Menu


Shavuot[1]
La "Fiesta de las Semanas", otra de las fiestas importantes hebreas


Por: Hna. María del Cielo | Fuente: www.dialogoreligioso.org



Shavuot es la fiesta de las “semanas” (shavua: “semana”, en hebreo), que debe su nombre al hecho de que la Torá prescribe festejarla siete semanas después del “día siguiente al sábado, o sea, desde el día en que llevéis la gavilla de la ofrenda de balanceo” (Lev.23, 15).

Quedó aceptado, en el judaísmo tradicional, que la cuenta de los cuarenta y nueve días debe comenzarse el segundo día de Pesaj, y de este modo Shavuot cae el 6 de Sivan (mayo o junio). “Y celebrarás la fiesta de las Semanas, al comenzar la siega del trigo” dice el texto bíblico al respecto de esta fiesta en Éxodo 34,22. A continuación indica que Shavuot, junto con Pesaj y Sucot, pertenecen a las “fiestas del peregrinaje” en que los hijos de Israel se reunían yendo a pie a Jerusalén para alegrarse en el Templo ante el Señor. En Shavuot se ofrendaban allí las primicias del trigo y de otros frutos que maduraban temprano, y en Sucot, fiesta final de la cosecha, se presentaban los demás.


Fiesta de las primicias

Los israelitas fueron ordenados a traer las primicias de la tierra de las siete especies - trigo, cebada, vid, higo, granada, oliva y dátiles - expresando el agradecimiento a Dios que les otorgó la tierra de Israel y les brindó lo mejor de ella. “Que tomarás las primicias de todo fruto del suelo... Las pondrás en un cesto y con él irás al lugar que el eterno escoja para establecer así su Nombre... Y te presentarás al Sumo sacerdote... Y el sacerdote tomará el cesto de tu mano y lo colocará ante el Altar del Eterno tu Dios... Entones tu dirás ante el Eterno tu Dios... Por eso dirás ahora: he aquí que te brindo los primeros frutos de la tierra que tu, oh Señor me has dado". (Dt 26:2-10). El pueblo de Israel traía las primicias cada año desde Shavuot hasta Sucot con gran alegría. Ellos levantaban las primicias ante el altar y leían "la lectura de las primicias” (Dt 26:5-10) que relata en resumen el pasar de Israel desde la época de los patriarcas hasta llegar a la tierra que Dios les prometió. Aquí se conectan la fiesta de la cosecha, la alegría de las primicias, con el recibimiento de la Torá.


Los Diez Mandamientos

Zeman matan toratenu es el nombre con que Shavuot es llamada en algunas plegarias: el “tiempo de la entrega de nuestra Torá”.

Y esto porque según antiguos estudios de algunos pasajes de la Biblia, el día 6 de Siván, siete semanas después de la salida de Egipto, fue la fecha en que los hijos de Israel reunidos al pie del monte Sinaí, recibieron las Tablas con los Diez Mandamientos de Dios, por intermedio de Moisés.

El Libro del Éxodo nos relata como después que los israelitas fueron liberados por Dios de la esclavitud de Egipto a través de Moisés; y después de pasar milagrosamente el Mar Rojo, llegaron al desierto del Sinaí.

“Moisés subió al monte de Dios y Yahveh lo llamó desde el monte, y le dijo: ‘Habla así a la casa de Jacob y anuncia esto a los hijos de Israel: Vosotros habéis visto lo que he hecho con los egipcios, y cómo os he llevado sobre alas de águila y os he traído a mí. Ahora pues, si de veras me obedecéis y guardáis mi alianza, seréis mi propiedad personal entre todos los pueblos, porque mía es toda la tierra; seréis para mi un reino de sacerdotes y una nación santa.’” (Ex. 19,3) Seguidamente Dios le anuncia a Moisés que se acercará a él para que el pueblo lo oiga hablar y le crea.

“Al tercer día, al rayar el alba, hubo truenos y relámpagos y una densa nube sobre el monte y un fuerte sonido de trompeta”…Moisés hizo salir a todo el pueblo al pie del monte. “Todo el monte Sinaí humeaba, porque Yahvé había descendido sobre él en el fuego…Moisés hablaba y Dios le respondía con el trueno.” (Ex. 19,19)

“Después de hablar con Moisés en el Monte Sinaí, le dio las dos tablas del Testimonio, tablas de piedra, escritas por el dedo de Dios” (Ex. 31,18).

Al bajar Moisés del Monte Sinaí, vio que los israelitas habían fabricado un becerro de oro a quien le danzaban adorándolo.

Por este motivo “ardió en ira, arrojó las tablas y las hizo añicos al pie del monte”. Pero nuevamente intercede por su pueblo y Dios renueva la Alianza con él y le entrega por segunda vez el Decálogo. La palabra “Decálogo” significa literalmente “diez palabras” (Ex 34,28) Constituyen palabras de Dios en un sentido eminente.

En los Diez Mandamientos está expresado el núcleo de la Ley mosaica y conserva su valor en la Nueva Ley traída por Jesucristo. (cf Mc. 10,17-21) Y aun más, Cristo viene a perfeccionar esa Ley: “No penséis que he venido a abolir la Ley y los profetas. No he venido a abolir sino a dar cumplimiento”. (cf Mt. 5, 17-19)

Finalmente, Nuestro Señor Jesucristo ofreciéndose a Sí mismo anticipadamente en la Última Cena y luego con su muerte en la Cruz, sellará la Nueva Alianza “que devuelve al hombre la comunión con Dios reconciliándole con El por ‘la sangre derramada por muchos para remisión de los pecados’” (cf. Mt. 26 28)[2].

“En Jesús la Ley ya no aparece grabada en tablas de piedra sino ‘en el fondo del corazón’ del Siervo, quien por ‘aportar fielmente el derecho’ (Is. 42,3), se ha convertido en ‘la Alianza del pueblo’” (Is.42, 3)[3].


Las oraciones del día

Son oraciones de festividad. En las sinagogas se lee el libro de Ruth y después los capítulos de la Torá que describen la preparación a la Revelación del Sinaí, y el capítulo que relata los Diez Mandamientos (Éxodo 19,20).


Adornos en las sinagogas y en las casas

En la fiesta de Shavuot los judíos acostumbran a adornar las sinagogas y las casa con plantas. Los motivos principales de esta costumbre son:

*En recuerdo al Monte Sinaí que estaba cubierto de vegetación en el momento que se recibió la Torá, como está escrito: "También el ganado y el vacuno no pastorearan frente a este Monte".

*La Torá es comparada con un árbol: "el árbol viviente la Tora para aquellos que la mantienen", y en el día de recibimiento de la Tora se adornan las casas y las sinagogas con ramas y plantas.

*Las plantan recuerdan las primicias que se traían a partir de la fiesta de Shavuot.

*De acuerdo con la tradición Moisés fue colocado en un cesto, en esta fecha, entre las cañas que crecían a orillas del río. El adornar con plantas recuerda este evento.






    Notas:

    [1] Algunos datos de este artículo se han extraído del libro Fiestas y Tradiciones Judías, Heriberto Haber. Ed. Aurora.

    [2] cf Catecismo de la Iglesia Católica N.613.

    [3] cf CIC N.580.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |