Menu



Misioneros de Salud Bucal Rural
Dan servicio dental en las sierras Mexicanas, a personas que no tienen posibilidad alguna de acudir a un dentista.


Por: Dr. Erardo Weihmann Carstens | Fuente: Catholic.net




"Todo lo que hagáis con uno de estos pequeños, a mí me lo hacéis"
 


Somos un grupo de amigos, algunos dentistas de profesión, a los que nos gustaba mucho el campismo y organizàbamos periódicamente excursiones y campamentos a lo largo y ancho de la República Mexicana.

Durante estas excursiones que realizábamos por diferentes regiones del país, nos percatamos que muchos indígenas padecían de serios males bucales, sobre todo aquellos relacionados con la pérdida de piezas dentarias debido a caries no atendidas.

Fue entonces, que en el año de 1987, con el apoyo del Padre Pedro Alanís, misionero josefino, cura de Tamapatz, San Luis Potosí, iniciamos nuestra primera misión de salud bucal rural.

En un inicio, decidimos sólamente atender los casos más urgentes durante nuestra estadía excursional. Pero en cada visita nuestra al poblado, el número de pacientes iba en aumento.

No nos imaginábamos que la necesidad de estas personas, convertiría nuestras excursiones en una actividad profesional que se instituiría permanentemente hasta la fecha.

Muy pronto, los tratamientos que en un principio se relacionaban primordialmente con extracciones de vestigios de dientes, fueron avanzando hasta llegar a tratamientos más completos como prótesis e inclusive placas totales.

Este creciente interés propició que el Dr. Manuel Rego, el Dr. Joaquín Días y Olivares y un servidor, formáramos una asociación que denominamos MISIONES DE SALUD BUCAL RURAL, S.C., (Federación Nacional de Colegios de Cirujanos Dentistas), la cual se formalizó notarialmente a fines de octubre de 1991, y registrada como asociación a finales de 1992.

Con los años y nuestra creciente experiencia, extendimos nuestra actividad misionera hacia otros lugares dentro de la República Mexicana, combinando nuestras excursiones con la atención dental a mucha gente necesitada.

Estas misiones las realizamos únicamente en sitios que no cuentan con servicios dentales accesibles en la zona, y donde los pacientes no cuenten con los medios económicos necesarios para atenderse.

Hemos recibido gran apoyo de los párrocos locales, quienes nos brindan alojamiento dentro de las casas parroquiales y avisan e invitan a los que necesiten de nuestra atención, a que se presenten a tratamiento en cierta fecha y ubicación predeterminada.

Actualmente realizamos misiones periódicas en todas las sierras de la República mexicana, desde Chihuahua hasta Chiapas.

Sin ser una lista exhaustiva, algunos de los principales lugares que hemos atendido y servido son:

Sierra Tarahumara, Chihuahua:
Cerocahui
Sisoguichi
La parroquia San Rafael, con los poblados de:
Ocoviachi
Aremoyvo
Táscates
El Manzano
El Cuiteco

El poblado de Uruachi de la parroquia de San Juanito , a cuatro horas de San Rafael por brecha.

El poblado de Guachochi, la nueva sede episcopal.

El contacto para realizar misiones en esta zona es el Obispo de Guachochi y los encargados de las misiones jesuitas.

Chiapas:
Lacanjá, en la Sierra Lacandona, a donde fuimos por primera vez en 1962 y al regresar en 1993, los lacandones nos reconocieron y nos preguntaron por qué no habíamos regresado. Esto demuestra que se pueden iniciar las misiones ya sea por una relación con el curato o simplemente formando una relación con los mismos habitantes del pueblo o con mayor dificultad, a través de las autoridades civiles.

Estado de México:
Juan de la Mancha, una escuela situada cerca de Dos Ríos y El Molinito.
Chimalhuacán, en donde existe un dispensario manejado por los jesuítas.
San Juan Atezcapan

Puebla:
Chiconcuautla, hospital de las madres de la Caridad.
San Miguel Ayotzinapan, cerca de Cuetzalan, a donde llegamos gracias al Club de Rotarios.

Hidalgo:
Parroquia de La Misión, con los pueblos de:
Puerto de los Naranjos
Cerro Prieto
El Naranjo
El contacto para estos lugares es el párroco de La Misión, el P. Hugo Givaja.

Veracruz:
Ayahualulco, granja-escuela, atendida por los hermanos lasallistas.

Oaxaca:
Diócesis de Huautla, contacto con el obispo Hermenegildo Rámirez, misionero josefino. A esta parroquia pertenecen los pueblos de Los Naranjos
San Andrés
El Carrizal
San Mateo
La parroquia de San Francisco Huehuetlán, contacto con el párroco el P. Orvey De Paz y a la que pertenecen los pueblos de:
San Antonio Eloxochitlán (mazatecos), a donde se llega en dos horas sólo por un camino de cabras, que se hace impasable en tiempo de lluvias.
Santa María Teoposco (nahuas), separado del anterior por Villanueva, también pueblo nahua. El P. Orvey tiene no menos de 17 pueblos para atender él solo.

San Luis Potosí:
Tamapatz, que fue donde iniciamos las misiones. El contacto en este lugar son los misioneros josefinos.

Sabemos que también existe gran necesidad en diversos poblados en los Estados de Jalisco, Querétaro, Colima y Nayarit, pero no hemos podido atenderlos por falta de personal.

Hemos recibido donaciones de equipo en forma muy significativa de compañeros que han modernizado su consultorio o que se han retirado del ejercicio de la profesión.

El Dr Alfred Klaine, que pertenece a la Cruz Roja Suiza , nos ha provisto de gran parte del equipo dental que necesitamos para las misiones.

Los trabajos de prótesis han sido donados por los compañeros de la Asociación Dental Mexicana.

Hemos reparado, renovado, transportado e instalado, con dificultad, unidades fijas, sillones, muebles para consultorio, en lugares alejados y poco accesibles. En los lugares más apartados y difíciles de llegar, utilizamos aparatos transportables, pero en ocasiones hemos tenido que idear ‘sobre la marcha’, soluciones para poder atender a los pacientes, utilizando, por ejemplo, troncos de árboles como asientos y respaldos.

Siempre llevamos un control cuidadoso, manteniendo una relación exacta de los pacientes tratados, su nombre, su edad, su lugar de residencia (pues muchos vienen de lugares distantes, rancherías, asentamientos, o habitan en lugares aislados en el campo) y tenemos pormenorizados todos los trabajos realizados.

Llevamos un registro exacto de nuestras actividades misioneras en cada viaje:
Por ejemplo, en nuestro viaje # 36 a Cerocahui-Tarahumara , Chih., realizamos 208 intervenciones dentales, examinamos 60 niños, dimos 2 conferencias a 186 niños y niñas, y jóvenes en dos grupos, obsequiamos cepillos dentales a todos los alumnos y maestros del internado. Tan sólo en esta ocasión particular, recorrimos en nuestro propio coche 6,371 Km. Además de trayectos en tren y en troca.

Sin incluir los últimos dos años de actividades, hasta el 31 de enero de 1999, hemos realizado 144 viajes, en los cuales atendimos a 5,139 pacientes, que representan 11,453 intervenciones, 5,566 extracciones; 284 trabajos relacionados con prótesis, 350 tratamientos pulpares, 821 amalgamas y 2,528 intervenciones con ZOE-CAOH-IRM.

La labor de servicio en las sierras Mexicanas es altamente satisfactoria a nivel humano y espiritual, pues sabemos que lo que hacemos con estos hermanos nuestros se lo hacemos al mismo Jesucristo.

Los que tenemos la oportunidad de realizarla, somos los más favorecidos por lo mucho que aprendemos de las personas atendidas, al mismo tiempo que nos ha permitido poder ayudar a prevenir y aliviar diferentes padecimientos, no sólo bucales, sino también espirituales, derivados de la pobreza y de la escasez de sacerdotes.

Exhortamos a compañeros de profesión que se encuentran de fijo en las ciudades más cercanas o bien en el mismo Estado de las poblaciones que más necesitan atención bucal, que organicen, incluso a través de sus asociaciones locales, "Misiones de Salud Bucal Rural".

Con objeto de promover el servicio dental altruista en las sierras mexicanas, hemos instalado cubículos en los diversos congresos y exposiciones de la ADM y de la ADDF.

Existe un grupo de compañeros de profesión en Guadalajara, JAL., llamado ‘Grupo de Ayuda Pro-Tarahumara’, con los que hemos ya unido esfuerzos.

Tenemos la esperanza de que en un futuro no muy lejano, las diferentes asociaciones de nuestra profesión ubicadas en ciudades y poblaciones a lo largo de toda la República Mexicana, organicen grupos no sólo de nuestra profesión odontológica, sino quizás acompañados también por médicos, para así proporcionar ambos servicios.

Este servicio combinado por ambas profesiones sería ideal, ya que se complementarían y harían que la atención profesional fuese más efectiva y completa..

Si desea unirse a esta acción apostólica tan necesaria, o iniciar algo similar en su país, favor de comunicarse al teléfono 55 50 63 04 en México DF con el Dr. Manuel Rego o
al teléfono 55 20 55 97 con el Dr. Erardo Weihmann, o escribir vía e-mail a Misiones dentales rurales

 





 

 

Reportar anuncio inapropiado |



Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre
 Email (no será publicado)

 País


Comentario



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Reportar anuncio inapropiado |