Menu



Monasterios y Conventos Reales en España
Conventos y monasterios que fundaron los reyes, y que han continuado con su labor espiritual hasta nuestros días bajo el patronazgo del Rey de España


Por: www.patrimonionacional.es | Fuente: www.patrimonionacional.es



  • El Monasterio de las Descalzas Reales, en Madrid, ocupa el antiguo palacio donde residieron Carlos I e Isabel de Portugal y donde nació, en 1535, su hija doña Juana. Esta, ya viuda del príncipe de Portugal, fundó en 1557 este convento de monjas franciscanas descalzas. Está sepultada en una capilla, con escultura funeraria orante realizada por Pompeyo Leoni.

    En la clausura se conserva la estructura y muchos elementos decorativos del palacio plateresco.En este monasterio vivieron doña Juana y luego su hermana María, emperatriz viuda, que falleció aquí en 1603. Del siglo XVII se conservan pinturas al fresco en la escalera y en la Capilla del Milagro.

    Destacan los tapices tejidos en Bruselas, sobre cartones de Rubens, representando la Apoteosis de la Eucaristía, encargados para este Monasterio por la hija de Felipe II, la Infanta Isabel Clara Eugenia, Gobernadora de los Países Bajos.

     
  • El Real Monasterio de la Encarnación (Madrid) fue fundado en 1611, por Felipe III y Margarita de Austria. El edificio se debe a los arquitectos Juan Gómez de Mora y Fray Alberto de la Madre de Dios.

    El convento conserva importantes conjuntos pictóricos y escultóricos de los siglos XVII y XVIII, con obras de Lucas Jordán, Juan Van der Hammen, Vicente Carducho, Gregorio Fernández o Pedro de Mena. Especial mención merece el relicario que alberga un conjunto de 700 piezas hechas en bronce, coral, marfil, maderas finas procedentes de Italia, Alemania, España y los Países Bajos.

    La iglesia fue remozada en 1761 por Ventura Rodríguez. Posee obras de Vicente Carducho, Francisco Bayeu y los hermanos González Velázquez.

     
  • El Real Monasterio de Santa Clara de Tordesillas, Valladolid, fue fundado en 1363 por la Infanta Doña Beatriz, hija de Pedro I, siguiendo el testamento de este monarca.

    Añadida al palacio mudéjar se edificó en el siglo XV y principios del XVI la actual iglesia, de estilo gótico, cuyo presbiterio, está cubierto con una rica techumbre mudéjar de la segunda mitad del XV.

    Tras la Iglesia se conservan los baños árabes, que se cuentan entre los mejor conservados de su tipo.

    En el Real Monasterio de Santa Clara de Tordesillas se conservan elementos muy importantes del palacio real mudéjar: la portada principal del palacio, en el patio de entrada o Compás; los restos estructurales y decorativos, de yesería, en las bóvedas del claustro, la Capilla Dorada y otro patio más pequeño junto a ella.

     
  • El Real Monasterio de Huelgas, en Burgos, de religiosas cistercienses, fué fundado en 1187 por Alfonso VIII y su esposa doña Leonor.

    En el primer edificio, construido por Alfonso VIII entre 1180 y 1190, destacan el claustro románico y la Capilla de la Asunción, obra del más puro arte almohade.

    Ya bien entrada la primera mitad del siglo XIII se emprendió la segunda construcción, la gran obra del templo actual, claustro y dependencias anejas - sala capitular, refectorio y cilla edificadas durante el reinado de Fernando III.

    La voluntad de Alfonso VIII y doña Leonor, manifestada explícitamente en 1199, era hacer de Huelgas el panteón real. En las naves del templo, ocupadas por el coro de las religiosas, están los sepulcros reales de los monarcas fundadores y de sus inmediatos sucesores. De las tumbas de este Panteón Real provienen las vestiduras expuestas ahora en el Museo de Telas Medievales.

     
  • Abadía Benedictina de la Santa Cruz del Valle de los Caídos en Madrid. La Cruz de granito levantada en medio de un gran bosque de pinos sobre la peña de Cuelgamuros, próxima a El Escorial, es lo más visible del monumento del Valle de los Caídos. Levantado en los años siguientes a la contienda de 1936, según proyecto de Pedro Muguruza y Diego Méndez, fue decorado con monumentales esculturas obra de Juan de Avalos.

    En la roca está excavada la gran Basílica sepulcral, donde están enterrados caídos de los dos lados enfrentados en la guerra civil. Detrás, en una amplia explanada, se encuentran la Abadía benedictina y otros edificios donde se ubican la biblioteca y la hospedería, que cumplen los fines de esta fundación creada en 1957, y administrada por Patrimonio Nacional.


    Otros reales patronatos
     
  • El Real Patronato de Nuestra Señora de Atocha conserva la imagen románica de la Virgen María, originaria del convento de dominicos que estuvo aquí desde el siglo XVI hasta la desamortización de 1835.

    El conjunto central es de inspiración bizantina (1891-1911), realizado por el arquitecto Fernando Arbós.

    El claustro de la Basílica alberga el Panteón de Hombres Ilustres, donde descansan Ríos Rosas, Cánovas, Canalejas, etc. Destacan los sepulcros esculpidos por Mariano Benilliure y Agustín Querol.

     
  • El Real Convento de San Pascual, en Aranjuez, fundado por Carlos III como convento franciscano, pasó, en el reinado de Isabel II, a las monjas concepcionistas, que lo ocupan hasta hoy.

    La arquitectura de Convento e iglesia se debe al romano Fonton, y entre sus obras de arte destaca el cuadro del altar mayor de Antonio Rafael Mengs.

     
  • El Real Monasterio de Santa Isabel está situado en Madrid, dentro de la ciudad histórica, en una gran manzana, próxima a Atocha.

    Santa Isabel agrupa dos fundaciones, un colegio de niñas, establecido por Felipe II, y un convento de clausura, de monjas agustinas, fundado por la esposa de Felipe III, doña Margarita de Austria. La arquitectura de la iglesia se debe a Gómez de Mora, de mediados del siglo XVIII. En la clausura se conservan numerosas obras pictóricas de los siglos XVII y XVIII.

     
  • El Real Copatronato del Colegio de Nuestra Señora de Los Remedios, en Toledo, es una fundación del cardenal Silíceo, arzobispo toledano de fines del XVI, siendo desde enconces sus patronos El Rey de España y el Arzobispo de Toledo.

    La arquitectura actual es del XVIII, con un bello claustro y una galería hacia el jardín, obra de Ventura Rodríguez. La iglesia y la torre son obras barrocas del maestro de la Catedral de Toledo, Sierra. En la portada de la iglesia se integra un bello bajorrelieve del siglo XVI debido a Vázquez el Viejo.
Reportar anuncio inapropiado |


Compartir en Google+
Publicar un comentario sobre este artículo



(no será publicado)








* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Reportar anuncio inapropiado |