Menu



Elementos integrativos para una ética médica
Tanto la bioética como la ética médica tienen su razón de ser.


Por: Dr. Gonzalo Miranda | Fuente: Catholic.net




Elementos integrativos para una ética médica

1) Integración sin disolución


a) Aportaciones de la bioética a la ética médica y la deontología:

- Mayor interés en amplios sectores

- Interdisciplinariedad: peligro del encerramiento de la categoría profesional. «Nadie es buen juez en su propia causa». Visión crítica objetiva externa como integrativa y ayuda real (filosofía, teología, derecho, sociología).

- Ampliación de horizontes, incluso respecto a la misma medicina: experimentación, biotecnologías, ecología...

- Nuevos instrumentos de reflexión, nueva sensibilidad, nuevos contenidos.

b) Peligros de absorción y de confusión:

- Absorción: no se ha de perder el papel de la ética médica (o integrarlo como parte, pero con atención especial a la ética profesional, sin confundirlo con lo demás); papel de la deontología: deberes internos, establecidos por los mismos profesionales.

- Confusión: toda la confusión (cfr. arriba) influye en los operadores sanitarios (congreso Sorrento: médicos escandalizados por debate entre filósofo y yo; «¿ha sido un lapsus... o ha dicho que no son personas...?»). Pero ahora muchos médicos, se convierten sin saberlo en filósofos improvisados y se confunden y confunden...

2) Integración de la moral fundamental

a) Recuperación de la moral personal:

- Se quiso empezar desde cero, dejando a un lado una tradición milenaria (griegos, escolástica, iluminismo, existencialismo).

- Preocupación dominante por la regulación pública (ética y jurídica). Pérdida de la atención al sujeto moral, al agente moral.

- Pero: al fin y al cabo siempre entra en juego el sujeto que decide o aplica. Sujeto humano, con una conciencia, unas actitudes morales, etc. No somos «robots» morales. Cfr. instrumentos de decisión (incluídos programas de ordenador). Decido yo, en conciencia, aplicando códigos, principios, leyes, sistemas morales.

Algunos elementos: análisis de la experiencia moral; la conciencia moral; la virtud y las virtudes (virtudes éticas profesionales).

b) Experiencia moral:

Experiencia de un valor especial: el valor de la persona en cuanto persona = valor moral. Transciende a los demás valores. Expresión común: «es una buena / mala persona».

Experimento de introspección:

* Sobre los demás: dos colegas; uno gana mucho con aborto privado por las tardes, atiende superficialmente, experimenta a la ligera (valores: sagaz, dinero, progreso científico, etc.). Otro tiene menos dinero, menos brillantez... pero escucha, se interesa, pide consentimiento informado, atiende gratis una vez a la semana...

- «Es una buena persona». Persona a secas; no en cuanto sagaz, inteligente, etc.

¿Valor como persona - y como buen médico?

* Sobre mí mismo: oportunidad programa experimentación útil, gran negocio, prestigio... Quizás: «no puedo»!?

- Después de la acción: remordimiento, arrepentimiento: en función de otro valor, que me llama y exige.

Experiencia del Valor Moral, valor de la persona: en la libertad, en cuanto libre: señor de mis actos.

c) La conciencia moral

- Desprecio en bioética (no aparece siquiera como voz en la «Encyclpedia of Bioethics».

- Desconocimiento concepto, manipulación, legalismo, pragmatismo decisional.

- «Yo actúo en conciencia»: ¿Qué es la conciencia?

- «Cum-scire»: testimonio interno.
Es un saber, no un sentir o un querer.
Juicio de la razón práctica sobre bien/mal en cuanto persona en mi actuar.
Como en razón especulativa: me realizo si quiero conocer realmente lo real (2+2=4!); y en este caso, si quiere actuar en consecuencia.

- Non instancia externa; «mi conciencia soy yo»

Hacia donde va la bioética

Desarrollo de la bioética
 

 

 

 

 



 

 

 

 

 



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |