Menu

Viaje al corazón
Al igual que humanitariamente se les asiste a los enfermos, a los pobres, a los toxicómanos, a las mujeres maltratadas..., el Estado debería brindar a la mujer embarazada una ayuda psicológica, económica, laboral


Por: Ricardo Ribalda | Fuente: http://mundoporlibre.com



 

 


Emergencia en Catholic.net

Catholic.net enfrenta un gran problema inesperado que requiere de nuestra ayuda inmediata. Escucha cómo ayudar a este sitio que ha beneficiado a tantos millones de católicos por tantos años.

Necesitamos tu ayuda. Es fundamental la colaboración de todos para que Catholic.net  siga existiendo. Así de claro y rotundo

Para escuchar esta cápsula da click aquí

O directamente en:   Semillas para la vida

Para hacer tu donativo da click aquí
 

 

 

 



 

Amigos, hoy me vais a permitir que haga una excepción en nuestra temática y viaje a mi corazón.

He estado este verano desbrozando un campo de almendros que tenía abandonado desde hacía varios años. En plena faena, me puse a cortar una zarza que había crecido en la pared de uno de los bancales, cuando fui sorprendido por la salida precipitada de un pajarito que a punto estuvo de darme en la cara. Repuesto del susto inicial, comprobé que tenía un pequeño nido construido de pajitas con 6 huevos. A penas me retiré unos metros, volvió el verderón a incubar sus huevos.
Como no había otra forma para acceder al interior de la finca que ir por esa senda, cada vez que entraba, irremediablemente me topaba, a escasos 50 centímetros de mi cara, con los ojillos asustados de la pajarita, pero que sorprendentemente, no abandonaba sus huevos incluso arriesgando su vida.

En esas fechas seguía en España la polémica de la nueva Ley de Ampliación del Aborto y me hizo reflexionar ¿Cómo es posible que los animales nos den a nosotros lecciones de humanidad? ¿Hasta qué punto ha llegado nuestra desnaturalización y egoísmo que en vez de salvar nuestras crías, cuando éstas nos suponen un problema personal, profesional, económico... nos deshacemos de ellas?
No llego a comprender, como la sociedad que ha dado grandes pasos en los derechos sociales y laborales, abolición de la esclavitud, protección de la fauna y flora... por el contrario niega el derecho a la vida a un diminuto ser humano. Es chocante que militantes feministas, ecologistas, defensores del maltrato de los animales... luego son proabortistas, recordar las declaraciones del director de la Estación Biológica de Doñana, que protestó por que se pidiera para los fetos humanos los mismos derechos que para los linces (animal protegido en España), argumentando que estaba permitido el aborto por que había superpoblación humana, vamos ¡pues a legalizar cacerías humanas de descaste!

Al igual que humanitariamente se les asiste a los enfermos, a los pobres, a los toxicómanos, a las mujeres maltratadas..., el Estado debería brindar a la mujer embarazada una ayuda psicológica, económica, laboral... semejante a esos colectivos, al fin y al cabo, también es cómplice por el fracaso de la educación sexual de sus ciudadanos, actualmente hay suficientes medios eficaces para evitar el embarazo no deseado, pero falta una verdadera educación en valores.

Tenemos en España cerca de 12.000 peticiones anuales de adopción y son tan pocos los bebés nacionales disponibles, que se debe acudir adopciones internacionales principalmente de China y Rusia. Creo que una solución será que el gobierno ayudase efectivamente a las mujeres con embarazos no deseados, creando Casas de Acogida, donde las atendieran durante su embarazo, guardasen su anonimato y luego dieran esos niños en adopción, esto beneficiará al niño que salva su vida y encuentra un hogar acogedor y a la madre que le ahorraría consecuencias emocionales y psicológicas, que muchas veces, arrastrará como un fantasma toda la vida.

Nunca he entendido que nuestro Estado español, que se proclama socialista, donde tradicionalmente la izquierda siempre ha defendido a las clases sociales mas débiles, en vez de ayudar al indefenso feto, pretenda ampliar el aborto y exculpar legalmente a los que los practiquen, hasta convertirlo en el mas liberal de Europa: Libre hasta la 14 semana y sin ningún límite cuando haya un hipotético riesgo para la salud de la madre o presente malformaciones en el feto e incluso podrán abortar libremente las adolescentes sin consentimiento paterno, cuando desgraciadamente estamos a la cabeza de Europa de adolescentes que abortan: Según las estadísticas, cada media hora se lleva a cabo un aborto de una adolescente española. Toda una aberración ideológica y humana. ¿Saben cómo es un feto de 14 semanas? Es un bebé completamente formado, con cerebro y todos sus órganos en funcionamiento que responde a los estímulos y siente dolor (terrible cuando el aborto es por inyección salina), incluyo ya posee las huellas dactilares.

Todavía nos sobrecoge el genocidio nazi, pero ver fotos de fetos arrojados a la basura es lo mas parecido a eso. Alrededor de 50 millones de abortos (comparable con el número de muertos de toda la II Guerra Mundial) se realizan en el mundo anualmente, seguro que un día las generaciones venideras mas sensibles y humanas, nos recordarán como una sociedad despiadada, cruel y hedonista que no dudábamos en deshacernos de nuestros hijos cuando comprometían nuestro bienestar.

Creo personalmente que las Casas de Acogida solucionarían la mayoría de los motivos que llevan a muchas mujeres abortar: Un desliz de juventud, el padre que se desentiende, por la reputación familiar, porque te rompe tu carrera profesional, por motivos económicos, por una infidelidad, por una violación, por un incesto... Aunque, a decir verdad, estos motivos muchas veces son superados felizmente por el coraje de la madre, el amor, la ayuda familiar o la fuerza de pensar que el hijo es inocente de nuestras equivocaciones y de las circunstancias y que ¡tiene derecho a vivir! La asociación de grupos Pro-Vida de España, con su labor, han logrado salvar de la muerte a 18.000 niños que estaban destinados abortar, sólo la Fundación Vida de Madrid ha salvado este año 300 niños, después de haber hablado con cerca de 1.000 madres en apuros.
Existe otra alternativa, para evitar el aborto y permitir un total anonimato de la madre, como es el Buzón para dejar bebés (Babywiege) que funcionan en Alemania y en 200 ciudades mas de Europa, se trata de unas cunas inteligentes, que en cuanto detectan la presencia de un bebé, encienden automáticamente la calefacción y activan una alarma conectada a un hospital infantil. El bebé abandonado, pasa a la custodia de los servicios sociales del Estado, que lo entrega en adopción. Si la madre quiere recuperarlo posteriormente, hay unos folletos en el buzón donde explican como hacerlo. Cada hora se practican en España 12 nuevos abortos, que le suponen al Estado un gasto de 400 a 600 euros por cada vida eliminada. Incluso por motivos económicos ¿No sería mas rentable utilizar este tipo de buzones que ahorraría mucho dinero al Estado y evitaría este suicidio demográfico?

¿Qué pasa con el otro menor porcentaje de abortos eugenésicos realizados por riesgo de malformaciones congénitas? La ciencia avanza rápidamente y algunas malformaciones ya se pueden corregir sacando el feto del útero materno, operarlo y reintroducirlo nuevamente en la madre. El cirujano norteamericano Joseph Brunner lo ha hecho con éxito para corregir una anomalía de espina bífida de un feto que le hubiese acarreado estar inválido toda la vida.

Las personas con minusvalías eran consideradas en muchas culturas como los "Hijos de los dioses" y eran colmados de atenciones. ¿Qué miedo tenemos actualmente aceptar estos niños? Por experiencia propia, yo tengo una hija que nació por parto provocado a los 6 meses, ya que padecía sufrimiento fetal y se moría. Pesó menos de 800 gramos ( "menos de medio pollo", les digo a los amigos) y se formó en la incubadora. En la foto del encabezamiento se puede ver el diminuto tamaño comparado con la mano de mi esposa. Nos resaltaron los médicos los altos riesgos que corría: Quedar ciega por el oxígeno de la incubadora, graves taras neurológicas... aún a si dijimos que ¡adelante! porque era nuestra hija y hoy es la preciosa jovencita de la foto, con sus limitaciones sí, pero cariñosísima: una bendición, que no la cambiaríamos por la niña mas inteligente del mundo. ¡Cuantas vidas ha segado el aborto por hipotéticas malformaciones, que tras la valiente decisión de seguir adelante con el embarazo, luego resultaron ser diagnósticos equivocados o mínimas discapacidades asumibles por una sociedad solidaria y sensible!

Quisiera desde mi humilde página hacer un llamamiento a todos vosotros para que con nuestro clamor popular, presionemos a los gobiernos, para que se esfuercen en buscar alternativas que conjuguen y respeten el derecho a la vida del no nacido y el bien de la madre, ¿por qué castigamos al ser mas inocente y débil de los dos? El derecho a la vida es incompatible con el lucrativo negocio que se esconde detrás del drama del aborto.

Y si alguien de los que nos leéis estáis en este dilema o conocéis a quien lo esté, os animo a que penséis bien la decisión a tomar, leer esta magnífica web: www.embarazoinesperado.com que os será de gran ayuda. No conozco a nadie que se haya arrepentido de haber traído su hijo al mundo, superado el primer momento de angustia viene la calma, la reflexión y la responsable decisión de seguir adelante con el embarazo, en cambio son numerosas las mujeres que se arrepienten toda la vida de haber tomado la terrible decisión de abortar.

Los argumentos proabortistas de que un feto no es un ser humano, acaban por ser rebatidos por la mas elemental lógica : Un hijo póstumo, al que muere su padre antes de nacer, independientemente del tiempo que tenga de gestación, el Código Civil español y el de casi todos los países, se le considera al feto persona con derecho a heredar ¿No es mayor su derecho a la vida ?

Todavía un ejemplo mas simple: Si somos sorprendidos espoliando un nido con huevos de una ave protegida ¿Podríamos alegar ante un juez que no es delito porque todavía no son una águila real? ¿Quién puede creerse que en un momento de nuestra vida no fuimos humanos? Es tan humano un feto, como lo es un bebé, un adolescente, un adulto o un anciano, son etapas con la misma calidad humana ¡no dejemos que nos confundan!. Algo debe cambiar en nuestra sociedad en crisis de valores.

¡Qué lección la del pajarito!

 

 




Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |