Menu


La Acción Católica es una asociación cuyas notas precisa el Concilio Vaticano II
Cuatro notas que definen el movimiento, y dan un talante concreto a sus militantes


Por: Ideario Acción Católica General de Madrid | Fuente: www.archimadrid.es



La Acción Católica es una asociación en la que sus miembros comparten un mismo carisma, se apoyan mutuamente, se forman para el apostolado, organizan adecuadamente la actividad apostólica y así expresan el carácter comunitario del apostolado, y, bajo la responsabilidad de los propios dirigentes, llevan a cabo una acción común . Por eso los Obispos nos advierten que la particular referencia concreta a la Acción Católica "no debe extrañar, ya que, de acuerdo con la doctrina de las cuatro notas, no es una asociación más, sino que en sus diversas realizaciones tiene la vocación de manifestar la forma habitual apostólica de los ´laicos de la diócesis´, como organismo que articula a los laicos de forma estable y asociada en el dinamismo de la pastoral diocesana" .

Como asociación específica, la Acción Católica está constituida por la suma de las notas que, según el decreto conciliar sobre Apostolado Seglar , la definen:

a) El fin inmediato es el fin apostólico de la Iglesia, es decir, en orden a evangelizar y santificar a los hombres, y formar cristianamente su conciencia de suerte que puedan saturar del espíritu del Evangelio las diversas comunidades y los diversos ambientes.

b) Los seglares, cooperando, según su condición, con la jerarquía, ofrecen su experiencia y asumen la responsabilidad en la dirección de estas organizaciones, en el examen diligente de las condiciones en que ha de ejercerse la acción pastoral de la Iglesia y en la elaboración y desarrollo del método de acción.

c) Los seglares trabajan unidos a la manera de un cuerpo orgánico, de forma que se manifiesta mejor la comunidad de la Iglesia y resulta más eficaz el apostolado.

d) Los seglares, ofreciéndose espontáneamente, o invitados a la acción y directa cooperación con el apostolado jerárquico, trabajan bajo la dirección superior de la misma jerarquía, que puede sancionar esta cooperación incluso por un mandato explícito.

Estas cuatro notas definen el movimiento, y dan un talante concreto a sus militantes, que les distingue de los miembros de otras asociaciones eclesiales, tan válidas como la Acción Católica, pero diferentes a ésta.
 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |