Menu


El mundo del Islam
La palabra Islam significa sumisión a la voluntad de Alá, Dios para Mahoma. A los miembros de esta religión se les denomina musulmanes


Por: Concepción M. de Carnevale | Fuente: Catholic.net




Islamismo es el nombre oficial para designar a la más joven de las grandes religiones. Nació en el siglo VII d. C. Bajo la dirección y organización de Mahoma, su profeta.

La palabra Islam significa sumisión a la voluntad de Alá, Dios para Mahoma. A los miembros de esta religión se les denomina musulmanes y el significado, que proviene de la misma raíz, es: los que se someten.

Todo es la casa de Alá; por ello dondequiera que un muslim se encuentre, extiende su alfombra para orar. Toda persona de cualquier raza o nacionalidad puede adquirir la fe. Estas dos posiciones la hacen una religión en la que quedan unidas indisolublemente la fe y la vida, la religión y la política.

Mahoma

Nació el profeta en la Meca, en el año de 570 d.C. Alrededor de los cuarenta años de edad, se entregó a la meditación y al aislamiento, especialmente en una cueva cercana a la Meca, donde escuchó la voz del arcángel Gabriel.

Comenzó a predicar a Alá como divinidad verdadera y única y se proclamó a sí mismo, "designado por Dios como mensajero del mundo".

Esta proclama no fue bien recibida en la Meca y tuvo que huir a Yathrib, ciudad a la que bautiz Medina, que significa "ciudad del Profeta". Ahí, se convirtió en caudillo no sólo religioso sino también político. La comunidad creció rápidamente, muchos conversos se unían al movimiento. Una primera meta era recuperar la Meca. Después de algunos años de guerras con diferentes tribus, se dio la entrada triunfal del Profeta a la Meca, donde destruyó los ídolos y dejó la "Piedra Negra" a la que constituyó centro de la peregrinación. "La era musulmana comenzó con el gran acontecimiento de la Égira de la Meca a Medina, o emigración del profeta Muhammad y sus discípulos desde la Meca a Medina. La adopción de este acontecimiento como comienzo de la era musulmana tuvo lugar en el Califato de Umar Ibn Al Kahttab, segundo Califa después de Mamad. Hoy nos encontramos en el año 1404 después de la Égira".

En los años siguientes se extendió por toda Arabia con tal ímpetu que ni después de su muerte se pudo parar, hoy abarca desde Marruecos hasta Indonesia y cuenta con 690,000,000 fieles aproximadamente.

El Corán

Estando en una cueva cerca de la Meca, oyó Mahoma la voz del ángel que decía: "En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso. ¡Predica en el nombre del Señor, el que te ha creado! Ha creado al hombre de un coágulo. ¡Predica! Tu Señor es el Dadivoso que ha enseñado a escribir con el cálamo; ha enseñado al hombre lo que no sabía.

¡No! El hombre es rebelde, puesto que se considera suficiente para sí. Hacia
tu Señor tendrás la vuelta. ¿Crees que quien molesta a un siervo de Dios cuando ora, está en la buena senda o prescribe la piedad?, ¿Crees que desmiente y se aparta?, ¿No sabes que Dios ve? ¡Cuidado! Sino se detiene, le arrastraremos al infierno tirándole del fleco, fleco, mentiroso, pecador. ¡Llame a su clan! Nosotros llamaremos a los arcángeles. ¡Cuidado! ¡No le obedezcas! ¡Póstrate y acércate a Dios!".

Después de la primera revelación que comienza con estas palabras y se conoce como la sura XCVI, 1-5, tuvo el Profeta otras dos revelaciones. El contenido de las tres constituyen el Corán, literalmente al-Qur´ân, que significa "la Lectura y es el único escrito canónico del islamismo. Los musulmanes creen que son revelaciones hechas por Dios al profeta a través del arcángel Gabriel y por lo tanto es considerado sagrado. Está dividido en 114 capítulos llamados suras, que se clasificaron según su longitud. Muchos de estos se escribieron en tiempos de Mahoma; los restantes se agruparon de memoria después de su muerte. El contenido es confuso por el estilo poético y muchas de las alusiones son obscuras. Sostiene el Islam que el Corán es una copia exacta del original que está en el cielo, por lo que ninguna traducción de árabe puede sustituir al dictado a Mahoma.

El Corán es el único libro sagrado, pero no la única fuente de conducta, puesto que también se conservaron muchas enseñanzas, leyes y dichos del Profeta. Debido a la rápida expansión hubo situaciones en las que no había respuesta explícita del Corán, por lo que a lo largo de los años se reunieron muchos datos, dichos y acciones del profeta que se codificarón en el Hadith que significa tradición. A esta frase o dicho se les denomina que quiere decir "costumbre".

A pesar de que la teología islámica alcanzó un alto grado de desarrollo, las creencias y prácticas básaicas se conservan intactas en las "Cinco Doctrinas" y los "Cinco Pilares de la Fe".

Posición de la Mujer

El Corán, contiene múltiples normas morales, dirigidas en especial al cuidado y protección de la vida familiar; precisamente para defender a ésta, es por lo que se considera a la mujer como inferior al hombre; y a pesar de que las enseñanzas islámicas más modernas han contradicho la interpretación literaria, son evidentes la poligamia y el velo. "La mujer musulmana está siempre asociada con una antigua tradición conocida como ´el velo´. Es propio del Islam que la mujer debe embellecerse con el velo del honor, la dignidad, castidad, pureza e integridad. Debe abstenerse de todos los actos y gestos que puedan sacudir las pasiones de quienes no sean su legítimo esposo, o hacer sospechas de su moralidad". (Corán 24:30). Sostienen que la mujer tiene derecho a la misma educación que los hombres, pero esto no le da derecho a "desnudarse las piernas y los pechos" como hacen las judeo-cristianas.

La poligamia también debe entenderse a la luz de la protección familiar: "La legislación islámica permite la poligamia al esta en armonía con el conjunto de sus enseñanzas, y también al estar en armonia con la naturaleza humana, tanto del varón como de la hembra. Dado que la fornicación esta prohibida de una forma absoluta, para a continuación abrir una puerta legal, ya que no hay duda de que la prohibición de dicha poligamia acarrearía la fornicación, al ser el número de mujeres superior al de hombres... Así pues, limitar el matrimonio a una sola mujer, con llevaría a que un gran número de ellas quedaran privadas de marido".

No son éstas las únicas razones que citan en defensa de la poligamia; sin embargo, parecen ser las de más peso, sobre todo en el sentido de que es la misma naturaleza humana-dicen- la que pide la legislación de esta situación.

El Yihad o Guerra Santa

El Islam sostiene que Dios ama por igual a todos los hombres; sin embargo, incita a combatir a los fieles. Ante esta contradicción sostiene el Islam que
el Yihad está legislado para que todos los hombres entren a esa religión. El uso del término lo consideran muy importante porque la guerra - dicen ellos - es con propósitos egoístas y personales, mientras que el Yihad tiene como objetivo encontrar a Dios. No se hace la guerra para que un pueblo monopolice los bienes o las personas del otro, sino para que la especie humana, toda ella, goce de todo: "Una felicidad para la humanidad bajo el estandarte del Islam. A partir de lo cual empleamos la fuerza y los medios necesarios para realizarlo, con sabiduría, con buena exhortación, con los mejores argumentos, y a continuación con el Yihad, en su más profundo significado".

Conoce más sobre el islam y el cristianismo:
Diálogo Interreligioso

Islamismo

¿Qué dice el Corán sobre los misterios cristianos?





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!