Menu



La noticia más importante del año
Es una bendición. Sentir la cercanía de la Navidad en familia


Por: Guillermo Urbizu | Fuente: www.guillermourbizu.com



Es una bendición. Sentir la cercanía de la Navidad me refiero. Respirar el frío y envolver los regalos con papel de seda y celofán, o ese otro más normal que venden en cualquier quiosco. Y guardarlos en el corazón o detrás de los sillones, cada uno con su etiqueta donde está escrito el destinatario. Y en los chinos comprar las figuras del belén que han salido rotas de la bolsa, y una nueva estrella cuya estela te deja purpurina en el rostro y en las caricias de las manos. Bueno, bueno, y esos lazos dorados y rojos, y esos pliegos de estraza donde está pintado el musgo y unas amapolas minuciosas. Sin olvidarnos de las travesuras con la nieve de corcho, y los brillos de ese río de plata que discurre entre piedras carmesí y unas montañas de libros que no se ven, pero que están y sostienen todo el entramado de ilusión y piedad. “Bendito es el fruto de tu vientre”. Y el ángel de la puerta de casa, con su espumillón y sus cabellos de lana. Y las felicitaciones navideñas, que escribimos de madrugada, dibujando en los sobres campanillas, estrellas, abetos y pesebres. “Santa María, Madre de Dios”. Conmueve esta cercanía de familia, a pesar de los exámenes y de esos esquemas formidables que hay que aprenderse de memoria para salvar el bachillerato. Desde luego la noticia se las trae y relega a todas las demás... O no. Puede que más que relegarlas les dé al resto de los acontecimientos su verdadera dimensión, su entidad y redención. Es, o debería ser, noticia de portada. Prime time, urgente valorar la nueva situación. Entrevistas sobre el terreno, editoriales, conexiones en directo, suplementos. ¿Qué pasa? ¿A qué viene tanta excitación? Dios va a nacer. El que nos mantiene en el ser. Ese mismo. Pero elige la pobreza. No hay sitio para él. Y en las afueras de Belén prepara José Su trono de paja. Falta ya muy poco. María respira hondo y reza. "Ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte". En su seno espera Dios el momento de entregarnos Su vida.

Comentarios al autor :guilleurbizu@hotmail.com.mx

Más artíuclos de Guillermo Urbizu

www.guillermourbizu.com

 

Reportar anuncio inapropiado |


+

Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre
 Email (no será publicado)

 País


Comentario



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Consultorios
Pedro Luis Llera Vázquez
Experto en Dirección y Gestión de Centros Educativos Privados. Consejería en Educación y Cultura
P. Llucià Pou Sabaté
Asesoría para la educación del Adolescente.
Salvador Casadevall
Espiritualidad conyugal, etapas del matrimonio, perdón, solidaridad y educación de los hijos
Estanislao Martín Rincón
Educadores católicos – Orientación Familiar – Apologética
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |