Menu



Primer aniversario del fallecimiento de Eduardo Bonnin Aguilo
Fundador de los Cursillos de Cristiandad


Por: Osvaldo Meloni | Fuente: Catholic.net



El 06 de Febrero de 2008 pasaba a la Eternidad Eduardo Bonnin Aguilo en Mallorca, España, el que fuera destinado a ser el depositario del carisma fundacional de los cursillos de cristiandad, hoy presentes en los cinco continentes.-

“El funeral fue un evento extraordinario donde todos estábamos homenajeando a un santo. Eduardo fue velado durante tres días, mientras llegaban delegados de todas partes del mundo. Fue enterrado el día 9 de febrero en la iglesia de los Capuchinos que era la capilla de la cárcel donde regularmente Eduardo visitaba a los presos y donde en 1949 acompaño a esos presos que estaban condenados a muerte hasta sus últimos momentos. El día 12 de febrero se celebro la solemne misa de funeral en la Catedral de Palma de Mallorca presidida por el Obispo Jesús Murguía y concelebrada por 47 sacerdotes y una multitud de amigos de todas partes del mundo que lleno la Catedral y fue cubierta por una multitud de medios de comunicación y anunciado en todas partes del mundo como”A los 90 años fallece el Fundador del Movimiento de Cursillos de Cristiandad en Palma de Mallorca” (1)

En su calidad de primer rector laico de los primeros cursillos de cristiandad que el mundo entero conoció - el de Cala Figuera en 1944 y el oficial diocesano de San Honorato en el Monasterio de Randa (Algaida) en 1949 - Eduardo Bonnin tuvo el privilegio y el insigne honor de ver cara a cara a tres de ellos: Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Sin embargo siempre utilizo el plural ‘mayestático’ para referirse a la etapa fundacional de los cursillos y se autodefinió como un “aprendiz de cristiano”. Un modesto obrero de la Viña del Señor que, a sus ochenta nueve años, en la Asamblea General del Consejo de los laicos, celebrada, los días 21-23 de septiembre de 2006.en Roma afirmará:

"No tengo más mérito que haber sido testigo de lo vivido por mi mismo desde la primera hora hasta la presente, es decir en toda una andadura de más de sesenta años del Movimiento de Cursillos de Cristiandad. El cursillo de cristiandad, por la gracia de Dios, las oraciones de muchos y la firme voluntad de unos pocos, va consiguiendo que el hombre y la mujer tomen consciencia de ser personas y por tanto de tener la facultad receptiva para poder captar la buena noticia de que Dios en Cristo nos ama. Es que cuando la persona humana se encuentra con el espíritu de Dios, cree en Él y trata de corresponder a su invitación, cambia de óptica, de enfoque, de horizonte y de perspectiva, y encuentra sentido al vivir.”-

El hoy Cardenal, Mons Paul Josef Cordes, manifiesta que: “El Sr. Bonnin aparece como un hombre hecho de cielo y barro, como todos, con sus propias limitaciones, no exento de singularidades. Un hombre que se declara simplemente ‘aprendiz de cristiano’ pero que se siente llamado a hacer transparente en este mundo la ternura de Dios, y en ello ha empeñado toda su existencia.” (2) “... en mi papel de vicepresidente del Pontificio Consejo para los Laicos he tenido, desde 1980, la posibilidad de acompañar con alegría y estupor, la rápida y amplia difusión de este fenómeno. A los iniciadores se les pedía que presentaran su visión de la Iglesia actual y su vida. ¡no es que ellos tuvieran necesidad de presentarse a si mismos! Su testimonio era mas bien visto como luz en el camino de la Iglesia.” (3) Así se manifestaba en el libro sobre los movimientos eclesiales en donde realiza un reportaje a Eduardo Bonnin .

En oportunidad de cumplirse sus 90 años escribimos, en esta misma columna, que hay muchos ‘santos’ que no iniciaron el camino a los altares.... Hombres y mujeres comunes que en su ordinario vivir han consagrado su vida a Dios…. Eduardo es uno de ellos..... Dios lo prefirió soltero, de modo de poder dedicar su vida entera al desarrollo de la obra de los cursillos. Sus constantes viajes por todo el mundo, a veces de larguísima duración, sus libros, sus conferencias o rollos (como prefería llamar....) han signado el futuro de muchísimos hombres en los cinco continentes.

Su profusa obra literaria tuvo su culmen con “Historia de un Carisma”, en 2003, siguió hasta poco antes de su muerte con la edición de “Reflexiones, Paso a Paso por los Senderos de Dios”, en 2006, y la publicación de sus Colaboraciones en la Revista Testimonio, en 2008.-

Por su expreso deseo fue sepultado en el Convento de Capuchinos, en el mismo lugar en donde funcionaba la Cárcel en la cual el dia a dia visitaba a los condenados a muerte. Sin mas honores que la Santa Misa y el recuerdo emocionado de todos. En su tumba quedo escrito:

Eduardo Bonnín Aguiló
4 Mayo 1917 – 6 Febrero 2008
Fundador de los Cursillo de Cristiandad
Quien dijo ser “Aprendiz de Cristiano”

Desde el 6 de febrero de 2008, todos los que encontramos el amor y la amistad de Dios en Cristo Jesús en un Cursillo de Cristiandad, somos los herederos de ese Carisma y necesitamos aprender también a ser “Aprendices de Cristiano” (1)

Osvaldo Meloni
Bahia Blanca, Argentina
----------------

1. Juan Ruiz, Presidente del Organismo Mundial, Carta 28-02-08
2. Eduardo Bonnin, Aprendiz de Cristiano – Suarez del Real Aguilera – Ed. Libros Libres (Prologo)
3. Signos de Esperanza – Retrato de Siete Movimientos Eclesiales – Paul Cordes – Ed. San Pablo

Comentarios al autor: Osvvaldo Meloni
 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |