Menu



Con nuestro ejemplo debemos hablar del valor de la vida
Pedro Kuphal encabeza el movimiento Profesionales por la Vida, una asociación argentina humanista


Por: Omar Árcega | Fuente: El Observador



Pedro Kuphal encabeza el movimiento Profesionales por la Vida, una asociación argentina humanista; recientemente publicó el libro « Vivir ¡¿Sí?!», obra que trata de la problemática del aborto. Platicó con El Observador sobre los retos de crear una cultura de la vida.


¿Qué motivó la publicación este libro?

El libro surgió como proyecto en diciembre de 2010. El proceso de elaboración del proyecto nos tomó casi un año. Surge como una necesidad de acercar a la población en general, y a nuestros legisladores en particular, nuestro pensamiento sobre la inviolabilidad de la vida humana. Es una respuesta a los proyectos de legislación contrarios a la vida y derechos de los menores, en todas sus denominaciones, y de las personas en general, que actualmente se están discutiendo y tratando de imponer en nuestro país. Lamentablemente en Argentina la «cultura de la muerte», como bien la definiera el Papa Juan Pablo II, está pisando fuerte en nuestra sociedad.

¿Cómo está estructurado?

El libro cuenta con 3 secciones. La primera sección es la de los enfoques interdisciplinarios. En ella encontramos 5 dimensiones de la temática del aborto: la médica, la jurídica, la filosófica, la sociológica y la psicológica. La segunda sección es la parlamentaria; en ella transcribimos los dichos de entrevistas a legisladores de distintas nacionalidades, y agregamos algunos escritos de los mismos. Toda la información fue recopilada en el «III Encuentro Internacional de Acción Mundial de Parlamentarios y Gobernantes por la Vida y la Familia», llevado a cabo en Argentina. La tercera y última sección son documentos de interés.

¿Qué aportará a los futuros lectores?

Información precisa y no demasiado rebuscada sobre el aborto, sus causas y las posibles consecuencias de legalizar esta práctica. Trae información sobre un sinnúmero de temas: infanticidio, eutanasia, adopción, guarda de menores, derechos humanos, matrimonio entre personas del mismo sexo, ideología de género, feminismo, trauma post aborto, etcétera. Es un libro escrito de un modo claro y simple, de modo que cualquiera puede leerlo sin importar su preparación previa y entender los textos y las diferentes miradas de los autores y de sus especialidades.

Como ciudadanos a favor de la vida, ¿cómo debemos defenderla en nuestras naciones?

Siento como ciudadano que la defensa de la vida comienza con la educación, y recordando que la primera educadora y transmisora de valores y de cultura es la familia. Es en nuestros hogares y con nuestro ejemplo que debemos hablarle a las generaciones que vienen del valor de la vida humana, de las tradiciones de nuestros padres, del sentir nacional y popular de nuestras patrias y de los símbolos y colores que adornan nuestro sentir como pueblos católicos iberoamericanos. Hay que comprometerse y salir a la calle, defender nuestra tradición y valores, nuestra cultura, ya que en definitiva eso es lo que nos define como pueblos. Si nosotros no encontramos el camino, nadie lo hará.

A veces parece que los promotores de la cultura de la muerte son muchos más. ¿Cómo hacer para no perder la esperanza?

La esperanza es lo último que se pierde. No podemos ni debemos darnos por vencidos. Hace algún tiempo le pregunté esto mismo a un profesor; me dijo: «uno siembra, y espera a su tiempo los frutos; el mundo se cambia de a una persona a la vez». Siento que tiene absoluta razón. Pienso que si logramos que una sola persona lea el libro, si una sola mujer lee las páginas del libro, y decide dar a luz en vez de abortar, entonces todos nuestros esfuerzos y desvelos habrán sido justificados. Así de mucho vale para nosotros, ya que la sola posibilidad de lograr este objetivo de salvar una sola vida es lo que nos motiva y nos mantiene en pie. Quiero finalizar esta pregunta citándole el salmo 125. Cuando siento que no puedo más, y desespero, recuerdo estas palabras: «Los que siembran entre lagrimas, cosecharan entre canciones». No quiero olvidar que en esta vida estamos sólo de paso.
 

Reportar anuncio inapropiado |



Publicar un comentario sobre este artículo



(no será publicado)








* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Consultorios
Dr. Carlos Álvarez Cozzi
Derecho Internacional Privado y Derecho Privado. Cuestiones de bioética en las diferentes legislaciones (bioderecho). Aplicación del Derecho desde la óptica de la doctrina social cristiana
Jorge Scala
Defensa de los derechos humanos
Fred Battle Río
Derecho Ambiental y Administrativo
María Lourdes Villa Vargas.
Especialista en Derecho Público
Nicolás Lafferriere
Servicio a la vida. Bioética y bioderecho.
Dr. Jorge Luis Vitale
Aplicación del Derecho Canónico en la legislación de un país
José Pavlov Valdivia Reynoso
Derecho Civil Corporativo, Canónico y Derechos Humanos
José Luis García Castrillón
Derecho canónico y Derecho procesal
Lic. Guillermo Gazanini Espinoza
Derechos humanos. Libertad Religiosa
Camilo Cortés Bosques
Derecho Eclesiástico, Derecho Laboral, Derecho Patrimonial Canónico y Seguridad Social
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |