Menu

Hora Santa de Reparación por el pecado del aborto
Devocionario,Eucaristía

Señor, Dios, nos reunimos hoy en torno tuyo para celebrar nuestra existencia y alegrarnos por el don de la vida y pedir que ilumines a nuestros médicos y legisladores.


Por: Padre Jaime Heyd | Fuente: Organización Sacerdotes por la Vida



ORACIÓN INICIAL

Señor, Dios Todopoderoso y Creador nuestro, nos reunimos hoy en torno tuyo para celebrar nuestra existencia y alegrarnos por el don de la vida. Enséñanos a comprender y hacer comprender a los médicos y legisladores, cada vez más profusamente, que toda vida humana es sagrada, tanto LA DEL PEQUEÑO EN EL VIENTRE DE SU MADRE, como la del enfermo desahuciado ; la del niño lisiado o anormal, como la del adulto incapacitado; la del vecino, como la del hombre distante y lejano. Recuérdanos, Padre Celestial, que independientemente de la edad, raza, color o credo, cada persona ha sido creada a tu imagen y semejanza, y ha sido redimida por Cristo. Esto los hace inapreciables ante tu mirada. Enséñanos a ver a los demás a través de tus ojos para poder venerar, preservar y sostener el don de la vida en ellos, y emplear con mayor fidelidad la nuestra en tu servicio. Te lo pedimos por Cristo, nuestro Señor.

Respuesta: Amén.


________________________________________


ORACIÓN POR LA VIDA

Padre, tú eres la fuente de toda vida. Por Jesucristo, tu Hijo, ofreces la vida eterna a todo el que la desea. Nosotros creemos en esa vida, Padre. Te damos gracias por ella y esperamos con gozo el día en que podamos compartirla contigo. Pero hoy te pedimos por la vida humana creada a tu imagen; la vida de todas las personas del mundo entero. Por tu amor y tu misericordia, santifica y fortalece nuestros esfuerzos por lograr que se respete y dignifique el fundamento de toda vida humana, especialmente por los médicos y legisladores de nuestro mundo. Que tu rostro brille sobre nosotros y que en ti, la humanidad entera encuentre la felicidad y el valor de vivir en ayuda mutua, haciendo de esta vida un anticipo de la vida futura que gozaremos eternamente.

Amén.


________________________________________


EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO


Salutaris Hostia,
Quae caeli pandis ostium:
Bella premunt hostilia,
robur, fer auxilium.

Uni trinoque Domino
it Sempiterna gloria,
Qui vitam sine termino
Nobis donet in patria.
Amén.

________________________________________


LECTURA DE LA PALABRA DE DIOS - Incienso -

(Escoger dos lecturas)

Antiguo Testamento

Génesis 1:26-31; Deuteronomio 30:19-20; 1 Reyes 8:27-33; Proverbios 24:10-14;
Salmo responsorial
Salmo 127; Salmo 139: 13-18.

Nuevo Testamento
Mateo 2: 1-18; Lucas 18: 15-16; Lucas 1: 41-44; Marcos 9: 33-37; Juan 10: 7-21. _

_______________________________________


HOMILÍA - ROSARIO - ORACIÓN DE LOS FIELES

Celebrante: El Señor, nuestro Dios, protege a los inocentes y levanta a los que han sido sepultados en la muerte. Hagamos oración por los médicos y legisladores que promueven el aborto, por los niños que aún no nacen y por sus mamás, por nuestros ancianos y los que se encuentran en agonía, y por los pequeños que han nacido con limitaciones. Que el Dios de la vida, el único que tiene poder sobre la vida y la muerte, escuche nuestras súplicas y atienda nuestra oración.

Respuesta: Señor, salva a tu pueblo.

Lector: Por los médicos que, contrariamente a su promesa de defender la vida, apoyan y promueven la anticoncepción y el aborto. Roguemos al Señor.

R. Señor, salva a tu pueblo.

Lector: Por los legisladores que, engañados por intereses económicos o bajo la presión de organismos internacionales, apoyan y promueven la anticoncepción y el aborto. Roguemos al Señor.

R. Señor, salva a tu pueblo.

Lector: Por todos aquellos niños que aún se encuentran en el vientre materno, que su dignidad de seres humanos, creados a imagen y semejanza de Dios sea valorada y apreciada. Roguemos al Señor.

R. Señor, salva a tu pueblo.

Lector: Por las madres embarazadas, especialmente las que no son felices, las que han sido mal orientadas o perseguidas; a las que se les ha negado el amor, el cuidado a la compasión que necesitan, para que haya alguien que las oriente y ayude a salir de la crisis en la que se encuentran. Roguemos al Señor.

R. Señor, salva a tu pueblo.

Lector: Por los obispos, sacerdotes y demás pastores y ministros de la Iglesia para que promuevan en sus comunidades los conocimientos y valores en favor de la vida. Roguemos al Señor.

R. Señor, salva a tu pueblo.

Lector: Por los dirigentes y militantes de Pro vida para que trabajen en armonía guiados por la verdad, la justicia, la sabiduría y el amor. Roguemos al Señor.

R. Señor, salva a tu pueblo.

Lector: Que los que han muerto antes de nacer vivan eternamente en el Reino de Dios. Roguemos al Señor.

R. Señor, salva a tu pueblo.

Celebrante: Sabemos Señor, que existen muchas otras fallas entre la familia humana. No podemos mencionarlas todas. Hoy hemos venido a orar especialmente por todas las intenciones en favor de la vida y ante ti depositamos nuestras inquietudes. Confiamos en que guiarás y fortalecerás a tu pueblo desorientado a fin de que tu obra salvadora se realice plenamente en todos los hombres en estos momentos de la historia. Por Jesucristo Nuestro Señor.

R. Amén.

________________________________________


LETANÍA A JESÚS EN EL VIENTRE DE MARÍA

Jesús, maravillosamente entretejido en el vientre de María,
R. Ten misericordia de nosotros.
Jesús, concebido por el Espíritu Santo en el seno de María,
R. Ten misericordia de nosotros.
Jesús, revelado por el Padre y concebido en el vientre de María,
R. Ten misericordia de nosotros.
Jesús, Palabra Eterna, Hijo divino, abrazado por el Padre, en el seno de María,
R. Ten misericordia de nosotros.
Jesús, Cordero de Dios en el vientre de María…
R. Sálvanos, Señor.
Jesús, inocente y santo en el seno de María…R. Escúchanos por tu bondad.
Jesús, Hijo de Dios y Mesías en el vientre de María…
R. Ten misericordia de nosotros.

Celebrante: Jesús, aun siendo de naturaleza divina como Hijo de Dios, no retuviste para Ti el ser igual y uno con el Padre, sino que bajaste hasta encarnarte como hijo de hombre y asumir la condición de niño indefenso en el vientre de tu Santísima Madre, la Bienaventurada Virgen María. Desde la concepción hasta la muerte vivimos y existimos en ti. Te suplicamos que ilumines las conciencias de los médicos y legisladores, que bendigas a todas las madres y que intercedas ante el Espíritu Santo y ante tu Padre para que todos los niños concebidos disfruten del precioso don de la vida. Pedimos que la amorosa protección de María cubra a todos los pequeños en el vientre de sus madres y los proteja en su nacimiento. Te lo pedimos, Jesús, en tu nombre, a ti que con el Padre y el Espíritu Santo vives y reinas por los siglos de los siglos.

R. Amén.


________________________________________

LETANÍAS EN REPARACIÓN POR EL PECADO DE ABORTO

Señor, ten misericordia de nosotros,
R. Señor, ten misericordia de nosotros.
Cristo, ten misericordia de nosotros,
R. Señor, ten misericordia de nosotros.
Señor, ten misericordia de nosotros,
R. Señor, ten misericordia de nosotros.
Cristo, óyenos,
R. Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos,
R. Cristo, escúchanos.
Dios, Padre celestial,
R. Ten misericordia de nosotros.
Dios, Hijo Redentor del mundo,
R. Ten misericordia de nosotros.
Dios, Espíritu Santo,
R. Ten misericordia de nosotros.
Santísima Trinidad, un Sólo Dios,
R. Ten misericordia de nosotros.
Señor Jesús, Principio y Fin,
R. Ten misericordia de nosotros.
Señor Jesús, Camino, Verdad, y Vida,
R. Ten misericordia de nosotros.
Señor Jesús, Resurrección y Vida,
R. Ten misericordia de nosotros.
Señor Jesús, Palabra Eterna de Vida,
R. Ten misericordia de nosotros.
Señor Jesús, que moraste en el vientre de la Virgen María,
R. Ten misericordia de nosotros.
Señor Jesús, Tú que amas a los pobres y a los débiles,
R. Ten misericordia de nosotros.
Señor Jesús, Defensor de los indefensos,
R. Ten misericordia de nosotros.
Señor Jesús, Pan de Vida,
R. Ten misericordia de nosotros.
Por cada pecado cometido en contra de la vida,
R. Ten misericordia de nosotros.
Por el pecado del aborto,
R. Ten misericordia de nosotros.
Por el asesinato diario de los niños inocentes,
R. Ten misericordia de nosotros.
Por el derramamiento de sangre en toda nuestra nación,
R. Ten misericordia de nosotros.
Por el clamor silencioso de todos Tus hijos,
R. Ten misericordia de nosotros.
Por el asesinato de tus futuros discípulos,
R. Ten misericordia de nosotros.
Por el abuso de las mujeres por el aborto,
R. Ten misericordia de nosotros.
Por el silencio de tu gente,
R. Ten misericordia de nosotros.
Por la indiferencia de tu gente,
R. Ten misericordia de nosotros.
Por la cooperación de tu gente en esta tragedia,
R. Ten misericordia de nosotros.
Por nuestros hermanas y hermanos no-nacidos que son asesinados por el aborto,
R. Ten misericordia de nosotros.

Por los hermanos y hermanas no-nacidos en peligro de aborto,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por nuestros hermanos y hermanas que han sobrevivido al aborto,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por las Madres que han tenido abortos,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por las Madres que sufren la tentación de tener un aborto,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por las Madres que sienten la presión de tener un aborto,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por la Madres que han rechazado el aborto,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por los Padres de los niños abortados,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por las Familias de los niños abortados,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por las Familias de los que han sido tentados por tener un aborto,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por los abortistas,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por los que asisten y cooperan con los abortos,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por los doctores y las enfermeras, que puedan cultivar la vida,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por los líderes de gobierno, que puedan defender la vida,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por el clero, que puedan hablar a favor de la vida,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por el movimiento pro-vida,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por todos los que hablan, escriben y trabajan por eliminar el aborto,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por todos los que ayudan a proveer alternativas al aborto,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por todos los que promueven la adopción,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por los grupos pro-vida nacionales y locales,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por la unidad en el movimiento pro-vida,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por el valor y la perseverancia del trabajo pro-vida,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por los que sufren de rechazo y ridiculez por su posición a favor de la vida,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por los que han sido detenidos por defender la vida,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por los que han sido maltratados y lastimados por defender la vida,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por los profesionales de leyes,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por los jueces y las cortes,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por los policías,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por los educadores,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
Por los profesionales de los medios de comunicación,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
En acción de gracias por los niños salvados del aborto,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
En acción de gracias por las Madres salvadas y sanadas del aborto,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
En acción de gracias por los que antes apoyaban el aborto y ahora defienden la vida,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
En acción de gracias por todos los que se oponen al aborto,
R. Señor, atiende nuestra súplica.
En acción de gracias por el llamado a ser parte del movimiento pro-vida,
R. Señor, atiende nuestra súplica.


Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Sálvanos Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Escúchanos Señor,

Señor, Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Ten piedad de nosotros.

Oremos
Dios todopoderoso, Tú has creado todo por medio de Tú Hijo Jesucristo. El venció el poder de la muerte por medio de Su Misterio Pascual. Que todos los que se confiesan ser Cristianos, promuevan la Santidad de la Vida y que te sirvan fielmente, por El mismo Jesucristo Nuestro Señor. Amen.
________________________________________


TANTUM ERGO

Tantum Ergo Sacramentum
Veneremur cernui:
Et antiquum documentum
Novo cedat ritui;
Praestet fides supplementum
Sensuum defectui.
Genitori, Genitoque
Laus et jubilatio,
Salus, honor, virtus quoque
Sit et benedictio:
Procedenti ab utroque
Compar sit laudatio. Amen.

Celebrante: Nos diste el Pan del Cielo.
R. Que contiene en Sí todo deleite.

Celebrante: Oremos. Señor, Dios nuestro, en este sacramento admirable adoramos la presencia de Jesucristo tu Hijo, nacido de la Virgen María y crucificado por nuestra salvación. Que los que creemos en esta Fuente de Amor y de misericordia bebamos de ella el Agua de la Vida Eterna. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
R. Amén.


________________________________________


BENDICIÓN CON LA CUSTODIA - Incienso

(Conviene pasar 5 minutos en oración silenciosa alabando y agradeciendo al Señor su amor y su misericordia).


________________________________________


ALABANZAS AL SANTÍSIMO SACRAMENTO

Bendito sea Dios,
R. Bendito sea Dios.
Bendito sea Su Santo Nombre,
R. Bendito sea Su Santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre,
R. Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el nombre de Jesús,
R. Bendito sea el nombre de Jesús.
Bendito sea Sacratísimo Corazón,
R. Bendito sea Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre,
R. Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del altar,
R. Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Paráclito,
R. Bendito sea el Espíritu Santo Paráclito.
Bendita sea la excelsa Madre de Dios, María Santísima,
R. Bendita sea la excelsa Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su gloriosa Asunción,
R. Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María, Virgen y Madre,
R. Bendito sea el nombre de María, Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo,
R. Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus ángeles y en sus santos.
R. Bendito sea Dios en sus ángeles y en sus santos.


_____________________________________



CANTO FINAL DE ACCIÓN DE GRACIAS

Bendito, bendito, bendito sea Dios, los ángeles cantan y alaban a Dios (bis).

Adoro en la Hostia el Cuerpo de Jesús, su Sangre preciosa que dio por mí en la cruz (bis).

Yo creo Jesús mío que estás en el altar oculto en la Hostia te vengo a adorar (bis).

Jesús de mi alma te doy mi corazón y a cambio te pido me des tu bendición (bis).

Oh cielo y tierra decid a una voz, bendito por siempre, bendito sea Dios (bis).


________________________________________





Compartir en Google+




Consultorios
Hospitalidad católica
Servicio fraterno de acompañamiento espiritual
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
P.Pedro Mereu SDB
Acompañamiento, escucha y dirección espiritual
Enrique Santiago Ellena
Especialidad en temas de familia, especialmente en la relación de las personas
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
Susana Barroilhet
Consejería en temas de la Familia y de la Vida
Rosa Gemma Ortiz S�¡nchez
Ayuda en momentos de crisis
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |