Menu



Salmo por el Matrimonio
Devocionario. Oraciones Varias
Ayúdanos a desanudar esta madeja terrible...


Por: Hermandad de María Como Desatadora de Nudos | Fuente: Hermandad de María Como Desatadora de Nudos





Señora mía¡ Madre Santa de Dios!
muy confiado en la protección de tu influjo,
Luz del Espíritu Santo pido tu singular custodia y tu seno Maternal, que intercedas por la unión.

Tu, que con generosa gracia,
deshaces los nudos complejos de la vida conyugal,
Hoy te ruego por la mía;
por faltas nuestras tejido ,
una maraña de escollos en la cinta del amor,
por culpa nuestra, he llegado a la angustia y desazón,
que la existencia torna en sórdida y atribulada;
¡Mira aquí, Madre Nuestra!,

Tus hijos somos;
Perdona nuestros errores,
ayúdanos a desanudar esta madeja terrible,
tú eres compasiva, sufrida y Santa
Mujer!,
Madre del Cristo hasta en la Cruz;
Nosotros somos el hijo que Él te ha señalado,
con toda esperanza, consuelo,
con angustiosa carencia, pido tu intercesión,
¡Madre de toda pureza!
es mi deseo enmendar,
desatando los nudos, que agobia a mi pareja;
¡Tu! junto al Hijo, Señor Nuestro,
por mi matrimonio intercede,
que renovada la cinta sea, y los votos restaurar;
¡Dame Madre mía hoy, una oportunidad !
el lazo no romperé, conque Dios ha unido,
con el amor te suplico, afecto y devoción,
con la que celebro tu santísima Concepción,
Aceptes en tu gracia a mí;
que por tu poderosa ayuda,
ante el único Mediador, y por tus méritos
dispongan, se encaminen mis cosas y
estos nudos se deshagan, fruto de la vil ofensa,
Obra a tu Voluntad, tus humildes hijos suplican,
conseguir la paz armoniosa,
que nuestro hogar requiere,
por ejemplo tomare, al que en Nazaret
construyeron,
¡Oh! Sagrada Familia,
Estable, Santo Modelo,
con el Amor Maternal,
fraterna e intima unión,
Del Hijo del Hombre, su Madre,
y San José carpintero.
En tu inmenso y Maternal Amor,
Bienaventurada Virgen María,
la que desarmas los nudos, Socórrenos,
Auxílianos, Aconséjanos, por nosotros.

Aboga y el camino ilumina,
hacia el fin de vida plena,
Tómame en tu seno Madre mía,
a merecer tu Santidad Materna
que por tus méritos gozas,
con tu Hijo, Nuestro Señor, El supremo Hacedor.

Dios te salve, Hija de Dios Padre.
Dios te Salve, Madre de Dios Hijo.
Dios te Salve, Esposa del Espíritu Santo.
Amén.

"que el hombre no deshaga lo que Dios unió"
MADRE DEL BUEN CONSEJO, QUE DESATAS LOS NUDOS
EN LA CINTA DE LA VIDA CONYUGAL







 

Compartir en Google+
Reportar anuncio inapropiado |

Publicar un comentario sobre este artículo



(no será publicado)








* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Consultorios
Hospitalidad católica
Servicio fraterno de acompañamiento espiritual
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
P.Pedro Mereu SDB
Acompañamiento, escucha y dirección espiritual
P. Pedro Mendoza Pantoja
Sanación y liberación
Enrique Santiago Ellena
Especialidad en temas de familia, especialmente en la relación de las personas
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
Susana Barroilhet
Consejería en temas de la Familia y de la Vida
Rosa Gemma Ortiz Sánchez
Ayuda en momentos de crisis
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |