Menu



La Capilla de la tumba de San Antonio
Padua, Italia
Una parada de recogimiento en la tumba del Santo con un vistazo general a los nueve altorrelieves de la capilla


Por: basilicadelsanto.org | Fuente: basilicadelsanto.org



La tumba del Santo fue llamada desde el principio ´Arca´. En esta capilla, debajo de la mesa del altar y a una altura de hombre, se encuentra la tumba del Santo, colocada ahí después de haber estado de 1231 a 1263 en la pequeña iglesia de Santa María Mater Domini (hoy Capilla de la Virgen Mora) y desde 1263 a 1310 en el centro de la Basílica, delante del presbiterio, debajo de la actual cúpula cónica; es incierta, en cambio, la colocación de la tumba de 1310 a 1350 (que puede haber sido incluso la actual). Desde 1350 ha estado siempre en esta capilla.

Hasta principios del siglo XVI el estilo con el que estaba decorado la capilla era el gótico, pintada al fresco por Stefano da Ferrara, el mismo autor de la Virgen del Pilar.

La decoración actual, del siglo XVI, muy unitaria del punto de vista arquitectónico y escultórico, parece que debe atribuirse a Tullio Lombardo.

El altar es más bien sobresaliente, pero el artista Tiziano Aspetti (que lo realizó hacia finales del siglo XVI) estaba condicionado por la altitud difícil de modificar de la tumba, seguramente precedente. Las estatuas del altar (San Antonio entre San Buenaventura y San Ludovico de Anjou) son del mismo artista, mientras que otros artistas realizaron los ángeles que llevan los cirios y los dos pequeños candelabros.

Los más grandes y esbeltos, sobre soportes de ángeles de mármol, fueron creados por Filippo Parodi.


Altorrelieves que acompañan el itinerario alrededor de la tumba

Con un poco de atención y de buen sentido se puede acordar, para quien los desee, una parada de recogimiento en la tumba del Santo con un vistazo general a los nueve altorrelieves que la capilla nos propone:

1. San Antonio recibe el hábito franciscano. Obra de Antonio Minello (1517).

2. El marido celoso, cuya mujer, apuñalada por celosía, es curada por el Santo. El trabajo iniciado por Giovanni Rubino (llamado el ´Dentone´), fue acabado por Silvio Cosini (1536).

3. El joven resucitado por el Santo. El Santo, prodigiosamente trasladado a Portugal, resucita a un joven para que revele la identidad de su verdadero asesino para disculpar al padre de Antonio, en cuyo huerto se había escondido el cadáver. Iniciado por Danese Cattaneo, fue acabado por Girolamo Campagna (1573).

4. La joven resucitada. Se trata de una chica ahogada, resucitada por el Santo, que en la representación no aparece aunque arriba se ve su Basílica. Es obra de Jacopo Sansovino (1563). Realización bien precisa y muy vigorosa.

5. El niño resucitado. Se trata del sobrino de San Antonio. Obra de Antonio Minello con retoques de Sansovino (1536).

6. El corazón del usurero muerto no se encuentra donde tenía que estar, sino en su caja fuerte, como había dicho el Santo. Obra de Tullio Lombardo (1525).

7. San Antonio reinjerta el pie a un joven, que por desesperación se lo había cortado después de haber dado una patada a su madre. Es evidente la mano de Tullio Lombardo (1504).

8. El vaso que se quedó intacto, después de haber sido lanzado al suelo para desafiar a una persona que no creía en la predicación ni en los prodigios realizados por San Antonio. Iniciado por Giovanni Maria Mosca, fue acabado por Paolo Stella (1529).

9. San Antonio hace que hable un recién nacido, para que atestigüe la fidelidad de la madre, injustamente acusada por el marido celoso. Obra de Antonio Lombardo (1505), hermano de Tullio.

Compartir en Google+
Reportar anuncio inapropiado |

Publicar un comentario sobre este artículo



(no será publicado)








* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Reportar anuncio inapropiado |