Menu



BABY-MATCH o ¡No lo mates, dámelo a mí!
Se pretende que que los bebés no queridos por sus madres biológicas, encuentren a través de Internet, unos papás deseosos de cuidarlos, quererlos y educarlos


Por: Lucrecia Rego de Planas | Fuente: Catholic.net



“Si oís que alguna mujer no quiere tener a su hijo y desea abortar, intentad convencerla para que me traiga a ese niño. Yo lo amaré, viendo en él el signo del amor de Dios”. M. Teresa de Calcuta, al recibir el premio Nobel de la Paz (Oslo, 10 de diciembre de 1979).


Hace un par de semanas, cuando en la ciudad de México acababan de convertir en algo legal el asesinato de bebés en el vientre de su madre, platicábamos a la hora de la cena con todos mis hijos, chiquitos y grandes, quienes se mostraban muy consternados por este tema.

Yo les explicaba que tristemente no es un problema exclusivo del DF, sino que están tratando de hacer lo mismo, de manera simultánea, en Nicaragua, Colombia, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Chile, Argentina y bueno… en toda Latinoamérica y en los países latinos de Europa. Se trata de una agenda internacional, muy bien estructurada, encaminada a la destrucción de la familia cristiana.

Fue entonces cuando mi marido, siempre sabio y atinado, nos recordó que, como Dios es bueno y siempre sabe cómo sacar cosas buenas de las malas, seguramente algo bueno podíamos sacar los católicos de todo esto y me dijo:



    – Si la Madre Teresa estuviera viva y le hicieran una entrevista en la prensa en estos momentos en que en todos los países se está tratando de legalizar el aborto… ¿qué crees que diría?

Respondí sin titubear:
 

    – Madre Teresa hubiera dicho lo mismo que decía siempre: “No los maten, dénmelos a mí”

Y... bueno... la Madre Teresa ya no está viva y no puede decirlo, pero podemos decirlo nosotros en su nombre. ¿Por qué no?

¿Alguno de ustedes estaría dispuesto a recibir un niño en su casa para evitar que su madre lo asesine?

Yo sí. No es que tenga grandes recursos ni una casa demasiado grande, pero... para dar amor, cuidado y educación a un bebé no se necesitan grandes riquezas ni grandes espacios. Para acoger a un bebé en una familia no se necesita abrirle un hueco en la casa, sino sólo un hueco en el corazón.

¿Cuántos bebés pueden caber en la casa de los Planas? No demasiados, pues nuestro espacio es pequeño... (vivimos con nuestros nueve hijos en un terreno de 250 m2). Tal vez podríamos acoger a unos diez, quince o veinte... cuando mucho, pero... ¿Cuántos bebés pueden caber en las casas y en los corazones de todos los católicos que visitan a diario Catholic.net? ¡Millones y millones!

La Iglesia cuenta con cientos de Instituciones que se dedican a dar atención a mujeres embarazadas, con cientos de casas hogares para niños huérfanos, con cientos de organizaciones pro-vida y hay millones de matrimonios católicos que desean adoptar un bebé. También sé de muchos católicos que, imposibilitados para acoger personalmente a alguno de estos chiquitos, estarían dispuestos a aportar económicamente para su cuidado.

Es por eso que me he animado a lanzar esta campaña desde Catholic.net,
 

“¡No lo mates, dámelo a mí!”
http://nolomates.catholic.net


He visto el éxito que tienen las campañas de “single-match” o “catholic-match” que buscan ayudar a hombres y mujeres solteros a encontrar a través de Internet a “su media naranja” y formar así matrimonios felices.

Esta campaña se podría llamar Baby-match, pues lo que pretende es ayudar a que los bebés no queridos por sus madres biológicas, encuentren a través de Internet, unos papás deseosos de cuidarlos, quererlos y educarlos.

No pretendo que Catholic.net se convierta en una Agencia de Adopción, ni pretendo que las adopciones se hagan a través de Internet. En cada país se deberá cumplir con la legislación adecuada (*), pero… puede ser un buen paso para crear vínculos entre personas necesitadas de ayuda con personas e Instituciones que las pueden ayudar.

Así que...

Si tienes una Institución de ayuda, ¡apúntala!
Si estás dispuesto a acoger a un bebé para salvarlo del peligro de ser abortado... ¡apúntate!
Si son un matrimonio deseoso de adoptar un bebé... ¡apúntense!

Y, lo más importante:

Si estás embarazada
Si no quieres a tu bebé
Si has pensado en abortar...

¡No lo mates, dámelo a mí!


Lucrecia Rego de Planas
Dirección
Catholic.net
lplanas@catholic.net

Envía este artículo a un amigo



(*) Catholic.net se adhiere en todos los aspectos legales y administrativos en materia de Protección al Niño y en materia de Adopción Internacional, al Convenio de la Haya, firmado el 29 de mayo de 1993 por 66 países y cuyo texto íntegro puede consultarse dando click aquí
 

Reportar anuncio inapropiado |



Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre
 Email (no será publicado)

 País


Comentario



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Reportar anuncio inapropiado |