Menu


Homilía para la celebración de las exequias III: Mt 25, 31 - 46
Por Eulalio Asensio López, sacerdote en la Parroquia de Membrilla (Ciudad Real)


Por: Eulalio Asensio López | Fuente: iglesiaendaimiel.com



(Se puede acompañar con Hch 10, 34-43)

Sentido cristiano ante la muerte

 

  • La muerte es el lenguaje más universal... todos sentimos la muerte... no dudamos de ella... sí nos sentimos inseguros sobre lo que habrá después. Solemos decir: " si hay Dios, debe ser misericordioso y nos perdonará a todos".



  •  
  • Más allá de lo que nosotros pensamos: La palabra de Dios nos dice cómo debemos valorar la muerte desde la vida, cómo tenemos que pensar en el futuro desde el presente.



  •  
  • Nuestra vida tiene más sentido:
    - cuanto más amamos,
    - cuanto más bien hacemos por los demás,
    - cuanto mejor y más nos solidarizamos,
    - cuanto más y más nos perdonamos unos a otros.



  •  
  • Lo que realmente vale para Dios es el amor, el hacer el bien... (Sobre esto seremos examinados al final (Evang). Pasarán muchas cosas, pero estamos seguros que quedará lo fundamental: la justicia, el bien hecho, el amor dado.



  •  
  • Por eso para los cristianos la vida de hoy, es el fruto del mañana... El cristiano prolonga a Dios en la tierra:
    - cuando ama, porque Dios es amor,
    - cuando perdona, porque Dios no perdonó la muerte de su Hijo,
    - cuando respeta, porque Dios no impone, se ofrece,
    - cuando es justo, porque Dios nunca discrimina,
    - cuando hace el bien, porque Dios es el sumo bien.



  •  
  • Y todo esto es cumplir el evangelio en vida, por tanto es dar sentido cristiano en vida, y el que da sentido cristiano en la vida vivirá siempre para el Señor, "porque en la vida y en la muerte somos del Señor".



  •  
  • Nuestro compromiso presente es vivir como cristianos que han sido salvados. Y esto es preveer el futuro: vivir con plenitud nuestro presente.



  •  
  • Por eso, más que nosotros, es Dios el que se acerca en cualquier situación humana, por dolorosa que nos parezca y nos anima, a través de personas, acontecimientos y nos dice: - las cosas materiales no son eternas.

    Más allá del dolor y de la muerte hay paz y vida en plenitud para los que han hecho de su presente un canto lleno de esperanza y amor.

    Paz y vida en plenitud que nosotros, hoy, deseamos y pedimos llenos de esperanza por nuetr@ herman@ N.


    Lecturas para la celebración de las exequias







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |