Menu


Ceremonial islámico de la muerte y entierro
También es para ellos meritorio el asistir a los entierros de los cristianos y de los judíos


Por: Hna. María de Roncesvalles | Fuente: ive.org




Se puede reducir esta ceremonia en cuatro puntos:

a-) Lavaje del cuerpo del difunto: Después de que el cuerpo fue totalmente limpiado se lo somete a numerosos baños rituales para prepararlo para la oración.

Es recomendable que este baño sea seguido por los rituales de limpieza (wudu). Esto lo deben hacer dos personas del mismo sexo del que murió.

Los orificios del cuerpo son cerrados con tapones o algodón perfumado.

b-) El cuerpo es envuelto en una mortaja de dos piezas sin costura.

c-) La oración dicha en honor a la persona muerta, puede hacerse en la mezquita, en la casa o cerca de donde vivía.

d-) El entierro (jinaza): este término es usado tanto para el entierro como para el servicio fúnebre.

Comienza con una oración en la mezquita o en un espacio abierto cerca de la casa del difunto. El pariente más cercano es quien recita las oraciones, pero también puede realizarlo el imam (es aquel que se coloca delante de los demás para dirigir las oraciones, uno de los requisitos es tener un gran conocimiento del Corán).

El orden es el siguiente; se llama a rezar diciendo “Aquí comienza la oración por el difunto”.

Todos los presentes se colocan de pie en hilera mirando hacia la Meca, mientras el imam recita la intención “Yo intento realizar esta oración por el difunto, consistiendo esto en cuatro alabanzas”, llevando sus manos extendidas y colocándolas a la altura del lóbulo del oído, dice el primer takbir: “Dios es lo más grande”, luego colocando su mano derecha sobre la izquierda en el estómago recita el subhan; “Dios, yo te alabo, grande es tu nombre, grande es tu alabanza, no hay divinidad fuera de Ti”.

Sigue a esto el segundo takbir y el durud (bendición) “Oh Dios ten misericordia sobre Mahoma y sobre sus descendientes, concede misericordia y paz, bendice y compadécete de Abraham y sus descendientes.”(Se repite una vez más).

El tercer takbir y el dua (promesa) “¡Oh Dios, perdona a los que vivimos y a los que murieron, a los que estamos presentes y a los que están ausentes, a nuestros niños, a los adultos, a hombres y mujeres. Mantenlos con vida en el Islam a todos aquellos que han muerto por tu causa, déjalos morir en la fe”.

Se dice el cuarto takbir y el salam: “Dios es grande”; giran la cabeza hacia la derecha diciendo todos “Paz y misericordia para El”.

Giran la cabeza hacia la izquierda y repiten lo mismo.

El takbir, es recitado solo por el imam, pero el suhban, el durud, el dua y el salam lo dicen todos en voz baja.

Se sientan todos en el piso, levantan sus manos y en silencio rezan por el difunto, luego se dirigen hacia donde están los familiares y les dicen: Allah irhamo (Dios tenga misericordia de él), ellos responden; Allah isalmek (Dios te dé paz).

Llevan en procesión al difunto a la tumba, las mujeres generalmente no van o acompañan solo una parte.

Los familiares y amigos caminan junto al anda (especie de camilla con el cuerpo del difunto), el poder cargarla es un honor y es considerado como un acto muy meritorio.

También es para ellos meritorio el asistir a los entierros de los cristianos y de los judíos aunque en la práctica no siempre existe esta posibilidad (países donde el Islam es la única religión permitida).





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!