Menu



Comunidad "Siervos de Cristo Vivo"
Tiene como finalidad la adoración y evangelización, una comunidad en la que cada miembro aporta sus talentos y se siente integrado porque es reconocido, aceptado y escuchado.


Por: Enrique Vilar Gil | Fuente: Catholic.net




El Señor llama a los suyos.

La Comunidad Siervos de Cristo Vivo tiene su origen remoto en 1973 cuando el Señor llama en el mismo año a las tres personas que serán luego los fundadores a tener una experiencia personal de su amor.

En enero llama a María Armenteros, a fines de julio al P. Emiliano Tardif y a finales de año a Evaristo Guzmán que empieza a asistir a un grupo de oración en Nagua.

El Señor forma su equipo

El Señor los une a los tres por primera vez como equipo en enero del año 1976 durante ECCLA IV, (Encuentro Carismático Católico Latino Americano) celebrado en Caracas, Venezuela.
Los tres habían ido como miembros de la delegación dominicana.

Todavía recuerdan con emoción el poder tan grande que el Señor les dio durante estos días. "Parecíamos, diría Padre Emiliano, tres teléfonos con una sola línea por la unión en el Espíritu que surgió entre los tres". Fueron tantas las bendiciones, que se corrió la voz entre los delegados de los distintos países, y muchos acudieron para experimentar los frutos de su intercesión.

La necesidad de formar una comunidad.

En el corazón de los que trabajaban juntos se iba haciendo cada vez más clara la necesidad de fundar una Comunidad. El día 3 de septiembre de 1979 están en Ecuador, predicando por invitación del Padre Jorge Bravo, S. J. Unos días antes habían estado hablando con Monseñor Uribe Jaramillo de la necesidad que sentían de formar Comunidad. Saliendo de la iglesia de los Jesuitas, en Quito, el Señor le dio a María el nombre que debería llevar la Comunidad: Siervos de Cristo Vivo.

En julio de 1980, hacen el primer retiro juntos con vías de integrarse más como equipo de predicación. Este Retiro fue predicado por el P. Ramón de la Rosa y asistieron el P. Emiliano, Evaristo, Yolanda, Pura y María. Tuvo lugar en Samaná. Ya estuvo clara la necesidad e inminencia de la fundación.

28 de noviembre de 1982

Finalmente se ponen de acuerdo para dejar formada la Comunidad Siervos de Cristo Vivo y se reúnen en Samaná los días 27 y 28 de noviembre de 1982, para juntos hacer un Retiro y pedir al Señor que les hablara.

Así quedó integrada la Comunidad por los ocho primeros: el P. Emiliano I Tardif, Evaristo y Yolanda Guzmán, María Armenteros, John y Nidia Fleury, Pura Deogracia y Emenegilda Almánzar.

Finalidad y Espíritu del la comunidad.

La CSCV tiene su origen en los sentimientos del Sagrado Corazón de Jesús por el hombre los cuales inspiraron al Reverendo P. Emiliano Tardif, msc., a María Armenteros Malla y a Evaristo Guzmán Hilarlo, tras ocho años de experiencia de Dios y de la predicación, a fundar una comunidad que fuera contemplativa y evangelizadora; y cuyo trabajo tenga su centro y fortaleza en el corazón de Aquel que dice: "Sin Mí no pueden hacer nada" (S. Juan 15,5).

Finalidad de la Comunidad.

El Señor Jesús "ha llamado a los que Él quiso" para una misión especifica: "...para estar con Él, y para enviarlos a predicar con poder" (S. Marcos 3,13-14). Acogiendo estas palabras del Señor y viviendo en el mundo, la CSCV aspira a la perfección de la caridad; por tanto, tiene como objetivo esencial la santificación personal de sus miembros mediante:

1. La búsqueda de una relación personal con Jesús Sacramentado presente en la Eucaristía, en la contemplación a través de un esfuerzo continuo de cada siervo, para llegar a una transformación en Cristo;

2. La evangelización, como testigos de Jesucristo muerto y resucitado a través de todos los medios;

3. La construcción día a día, en comunión de fe y amor, de una comunidad a la que se pertenece como miembro y en la que se participa como siervo; que se consolida como "una comunidad cristiana en la que cada uno aporta sus talentos y se siente integrado porque es reconocido, aceptado, escuchado, animado e interpelado" (Estatutos Misioneros del Sagrado Coraz6n #33).

Estado Actual de la Comunidad

La CSCV buscará estar siempre poseída y conducida por el Espíritu Santo, para que Él sea el alma y el agente principal de sus iniciativas, de manera que la misma pueda construirse y crecer, en la unidad y en el amor, guiada sin reservas bajo la acción multiforme del Espíritu Divino y estando sujeta al juicio de la Santa Madre Iglesia Católica.

La Comunidad de Siervos de Cristo Vivo escoge a la Santísima Virgen María, en la advocación de Nuestra Señora del Sagrado Corazón, como intercesora ante su Hijo Jesucristo, y toma como patrono a San francisco de Asís por su equipo de paz, porque reflejó en su vida el evangelio del Señor Jesús.

Actualmente la Comunidad está establecida en varias naciones del mundo:
República Dominicana, Estados Unidos, Colombia, Cuba, España, Italia, Puerto Rico y Panamá.

Si quieres conocer más de la Comunidad Siervos de Cristo Vivo, haz click.

Reportar anuncio inapropiado |



Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre
 Email (no será publicado)

 País


Comentario



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Reportar anuncio inapropiado |