino
a 2.314 jóvenes en todo su itinerario formativo hacia el sacerdocio. A este
número, hay que añadir otros 6.311 seminaristas a los que acompañó durante
un período inferior a los siete años y otros 33 que terminaron sus estudios en otras instituciones.

El padre Aureliano ocupa un lugar de primer orden como escritor de espiritualidad sacerdotal. Su libro, «Mirrors of priests», ofrece una visión completa de la vida sacerdotal, santificada en todo momento según el espíritu del Evangelio. En él, presenta la Eucaristía como centro de la
vida cotidiana del sacerdote.


Como director nacional de la Liga Eucarística, esta institución pasó de
contar con mil sacerdotes inscritos en 1928 a tres mil en 1945. A él se deben también la organización de dos Congresos Eucarísticos Nacionales en India, uno en 1931 y otro en 1937.

Con su apostolado, el padre Aureliano difundió la adoración perpetua diurna
en la India, en Birmania y en Ceilán (Sri Lanka). Logró comenzar el 1 de enero de 1933 una cadena de iglesias en las que día tras día se adoraba ininterrumpidamente al Santísimo Sacramento durante todo el año. Publicó un calendario con las iglesias en las que tenía lugar la adoración diurna. En él, aparecen 868 iglesias y capillas, comprometidas formalmente a promover y garantizar la exposición pública de Jesús Hostia.

El padre Aureliano promovió también la adoración nocturna. En India, en 1935, los pertenecientes a la Federación de la Adoración Nocturna eran 6.848; en 1963 eran 180 mil. Durante su presencia, el centro de Malabar de esta Federación mundial era calificado como el más floreciente del planeta.

Cuando cumplió cincuenta años de sacerdocio, los presbíteros de India le pidieron su consejo: «No os esperéis nada nuevo», les dijo. «Cuando os encontréis en dificultad, cuando os falten las fuerzas humanas, os lo
repito e insisto, id inmediatamente a la Eucaristía...».

Hoy día India es el país del mundo con el mayor número de seminaristas, unos 10 mil y en él los cristianos no son más que una pequeña minoría. Sin duda, esto se debe en parte también a este apóstol de la Eucaristía.

Este testimonio, puede ser profundizado en el libro «Eucaristía: Santidad y Santificación» («Librería Editora Vaticana»), preparado por la Congregación vaticana para las Causas de los Santos y que
puede ser pedido, sólo en italiano, en la dirección: lev@publish.va





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!