Menu

9. Cuando necesitas fortalecer tu fe
Libros. Folletos Hospitalidad

Para orar. No debemos dudar en la tormenta


Por: Centro de Hospitalidad y Misericordia | Fuente: Centro de Hospitalidad y Misericordia



Dijeron los apóstoles al Señor: "Aumentanos la fe" El Señor dijo: Si tuvierais una fe como un grano de mostaza, habríais dicho a este sicómoro: Arráncate y plántate en el mar, y os habría obedecido.
Lc 17, 5-6



PALABRA DE DIOS

No debemos dudar en la tormenta



  • “La barca se hallaba ya distante de la tierra muchos estadios, zarandeada por las olas, pues el viento era contrario. Y a la cuarta vigilia de la noche vino él hacia ellos, caminando sobre el mar. Los discípulos, viéndole caminar sobre el mar, se turbaron y decían: «Es un fantasma», y de miedo se pusieron a gritar. Pero al instante les habló Jesús diciendo: «¡Ánimo!, soy yo; no temáis.» Pedro le respondió: «Señor, si eres tú, mándame ir hacia ti sobre las aguas.» «¡Ven!», le dijo. Bajó Pedro de la barca y se puso a caminar sobre las aguas, yendo hacia Jesús. Pero, viendo la violencia del viento, le entró miedo y, como comenzara a hundirse, gritó: «¡Señor, sálvame!» Al punto Jesús, tendiendo la mano, le agarró y le dice: «Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?» Subieron a la barca y amainó el viento. Y los que estaban en la barca se postraron ante él diciendo: «Verdaderamente eres Hijo de Dios.»”
    Mateo 14, 24-33


    Provecho de las tribulaciones
     
  • “Habiendo, pues, recibido de la fe la justificación, estamos en paz con Dios, por nuestro Señor Jesucristo, por quien hemos obtenido también, mediante la fe, el acceso a esta gracia en la cual nos hallamos, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios. Más aún; nos gloriamos hasta en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación engendra la paciencia; la paciencia, virtud probada; la virtud probada, esperanza, y la esperanza no falla, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado.”
    Romanos 5, 1-5


    Petición confiada
     
  • “Si alguno de vosotros carece de sabiduría, que la pida a Dios, que da a todos generosamente y sin echarlo en cara, y se la dará. Pero que la pida con fe, sin vacilar; porque el que vacila es semejante al oleaje del mar, agitado por el viento y zarandeado de una a otra parte. Que no piense recibir cosa alguna del Señor un hombre como éste, un hombre irresoluto e inconstante en todos sus caminos.”
    Carta de Santiago 1, 5-8


    Orar con Fe
     
  • “Y todo cuanto pidáis con fe en la oración, lo recibiréis.”
    Mateo 21, 22


    Eficacia de la oración
     
  • S “«Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide recibe; el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿O hay acaso alguno entre vosotros que al hijo que le pide pan le dé una piedra; o si le pide un pez, le dé una culebra? Si, pues, vosotros, siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que se las pidan!”
    Mateo 7, 7-11

    “La oración del humilde atraviesa las nubes.” Eclesiástico 35,17

    Jesús nos da en la medida de nuestra fe.
    “Cuando Jesús se iba de allí, le siguieron dos ciegos gritando: «¡Ten piedad de nosotros, Hijo de David!» Y al llegar a casa, se le acercaron los ciegos, y Jesús les dice: «¿Creéis que puedo hacer eso?» Dícenle: «Sí, Señor.» Entonces les tocó los ojos diciendo: «Hágase en vosotros según vuestra fe.» Y se abrieron sus ojos. “
    Mateo 9, 27-30


    Todo es posible para quien cree
     
  • “Uno de entre la gente le dijo a Jesús: “Si puedes hacer algo, compadécete de nosotros y ayúdanos. Jesús le dijo: «¡Qué es eso de si puedes! ¡Todo es posible para el que tiene fe!.»”
    Marcos 9, 22-23


    La esperanza no defrauda
     
  • Abrahán, “esperando contra toda esperanza, creyó y fue hecho padre de muchas naciones según le había sido dicho: Así será tu posteridad. No vaciló en su fe al considerar su cuerpo ya sin vigor -tenía unos cien años- y el seno de Sara, igualmente estéril. Por el contrario, ante la promesa divina, no cedió a la duda con incredulidad; más bien, fortalecido en su fe, dio gloria a Dios, con el pleno convencimiento de que poderoso es Dios para cumplir lo prometido.”
    Romanos 4, 18-21


    Las armas de la fe
     
  • “Tomad las armas de Dios, para que podáis resistir en el día funesto, y manteneros firmes después de haber vencido todo. Poneos en pie, ceñida vuestra cintura con la verdad y revestidos de la justicia como coraza, calzados los pies con el celo por el Evangelio de la paz, embrazando siempre el escudo de la fe, para que podáis apagar con él todos los encendidos dardos del maligno. Tomad, también, el yelmo de la salvación y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; siempre en oración y súplica, orando en toda ocasión en el Espíritu, velando juntos con perseverancia e intercediendo por todos los santos”.
    Efesios 6, 13-18


    Dios, la única esperanza
     
  • “Sólo en Dios encuentro descanso,
    de él viene mi salvación;
    sólo él mi roca, mi salvación,
    mi baluarte; no vacilaré.
    Sólo en Dios descansaré,
    de él viene mi esperanza,
    sólo él mi roca, mi salvación,
    mi baluarte; no vacilaré.
    En Dios está mi salvación y mi honor,
    Dios es mi roca firme y mi refugio.
    Confiad siempre en él, pueblo suyo;
    presentad ante él vuestros anhelos.
    ¡Dios es nuestro refugio!”
    Del Salmo 61


    Profesión de Fe
    (Credo)


    Creo en Dios,
    Padre Todopoderoso,
    Creador del cielo y de la tierra.
    Creo en Jesucristo, su único Hijo,
    Nuestro Señor,
    que fue concebido por obra y
    gracia del Espíritu Santo,
    nació de Santa María Virgen,
    padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
    fue crucificado, muerto y sepultado,
    descendió a los infiernos,
    al tercer día resucitó de entre
    los muertos, subió a los cielos
    y está sentado a la derecha
    de Dios, Padre Todopoderoso.
    Desde allí ha de venir a
    juzgar a los vivos y a los muertos.
    Creo en el Espíritu Santo,
    la santa Iglesia católica,
    la comunión de los santos,
    el perdón de los pecados,
    la resurrección de la carne
    y la vida eterna.
    Amén.


    ORACION

    Recibe, Señor
    Recibe, Señor, nuestros miedos
    y transfórmalos en confianza.
    Recibe, Señor, nuestro sufrimiento
    y transfórmalo en crecimiento.
    Recibe, Señor, nuestro silencio
    y transfórmalo en adoración.
    Recibe, Señor, nuestras crisis
    y transfórmalas en madurez.
    Recibe, Señor, nuestras lágrimas
    y transfórmalas en plegaria.
    Recibe, Señor, nuestra ira
    y transfórmala en intimidad.
    Recibe, Señor, nuestro desánimo
    y transfórmalo en fe.
    Recibe, Señor, nuestra soledad
    y transfórmala en contemplación.
    Recibe, Señor, nuestras amarguras
    y transfórmalas en paz del alma.
    Recibe, Señor, nuestra espera
    y transfórmala en esperanza.
    Recibe, Señor, nuestra muerte
    y transfórmala en resurrección.
    Amén.














     




Compartir en Google+




Consultorios
Hospitalidad católica
Servicio fraterno de acompañamiento espiritual
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
P.Pedro Mereu SDB
Acompañamiento, escucha y dirección espiritual
Enrique Santiago Ellena
Especialidad en temas de familia, especialmente en la relación de las personas
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
Susana Barroilhet
Consejería en temas de la Familia y de la Vida
Rosa Gemma Ortiz S�¡nchez
Ayuda en momentos de crisis
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |