Menu



Día de la tierra y reingeniería social anticristiana
El 22 de abril se celebra el Día de la Tierra que en muchos aspectos está indisolublemente unido a los llamados derechos sexuales y reproductivos y a la Carta de la Tierra


Por: Juan C. Sanahuja | Fuente: Noticias Globales



El 22 de abril se celebra el Día de la Tierra que en muchos aspectos está indisolublemente unido a los llamados derechos sexuales y reproductivos y a la Carta de la Tierra para implantar una única y sincretista religión universal .

El manifiesto oficial del Earth Day Network 2006 (Red Día de la Tierra) comienza con un pasaje de la Carta de la Tierra, expresamente creada para sustituir a los 10 Mandamientos y llegar a ser el nuevo paradigma ético del nuevo milenio, como declaró en 1992 uno de sus promotores el ruso Mikhail Gorbachov.

“’La Tierra es nuestro hogar y el hogar de todos los seres vivos. La Tierra misma está viva. Somos partes de un universo en evolución. Somos miembros de una comunidad de vida interdependiente con una magnificente diversidad de formas de vida y culturas. Nos sentimos humildes ante la belleza de la Tierra y compartimos una reverencia por la vida y las fuentes de nuestro ser...’ (extracto de la Carta de la Tierra)”.

El Día de la Tierra

En 1970, uno de los mayores promotores económicos del control de natalidad, apoyó económicamente a un senador norteamericano , para instituir el Día de la Tierra. La paternidad sobre ese día se le atribuye al autor de la Carta Magna de la Tierra y la Declaración de Derechos Planetarios (1969), esta última presentada en una conferencia de la UNESCO, en San Francisco.

La iniciativa tuvo como base antiguas asociaciones ambientalistas norteamericanas como el Sierra Club (1862) y la Audubon Society (1905), y otras más modernas como la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza fundada en 1948 y revitalizada en 1961 tras la creación del Fondo Mundial para la Vida Silvestre (World Wildlife Fund, WWF).

Estas organizaciones formaron una alianza con instituciones que se proponen descaradamente el control de la población mundial y en 1981, las asociaciones nombradas y la National Parks and Conservation Association, el Natural Resources Defense Council, Enviromental Action se unieron al Population Crisis Comitee, Population Reference Bureau, Zero Population Growth, el Population Action Council y la International Planned Parenthood Federation (IPPF), la multinacional del aborto y la perversión de menores, y formaron un bloque único para obtener del Congreso de los Estados Unidos planes concretos de control de población a nivel mundial.

La Red Día de la Tierra

Actualmente existe una red, la Earth Day Network, integrada por numerosas organizaciones abortistas, ecologistas, feministas, lesbofeministas, etc., como por ejemplo Population Action International, World Wildlife Fund (WWF), Women’s Environment and Development Organization (WEDO), Humane Society International, National Wildlife Federation, Earth Justice Legal Defense Fund, el Earth Council (Consejo de la Tierra-Carta de la Tierra), etc.

Encontramos en el Consejo Internacional de la Red a varios activistas del proyecto Carta de la Tierra y también de la Alianza de las Civilizaciones, la ex-directora del Fondo para la Población de la ONU, promotora del “derecho universal al aborto” y en concreto del Procolo Opcional del CEDAW. Ella sigue siendo asesora del Secretario General de la ONU, y actualmente es directiva del Centro para los Derechos Reproductivos (CRLP) de New York, que impulsa, promueve y sostiene económicamente causas judiciales a nivel mundial para legalizar el aborto, especialmente en latinoamérica (Colombia, por ejemplo).

Forman parte también en el Consejo para el Día de la Tierra, la activista del ecologismo catastrofista, cabeza del Worldwach Institute; y otros personajes promotores de la cultura de la muerte como Brundtland, que presidiendo una Comisión de la ONU que llevó su nombre, fue la primera sostuvo públicamente el binomio: control de natalidad-salvaguarda del medioambiente, y a la que le debemos el concepto de “desarrollo sustentable o sostenible”; ex-Directora de la Organización Mundial de la Salud; abanderada de los derechos sexuales y reproductivos (homosexualidad-aborto), etc.

El Consejo además, cuenta entre sus afiliados, sólo en los Estados Unidos, con más de 400 instituciones universitarias e institutos de estudios superiores.

Una religión única o el sincretismo universal

El Secretario General de la ONU, Kofi Annan en el año 2000, en el discurso inaugural de la sesión especial de la Asamblea General llamada Beijing+5, hizo suya una afirmación de las organizaciones eco-feministas enroladas en la Red Día de la Tierra: “Nosotros no somos huéspedes de este planeta. Nosotros le pertenecemos”. De este modo, Annan señaló una constante en los intentos de “reingeniería de las religiones”, un panteísmo cada vez menos disimulado, que informa lo que en documentos oficiales la ONU se llama globalización de las creencias religiosas.

En este contexto hay que encuadrar este “culto” al Día de la Tierra, informado por la Carta de la Tierra y con las organizaciones que la promueven como el Consejo de la Tierra, el Centro Interconfesional del Diálogo, (también llamado Templo del Entendimiento Universal); el Global Forum of Spiritual and Parlamentary Leaders for Human Survival; organizaciones eco-abortistas, indigenistas (cultos a la Pacha Mama, la Madre Tierra); lesbofeministas (cultos a la diosa Gaia); sectas orientalistas como la Bahá’í International Community, una institución new age pro-homosexual que, por ejemplo, organizó en Miami (1992), la Conferencia Mundial para el Desarrollo de la Mujer y el Medioambiente, en la que propuso una serie de tesis a favor del aborto seguro y legal como derecho de las mujeres y como medida para la protección del medio ambiente.

Un miembro del Consejo de la Carta de la Tierra y Premio Nóbel de la Paz, declaró: “hay que volver a reescribir la Biblia. Una biblia, en el que el hombre, el medio ambiente y Dios formen parte de un todo en el que no haya diferencias, para romper con las tradición abrahámica del judaísmo, el cristanismo y el islam, dominada por el antropocentrismo en el que se le da a la naturaleza una importancia secundaria” (NG 671). Luego, el ser humano no se distingue esencialmente de las demás creaturas animadas o inanimadas y, además es el “mayor depredador de la naturaleza”.

No se trata de ignorar el problema ecológico tan ampliamente expuesto por Juan Pablo II en su magisterio, sino de evitar que a través del ecologismo caigamos en un indiferentismo o un igualitarismo religioso inmanentista y neo panteísta. Sin ir más lejos, ni una palabra de los numerosos textos del Magisterio sobre este tema se encuentran en los programa ni en los guiones previstos para las “celebraciones”.

Propuestas que confunden

Dentro de los programas propuestos destacan en la Red Día de la Tierra las celebraciones para las “comunidades religiosas”. El programa aclara que es adaptable a todas las creencias, para aquellos que creen en "un dios creador" o "diversas divinidades", para "los evolucionistas moderados", para "quienes creen que la materia es un ser viviente", etc..., en definitiva una mezcla de la que nada bueno puede salir.

Participan en la Earth Day Network (EDN)

Interfaith Power and Light (IPL); Coalition on the Environment and Jewish Life (COEJL); Action Alerts; Jewish Vegetarians of North America (JVNA); National Council of Churches of Christ; National Religious Partnership for the Environment (NRPE); National Religious Partnership for the Environment (NRPE) is an alliance of independent (este grupo incluye a una oficina de la Conferencia Episcopal Norteamericana, al Consejo Nacional de Iglesias de USA, a la Coalition on the Environment and Jewish Life, y a la Evangelical Environmental Network).

Además participan los integrantes de la Interfaith Climate Change Network: Earth Day and Global Climate Change Links for Communities of Faith; CCC Interfaith Call to Action; Interfaith Works (IW); Evangelical Environment Network; Unitarian Universalist Ministry for the Earth; the United States Conference of Catholic Bishops (USCCB); Buddhist Peace Fellowship (BPF); Quaker Earthcare Witness; Indigenous Environmental Network.

Fuentes: ONU, Earth Day 2006 Events; NG 116 (Con la Carta de la Tierra la ONU promueve el panteísmo universal y denigra al judaísmo, al cristianismo y al islam); 161, 428, 429, 623, 671, 738, 741, 748 (ONU-Carta de la Tierra: culto pagano). La información sintetizada en este informe está en los boletines de Noticias Globales que se encuentran en www.noticiaslobales.org, y en nuestros libros El Gran Desafío, Ed. Serviam, Buenos Aires 1995 y El Desarrollo Sustentable. La Nueva Ética Internacional, Ed. Vórtice, Buenos Aires 2003).

Compartir en Google+
Reportar anuncio inapropiado |

Publicar un comentario sobre este artículo



(no será publicado)








* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Reportar anuncio inapropiado |