Menu



Hacia dónde va la bioética: ¿por qué surge?
La Bioética está de moda, según algunos es incluso una moda.La encontramosfrecuentemente en los medios de comunicación; pero la vemos especialmente en el ámbito de la medicina


Por: Dr. Gonzalo Miranda | Fuente: Catholic.net





La Bioética está de moda, según algunos es incluso una moda.

La encontramos frecuentemente en los medios de comunicación; pero la vemos especialmente en el ámbito de la medicina. Sin embargo, no siempre todos tienen claro qué es la Bioética, y no todos están conformes tampoco con su influjo concretamente en el campo del medicina.

Me sorprende al leer un artículo de un periodista reconocido en Italia: es hora de que pongamos límites para la Bioética. Luego, en un texto de un especialista en ética, español, leo: las clínicas de Bioética. Posiblemente se crea la confusión con palabras como genética, biogenética, etc., y se piensa que Bioética es esa serie de prácticas referidas sobretodo a la fecundación asistida.

Algunos, como decía, preferirían que no existiera la Bioética.

Para ellos: la bioética es innecesaria, banal y dañina: solamente complica las cosas, al introducir en el campo de la medicina las diversas corrientes filosóficas. Basta con la deontología, que regula suficientemente la medicina, expresando los valores y principios de esa profesión y regulando el comportamiento de los profesionales .

Es importante reflexionar sobre el sentido de la Bioética y su papel en la configuración de una teoría de ética médica, pero sobretodo en la práctica médica guiada por una correcta vivencia ética.

Analizaremos ante todo el surgimiento de la Bioética y su sentido original; luego revisaremos algunos de los problemas que se presentan en su desarrollo, en parte causados por el ambiente cultural en el que éste ha tenido lugar. Veremos después la tendencia a reducir todo a Bioética y olvidarse de la ética médica y que la deontología médica. Finalmente haremos algunas reflexiones sobre otros elementos de la ética médica que no debemos olvidar, como son la persona humana, el papel de la conciencia personal, y el rico mundo de las virtudes en el campo de la profesión ética.

Nacimiento de la Bioética.

- El trauma después de la Segunda Guerra Mundial; el juicio de Nüremberg ante el escándalo por el comportamiento de los médicos alemanes concretamente en relación con la experimentación con seres humanos. «Nunca más».

-Los escándalos en los año 60 en Estados Unidos.

-En 1963, en el Jewish Chronic Disease Hospital, de Brookliyn, se inyectó células tumorales a pacientes ancianos, sin su consentimiento.

-En 1965, en el Willowbrook State Hospital, de Nueva York, se inocularon virus de hepatitis en niños hospitalizados y deficientes.

Junto a esto el crecimiento del miedo ante las enormes posibilidades de la técnica, como la bomba atómica, y de la misma medicina: la biogenética, la manipulación del hombre...

Se sitúa el nacimiento de la Bioética con la aparición de un artículo y luego de un libro de R.V. Potter, titulado «Bioética, un puente al futuro». Plantea la necesidad de establecer un puente entre la ciencia y las humanidades especialmente la ética, para evitar que la primera lleve a la humanidad al desastre.

Surgen rápidamente centros de Bioética, revistas de Bioética, una enciclopedia de Bioética, congresos, cursos sobretodo en Estados Unidos, pero también muy pronto en Europa y después en todo el mundo.

En su sentido original,la Bioética es un esfuerzo para reflexionar desde el punto de vista de los deberes morales, para poner unos límites, unos márgenes, una normativa, al desarrollo y a las posibilidades de la ciencia, de la biología y de la medicina especialmente. Por así decir, la Bioética surge, y esa es su vocación original, como un muro de contención. Hay que tener en cuenta, que por ejemplo en 1972 los mejores expertos de biogenética de todo el mundo se reunieron en Asilomar para analizar el pedido de la manipulación genética. Decidieron allí una moratoria de un año. Algo parecido es lo que se quiso hacer en sus orígenes con la Bioética.

Sin embargo, como ustedes saben, la Bioética ha ido expandiendo su radio de influjo, y absorbiendo en su propio ámbito todo lo que tiene que ver con la ética en relación con la vida, que por lo tanto también con la medicina. De este modo, se está perdiendo el sentido de la deontología médica, y de la ética médica, que tenían una tradición muy rica y fecunda.

Por ello mismo, conviene recordar que Bioética, deontología, y ética médica, no son exactamente la misma cosa. Que no todo se reduce a la Bioética, y que conviene por lo tanto además de hacer Bioética seguir cultivando y enriqueciendo las otras dos disciplinas.

El Dr. E. Pellegrino se expresa así:

La ética médica es una ética profesional, es decir tiene que ver con las obligaciones profesionales propias de la relación de curación, como une a los médicos en cuanto médicos, las enfermeras en cuanto enfermeras, etc. La Bioética en cambio abarca problemas que no están estrictamente ligados a la relación profesional curativa, como la eutanasia y el suicidio asistido, el dejar o quitar el soporte vital, la investigación con embriones, el trasplante de tejidos y órganos, la gestión de los cuidados sanitarios, etc.(1)

Estos problemas generales se han hecho hoy más difíciles de resolver por la falta de consenso sobre significados, propósitos, y el valor de la vida humana, y por el abandono o debilitamiento de la ley natural. En esta situación pluralista la recuperación de un papel normativo de la virtud es bastante difícil.

Además, es interesante analizar cuál ha sido el desarrollo en estos años de la Bioética, y especialmente considerar algunos de los problemas, y sus causas, en ese desarrollo.

(1) E.D. PELLEGRINO, The recovery of Virtue in the Ethics of Medicine, in E. SGRECCIA - V. MELE - G. MIRANDA, Le radici della Bioetica, Vita e Pensiero, Milano 1998, p. 64.

Desarrollo de la bioética

Elementos integrativos para una ética médica
 

Reportar anuncio inapropiado |



Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre
 Email (no será publicado)

 País


Comentario



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Reportar anuncio inapropiado |