Menu


Lo que debe saber sobre la orientación sexual de los jóvenes
Documento práctico sobre la homosexualidad y no manejo en la escuela, elaborado por el American College of Pediatricians


Por: American College of Pediatricians (ACP- Colegio de Pediatras de Estados Unidos) | Fuente: American College of Pediatricians



Lo que debe saber sobre la orientación sexual de los jóvenes

Hoja de información

- La homosexualidad no es una característica determinada genéticamente ni imposible de cambiar.

- La atracción homosexual está determinada por una combinación de influencias familiares, ambientales, sociales y biológicas. Los rasgos hereditarios o que predisponen pueden influir en algunos. En consecuencia, la atracción homosexual se puede cambiar.

- La mayoría de alumnos (más del 85%) con atracción del mismo sexo adoptarán finalmente una orientación heterosexual si es que no se alienta lo contrario.

- El estilo de vida homosexual, especialmente para los hombres, genera graves riesgos de salud.

- Declarar y validar la atracción por el mismo sexo en los años adolescentes es prematuro y personalmente dañino.

- Las terapias de reorientación sexual han demostrado ser efectivas para aquellos que tienen atracción homosexual no deseada.

- En muchos jóvenes, la atracción homosexual se desarrolla debido a experiencias traumáticas o negativas, como el abuso sexual. Estos estudiantes necesitan terapia para el trauma y no la afirmación de una “identidad gay”.

- No existe evidencia de que los programas pro-homosexuales, como en campus o clubes estudiantiles, aminoren los riesgos de salud o los desórdenes que sufren los homosexuales.

- Sin importar la orientación sexual del individuo, la actividad sexual es una opción consciente.

- Lo mejor para los estudiantes es abstenerse de cualquier actividad sexual hasta la adultez, preferentemente hasta que hagan parte de un matrimonio fiel y duradero.

- La responsabilidad de la escuela es proporcionar un ambiente seguro para la expresión propia y respetuosa de todos los estudiantes. No le compete a la escuela diagnosticar e intentar tratar las condiciones médicas de los alumnos, y ciertamente no le compete a la escuela “afirmar” la orientación sexual que se percibe en ellos.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |