Menu



La visión cristiana de la familia
El ideal familiar es exigente, así lo reconocieron los apóstoles, pero Dios acude en ayuda de la familia con el sacramento del matrimonio


Por: JM Alsina | Fuente: Catholic.net



La sociedad está constituida por un número de reinos pequeños en los que un hombre y una mujer se convierten en rey y reina, y en el que ejercen una autoridad razonable sujeta al sentido común de la comunidad, hasta que quienes están bajo su cuidado crecen y son capaces de fundar reinos similares y ejercer similar autoridad. Esta es la estructura social de la humanidad, mucho más vieja que toda su documentación histórica y más universal que cualquiera de sus religiones; y todos los intentos de alterarla son mera patraña o pura estupidez.

Estoy seguro que muchos habrán reconocido al autor de estas palabras. El novelista y ensayista inglés Chesterton que con su fina ironía pone al descubierto uno de los males mas profundos que atacan al mundo actual. La negación estúpida, pero no por ello menos extendida, del carácter natural de la familia humana. Y Chesterton cuando habla de familia hace referencia a aquélla institución que está fundada en el matrimonio monógamo e indisoluble.

En nuestros días se hace referencia con mucha frecuencia a la existencia de distintos modelos de familia como si esta institución fuera meramente producto de unas circunstancias culturales y políticas determinadas.

Si bien es verdad que en distintas culturas encontramos realizaciones no idénticas de la institución familiar, no obstante si contemplamos sin prejuicios a esta realidad pluricultural descubriremos algo realmente universal. Podemos fijarnos en alguno de estos rasgos universales fundados en la naturaleza humana. En todos los pueblos y culturas la familia tiene una importancia central en la vida social , en su seno transcurre la vida de todo hombre en los primeros años de su existencia , dando así testimonio de como el ser humano no es solo traído a este mundo mediante la generación sino que se prolonga esta generación con la educación. El hombre necesita comparativamente con los demás seres de las otras especies una largo tiempo para alcanzar su madurez. , para llegar a ella, media una larga etapa educativa. Para conseguir los fines esperados será necesario una actitud de exigencia que prepare para superar las dificultades de la vida, acompañada del natural cariño que brota de la misma relación de paternidad y filiación. Ello conlleva determinadas responsabilidades a sus progenitores. Es necesario garantizar la identidad de los progenitores, y dotar de estabilidad y permanencia al lazo que los une. Garantizar la debida educación a los hijos, si bien es tarea propia de los progenitores no es una cuestión que les afecte exclusivamente a ellos , sino que toda la sociedad está interesada en pueda realizarse adecuadamente, es decir no es una cuestión meramente privada sino publica, de ella depende el futuro de toda la comunidad. De ahí la relevancia de la institución matrimonial. Sin embargo esta institución en muchos lugares y tiempos no ha tenido aquellas características que parece que le convienen desde el punto de vista de las exigencias de su naturaleza. El matrimonio monógamo e indisoluble no ha alcanzado la misma universalidad que la familia. Olvidos y en algunas ocasiones aberraciones han acompañado también en algunas culturas a esta institución , pero con todo sigue siendo verdad que en los pueblos que han sido capaces de crear una civilización han estado acompañados de una sólida estructura familiar. El ejemplo mas claro lo encontramos en la importancia del derecho de familia en el orden jurídico romano.

Con esta simple constatación podemos ya enunciar lo que se debe considerar la primera aportación especifica de la fe cristiana a la realidad familiar. Mostrar el fundamento natural de la institución familiar. La defensa del derecho natural tantas veces ignorado, negado o despreciado ha constituido uno de los aspectos mas específicos de las enseñanza social del magisterio de la iglesia especialmente en la época contemporánea. Lo que era “ al principio” , según palabras del mismo Jesús en el evangelio siempre latiendo en la realidad, pero no siempre reconocido en sus leyes y en sus costumbres con la misma plenitud

Por tanto el primer punto de esta exposición va a centrarse en el carácter natural de la familia a luz de la fe. Lo podríamos decir de otro modo, cuales es el orden de la creación , los planes de Dios manifiestos en la Creación. En un segundo punto reflexionaremos sobre la familia a luz de la Redención.

Para exponer esta primera parte nos ayudara fijarnos en las palabras del Génesis , que nos enseña como fue “al principio”. En el primer relato de la creación del Génesis .se nos describe la creación del hombre con palabras especificas ,y mas solemnes que el resto de la creación . Dios dijo: , Hagamos el hombre a semejanza nuestra. … Y creo Dios al hombre a imagen y semejanza suya a imagen de Dios los creo , macho y hembra los creo Y los bendijo Dios y les dijo Sed fecundos y multiplicaos , y llenad la tierra y sometedla. En estas pocas palabras se manifiesta toda la grandeza del ser humano, hecho a imagen de Dios , imagen que va unida en el relato bíblico con la condición sexuada de hombre y mujer que manifiesta de un modo muy especial esta semejanza con su Creador porque mediante esta diferenciación sexual les hace capaces de ser copartícipes de su mismo poder creador. La fecundidad de la naturaleza humana , ligada a su dimensión sexuada le hace nada menos que partícipe de la misma fecundidad divina, de ser procreadores. Imagen de Dios y capacidad procreadora están unidas en este relato de modo muy significativo, para hacernos comprender que la fecundidad humana es participación de aquella fecundidad que esta en el origen de todo lo creado. No es meramente la multiplicación de los seres de la misma especie, se trata de la transmisión de la vida de los hombres y cada uno de ellos es imagen de Dios, por ello hay que afirmar que la transmisión de la vida no es meramente reproducción sino procreación porque el hombre gracias a su naturaleza fecunda ha sido asociada al acto creador de Dios, transmitir la vida que es imagen de su Criador. Cada ser humano , imagen de sus progenitores , con mayor o menos parecido físico , pero también imagen del mismo Dios creador.

En el lenguaje actual parece que se ha sustituido definitivamente la procreación por la reproducción :Centros de reproducción, Reproducción asistida. Con este nuevo lenguaje se quiere expresar que la reproducción no es fruto de la naturaleza sino de la voluntad, afirmación, que si la sometemos a la más mínima reflexión nos damos cuenta de su absoluta falsedad..
Los hijos deseados, los hijos no son fruto de un deseo .son fruto de la fecundidad de la naturaleza humana, fecundidad fundada en la relación sexual de un hombre y una mujer.
La reproducción ya no es fruto de la voluntad de los progenitores sino de la habilidad y capacidad científico técnica de los médicos o biólogos.
Este mismo alejamiento de la naturaleza , y el intento de apropiarse de forma absurda y trágica de lo que le es debido da lugar al desvarío el hombre con la pretensión de ser el únicamente el origen de la misma vida humana.
En el Fausto de Goethe encontramos ya reflejada esta actitud. La gran obra, leemos en Fausto, es la creación humana que gracias al progreso científico se ha puesto al alcance de lo hombres. Esta posibilidad es la que hace exclamar al científico Wagner en presencia de Mefistófeles: “ El antiguo modo de engendrar lo considero una broma. El punto de donde brotaba la vida , la fuerza que exhalaba de su interior que recibía y transmitía ha perdido su importancia y su dignidad. Si el animal aun encuentra en ello el placer, el hombre dotado de nobles cualidades debe tener un origen mas digno y mas puro

No se trata ya de transmitir la vida sino de crearla . La capacidad generativa de la naturaleza es considerada “como un antiguo modo” que tiene que ser sustituido por otro mas puro y digno del hombre. El placer unido a la generación es propio de la vida animal . Se propone la ruptura radical entre generación y relación sexual y sustituir esta relación por la ciencia y por la técnica . Inteligencia y voluntad human La culminación del progreso científico no es señorío sobre la naturaleza, sino sometimiento a su voluntad. En esta voluntad fáustica resuenen afirmaciones y actitudes de origen maniqueo, se trata de negar la naturaleza corporal del hombre, ( carnal, material, es decir finita) para sustituirla por la exclusiva voluntad humana ( espiritual, e y de algún modo infinita). En resumen reconocer la naturaleza es descubrir un orden que trasciende al hombre , que no es fruto de su voluntad ni de su inteligencia, pero que si puede descubrirlo con su inteligencia y lo puede servir amorosamente con su voluntad.
Los hijos fruto de la capacidad generativa de la naturaleza human son no solo deseados sino sobretodo son aceptados y amados como un gran don, que trasciende nuestra voluntad e inteligencia.

Retomemos el tema del plan de la creación a partir del relato del Génesis

Pasemos al segundo relato de la Creación que podemos leer en el Génesis .
Se refiere centralmente a Adán formado por Dios con sus manos y al que le ha dado su aliento de vida. Lo ha colocado en el Jardín del Edén, para que lo labrase y lo cuidase , dándole además el mandamiento de no comer del árbol del bien y del mal. Pero falta algo a la creación, algo que como nos presenta este relato parece como si no estuviese previsto pero que se evidencia su necesidad al contemplar la soledad del hombre en medio de su Edén. No es bueno que el hombre esté solo , necesita una ayuda adecuada. Y nos dice a continuación el relato que Dios forma la aves, del cielo y animales del campo pero en todo ello el hombre no encontró una ayuda adecuada. La soledad del hombre se hace aun mas patente en medio de la abundancia de bienes . Finalmente como respuesta adecuada a la soledad del hombre Dios crea la mujer y nos dice el Génesis la llevó ante el hombre : Exclamando con el entusiasmo imaginable y repetido tantas veces en la vida humana Esta vez si , es decir no como las anteriores. es hueso de mis huesos y carne de mi carne y después de estas palabras de Adán añade como comentario el Génesis Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y se harán una sola carne . Palabras que nos indican de forma clara y diáfana la naturaleza indisoluble de la unión entre el hombre y la mujer , para que de este modo sea posible realizar el mandato divino que leemos en el primer relato . Multiplicaos y llenad la tierra..

En este relato bíblico, por tanto encontramos todas las características del fundamento natural de la familia. Hombre y mujer unidos por el amor de saberse llamados a ser una sola carne es decir una solo vida y mediante ella participar de la misma paternidad divina El hombre como dice Juan Pablo II ha sido puesto al cuidado del mismo hombre, Dios ha querido la participación del hombre para que una nueva vida humana llegue al mundo y esta vida humana será cuidada y educada gracias al amor que brota de esta comunidad de vida formada por un hombre y una mujer..
Lo planes de Dios sobre el hombre manifiestos en el orden de la creación se han desfigurado como consecuencia del pecado original , y el mismo relato del Génesis después de la caída del hombre , ya nos presenta sus frutos , la lucha fratricida entre Cain y Abel , la envidia , origen del odio y de la muerte entre los mismos hermanos. Cuando se oscurece la imagen de Dios en el comportamiento humano , la tragedia de las consecuencias del pecado se hacen patentes . Si pensamos en las consecuencia del pecado en la familia podemos entender como tan frecuentemente se ha deformado el carácter natural de la institución familiar.
No obstante ,hay que recordar la enseñanza católica sobre las consecuencias del pecado original. , el pecado no destruye la naturaleza, la desordena, la debilita ,queda herida, y esto es lo que ha ocurrido a lo largo de la historia de los pueblos hasta nuestros días. A pesar de los desordenes social , a pesar de las insuficiencias o tergiversaciones legislativos, en muchos ocasiones fruto de la debilidad humana , a pesar de las agresiones que recibe , especialmente en nuestros días como consecuencia de la soberbia de los hombres, en la institución familiar resplandece con mucha frecuencia todo aquello que ha sido menos dañado por el pecado.. Decía el P. Orlandis que lo menos afectado por el pecado original es el amor materno . Solo falta contemplar la realidad para poderlo constatar.
En nuestros días está prohibido en la mayor parte de los países reconocer civilmente el carácter indisoluble del matrimonio El divorcio no es algo meramente permisivo, es la prohibición de contraer un matrimonio que a efectos civiles sea considerado indisoluble. Por tanto desde el punto de vista del ordenamiento jurídico toda contrato matrimonial tiene un carácter temporal , sigue vigente hasta que la partes no manifiesten los contrario , pero siempre que lo deseen, mediante procedimiento de mayor o menor dificultad, obtendrán la disolución de aquel compromiso. Sin embargo , aun no se ha inventado una formula civil en la que los contrayentes digan que se unen por una temporada. (..... mientras no te salgan arrugas, o cambies de carácter.....).Cuando se casan aunque sea en la Vegas, se supone que ya es para siempre, Por ello mismo cuando esto no es así , nos referimos a las parejas de hecho ,que si bien se pretende de forma absurda otorgarles derechos semejante a los casados, tienen que reconocer que no lo están,. A pesar del desenfoque radical de esta situación hay que afirmar que solo recibe el nombre de matrimonio aquélla unión entre hombre y mujer que es fruto de un compromiso público con el supuesto implícito de su carácter definitivo. Es la fuerza de lo natural frente a los designios desintegradores del orden de la naturaleza.
Resumiendo . Según el orden de la creación la familia está fundada en la unión indisoluble entre el hombre y la mujer, con la doble finalidad manifiesta en los relatos del Génesis; Procreadora: llenad y multiplicaos, y afectiva: no es bueno que el hombre este solo. Esta realidad natural es la que el mundo actual pone en cuestión, y precisamente en aquella civilización que gracias a la fe había podido descubrir la plenitud y grandeza de este orden natural. El rechazo de este orden , no es solo fruto de la debilidad humana siempre presente en la historia de los hombres, sino rechazo abierto del plan de Dios sobre el hombre , por ser nada menos que el plan de Dios. es una nueva situación . el hombre parece no aceptar otro orden(para decirlo de alguna manera) que lo que es resultado de su propia voluntad. ( perdida de la autonomía, alineaciones.....)

Siguiendo el lenguaje de la revelación podemos comprender otro aspecto de la importancia de la familia en los planes de Dios.. La creación no solo debe ser contemplada como fruto de el acto creador de Dios omnipotente , sino también como manifestación de la misma bondad divina que quiere comunicarse al hombre. .El hombre al contemplar la creación prorrumpe con la oración del salmista Oh Señor y Dios nuestro que glorioso es tu nombre por toda la tierra Al ver el cielo hechura de tus manos la luna y las estrellas. En la creación descubre la huella de su Creador y sale de sus labios un canto de veneración y agradecimiento . Si pensamos en la familia centro de toda la creación , también debería ser camino para que el hombre descubriese los planes amorosos de Dios. Por ello la revelación invita con su lenguaje familiar a descubrir no solo los planes Dios, sino la misma vida intima de Dios .
El lenguaje bíblico acude a la experiencia del amor familiar, paternal, maternal, y esponsal para que el hombre a partir de esta experiencia humana intuya algo del amor de Dios , que está mas allá de todo amor humano.
. Sal 27,10. Si mi padre y mi madre me abandonan, Yahveh me acogerá.
Is 66,13. Como uno a quien su madre le consuela, así yo os consolaré

Is. Mira desde el cielo y contempla desde tu morada santa y gloriosa. Donde esta tu celo y tu poder la conmoción de tus entrañas Ah no reprimas tu piedad porque eres nuestro padre. . Tu señor eres nuestro padre
El catecismo subraya el significado de este lenguaje familiar

“Al designar a Dios con el nombre de ‘Padre’, el lenguaje de la fe indica principalmente dos aspectos: que Dios es origen primero de todo y autoridad trascendente y que es al mismo tiempo bondad y solicitud amorosa para todos sus hijos. Esta ternura paternal de Dios puede ser expresada también mediante la imagen de la maternidad que indica más expresivamente la inmanencia de Dios, la intimidad entre Dios y su criatura. El lenguaje de la fe se sirve así de la experiencia humana de los padres que son en cierta manera los primeros representantes de Dios para el hombre

Terminando ya esta primera parte de la exposición concluimos Dios desde el principio de la Creación constituye a la familia como el ámbito d mas natural y mas íntimo de la vida humana ,a ella encomienda el cuidado del hombre , , hecho a su imagen pero traído al mundo por la participación en la fecundidad divina expresada en el amor de los esposos. Dios en el A.T. revela el amor a su pueblo mediante imágenes del amor familiar. De tal modo que la misma familia se convierte en el camino natural para descubrir el amor de Dios . La fidelidad de los esposos es imagen de la fidelidad de Dios a su pueblo, pero aunque los hombres pueden dejar de amar a sus hijos, y los esposo no ser fieles al amor su esposa sus esposa , el Dios de Israel no abandona nunca a su hijos y es siempre a su esposa el pueblo de Israel.
Este lenguaje viene a prepararnos para la comprensión del gran misterio del amor de Dios, manifestado por su Hijo que se encarna para la redención de los hombres. Nadie como San Juan del Cruz ha sabido con su lenguaje poético explicar el misterio de la Creación y de la Redención como un misterio de amor esponsal. Cristo el Esposo al que Dios padre le regala la creación como esposa , pero especialmente te la esposa es la humanidad, con la que se une esponsalmente mediante la encarnación .

3ra. De la Creación

- Una esposa que te ame, mi Hijo, darte quería,
que por tu valor merezca tener nuestra compañía
y comer pan a una mesa, del mismo que yo comía,
porque conozca los bienes que en tal Hijo yo tenía,
y se congracie conmigo de tu gracia y lozanía.
- Mucho lo agradezco, Padre - el Hijo le respondía -:
a la esposa que me dieres yo mi claridad daría,
para que por ella vea cuánto mi Padre valía,
y cómo el ser que poseo de su ser le recibía.
Reclinarla he yo en mi brazo, y en tu amor se abrasaría,
Y con eterno deleite tu bondad sublimaría.
- Hágase, pues - dijo el Padre -, que tu amor lo merecía;
y en este dicho dijo, el mundo criado había
palacio para la esposa hecho en gran sabiduría;
el cual en dos aposentos, alto y bajo, dividía.
El bajo de diferencias infinitas componía;
más el alto hermoseaba de admirable pedrería,
porque conozca la esposa el Esposo que tenía.
En el alto colocaba la angélica jerarquía;
pero la natura humana en el bajo la ponía,
por ser en su compostura algo de menor valía.
Y aunque el ser y los lugares de esta suerte los partía,
pero todos son un cuerpo de la esposa que decía:
que el amor de un mismo Esposo una esposa los hacía.
Los de arriba poseían el Esposo en alegría;
los de abajo, en esperanza de fe que les infundía,
diciéndoles que algún tiempo él los engrandecería,
y que aquella su bajeza él se la levantaría
de manera que ninguna ya la vituperaría;
porque en todo semejante él a ellos se haría
y se vendría con ellos, y con ellos moriría:
y que Dios sería hombre, y que el hombre Dios sería,
y trataría con ellos, comería y bebería;
y que con ellos contino él mismo se quedaría,
hasta que se consumase este siglo que corría,
cuando se gozaran juntos en eterna melodía;
porque él era la cabeza de la esposa que tenía,
a la cual todos los miembros de los justos juntaría,
que son cuerpo de la esposa, a la cual él tomaría
en sus brazos tiernamente, y allí su amor la daría;
y que, así juntos en uno, el Padre la llevaría,
donde del mismo deleite que Dios goza, gozaría;
que, como el Padre y el Hijo, y el que de ellos procedía
el uno vive en el otro, así la esposa sería,
que, dentro de Dios absorta, vida de Dios viviría.
Con esta buena esperanza que de arriba les venía,
el tedio de sus trabajos más leve se les hacía;
pero la esperanza larga y el deseo que crecía
de gozarse con su Esposo contino les afligía;
por lo cual con oraciones, con suspiros y agonía,
con lágrimas y gemidos le rogaban noche y día
que ya se terminase a les dar su compañía.
Unos decían: - Oh si fuese en mi templo el alegría!
Otros: - Acaba, Señor; al que has de enviar, envía!
Otros: - Oh si ya rompieses esos cielos, y vería
con mis ojos que bajases, y mi llanto cesaría!
Regad, nubes, de lo alto, que la tierra lo pedía,
y ábrase ya la tierra, que espinas nos producía,
y produzca aquella flor con que ella florecería!
Otros decían: - Oh dichoso el que en tal tiempo sería,
que merezca ver a Dios con los ojos que tenía,
y tratarle con sus manos y andar en su compañía,
y gozar de los misterios que entonces ordenaría!
En aquestos otros ruegos gran tiempo pasado había;
pero en los postreros años el fervor mucho crecía,
cuando el viejo Simeón en deseo se encendía,
rogando a Dios que quisiese dejalle ver este día.
Y así, el Espíritu Santo al buen viejo respondía:
- Que le daba su palabra que la muerte no vería
hasta que la vida viese que de arriba descendía,
y que él en sus mismas manos al mismo Dios tomaría,
y le tendría en sus brazos y consigo abrazaría.

4ta. La Encarnación

Ya que el tiempo era llegado en que hacerse convenía
el rescate de la esposa, que en duro yugo servía
debajo de aquella ley que Moisés dado le había,
el Padre con amor tierno de esta manera decía:
- Ya ves, Hijo, que a tu esposa a tu imagen hecho había,
y en lo que a ti se parece contigo bien convenía;
pero difiere en la carne que en tu simple ser no había.
En los amores perfectos esta ley se requería:
que se haga semejante el amante a quien quería;
que la mayor semejanza más deleite contenía;
el cual, sin duda, en tu esposa grandemente crecería
si te viera semejante en la carne que tenía.
- Mi voluntad es la tuya - el Hijo le respondía -,
y la gloria que yo tengo es tu voluntad ser mía,
y a mí me conviene, Padre, lo que tu Alteza decía,
porque por esta manera tu bondad más se vería;
veráse tu gran potencia, justicia y sabiduría:
irélo a decir al mundo y noticia le daría
de tu belleza y dulzura y de tu soberanía.
Iré a buscar a mi esposa, y sobre mí tomaría
sus fatigas y trabajos, en que tanto padecía;
y por ella vida tenga, yo por ella moriría,
y sacándola del lago a ti te la volvería.
Entonces llamó a un arcángel que San Gabriel se decía,
y enviólo a una doncella que se llamaba María,
de cuyo consentimiento el misterio se hacía;
en la cual la Trinidad de carne al Verbo vestía;
y aunque tres hacen la obra, en el uno se hacía;
y quedó el Verbo encarnado en el vientre de María.
Y el que tenía sólo Padre, ya también Madre tenía,
aunque no como cualquiera que de varón concebía,
que de las entrañas de ella él su carne recibía;
por lo cual Hijo de Dios y del hombre se decía.

9na. Del Nacimiento

Ya que era llegado el tiempo en que de nacer había,
así como desposado de su tálamo salía
abrazado con su esposa, que en sus brazos la traía,
al cual la graciosa Madre en su pesebre ponía,
entre unos animales que a la sazón allí había.
Los hombres decían cantares, los ángeles melodía,
festejando el desposorio que entre tales dos había.
Pero Dios en el pesebre allí lloraba y gemía,
que eran joyas que la esposa al desposorio traía.
Y la Madre estaba en pasmo de que tal trueque veía:
el llanto del hombre en Dios, y en el hombre la alegría,lo cual del uno y del otro tan ajeno ser solía.

Este amor esponsal será el que califica el Amor de Cristo por su Iglesia y como afirma el catecismo.

"Toda la vida cristiana está marcada por el AMOR ESPONSAL de Cristo y de la Iglesia. Ya el Bautismo, entrada en el Pueblo de Dios, es un misterio nupcial. Es, por así decirlo, como el baño de bodas que precede al banquete de bodas, la Eucaristía. El Matrimonio cristiano viene a ser por su parte signo eficaz, sacramento de la alianza de Cristo y de la Iglesia. Puesto que es signo y comunicación de la gracia, el matrimonio entre bautizados es un verdadero sacramento de la Nueva Alianza."

Como decía el Cardenal Gagnon que fue presidente del consejo pontificio para la familia La familia es junto a la Encarnación manifestación y revelación del amor de Dios . Los hombres descubren el amor de Dios en el amor de la familia, que es la primera manifestación del amor de Dios.

En el plano de la creación Dios se descubre como Dios Padre de los hombres a partir de la experiencia humana de la paternidad y de la filiación. Ser hijos es la condición original del hombre, es la primera experiencia que tiene de si mismo. Lo que significa reconocerse deudor, necesitado, amado por sus padres. Dios es el origen de toda paternidad pero el hombre descubre la paternidad original y plena de Dios a través de la paternidad participada de sus padres, original y primera en cuanto a la experiencia humana. El hombre descubre a Dios como Padre cuando ha hecho la experiencia de ser hijo de sus padres .Pero el hombre esta destinado a descubrir no solo el amor paternal de Dios sino también su amor esponsal, a través de la contemplación del amor reciproco de sus padres o de la propia experiencia del amor entre los esposos. Esto lo que hace exclamar a S. Pablo :¡el matrimonio es un misterio grande! Imagen y realización del amor de Dios por la humanidad y de Cristo por su Iglesia
A la luz economía redentora se hace mas patente la realidad , importancia y universalidad de la familia. Dios se ha hecho hombre naciendo en una familia la familia de Nazaret Allí se inicia la redención del hombre, El Hijo de Dios s vive entre los hombre como el hijo del hombre para que todo hombre descubra que es hijo de Dios.

En la primera y originaria Iglesia domestica ,Jesús , que es el Hijo del hombre ,el hijo virginal de Maria de José. , vive sometido a su autoridad paterna durante treinta años. para que los hombre también descubran la importancia de su propia realidad familiar. , Los hombre hijos de los hombres, padres de sus hijos , redimidos por voluntad de Dios Padre, por la encarnación de su hijo Jesucristoy llamados a ser por el Espiritua Santo verdaderamente hijos de Dios .

"La Iglesia, como ha señalado Dr. Canals, no es otra cosa que la familia de Dios. Dios dispuso la economía de la salvación de los hombres de tal manera que instituyó una familia, aquella que presidía José, con autoridad paterna sobre el Hijo de Dios encarnado y su Madre Virgen y quiso que en esta familia tomase su origen la Iglesia "la familia universal delos hijos de Dios. La primera Iglesia es la Iglesia de Nazaret es la familia de Nazaret. En la familia de Nazaret descubrimos la realización divina y humana del modelo de vida familiar.

La concepción cristiana de la familia es la que en nuestro días esta siendo ignorada cuando no negada por tantas instancia sociales y políticas.
El Estado moderno no permite que hay otra instancia realmente educadora de los ciudadano que el mismo. Cercenado uno de los derechos mas fundamentales de la familia que es la educación de sus hijos, Como decíamos antes se niega el matrimonio indisoluble con base natural de la familia y hoy asistimos al bochornoso espectáculo antijurídico del reconocimiento legal de las parejas de hecho y cosa mas o menos semejantes.

De esta perspectiva es importante conocer las raíces la actitud de la cultura moderna anticristiana frente a la familia. Un texto de Marx nos puede ayudar a comprenderlo:

"Feuerbach arranca del hecho de la auto enajenación religiosa del desdoblamiento del mundo en un mundo religioso, imaginario y otro real. Su cometido consiste en disolver el mundo religioso, . No ve que, después de realizada esta labor, falta hacer lo principal . En efecto ,el hecho de que la base secular se desplace por si misma y se plasme en las nubes como reino independiente, sólo puede explicarse por el propio desgarramiento y la contradicción de esta base secular consigo misma. Por tanto lo primero que hay que hacer es comprender ,esta en su contradicción y luego revolucionarla prácticamente eliminando la contradicción. Por consiguiente, después de descubrir v.Gr. en la familia terrenal el secreto de la sagrada familia, hay que criticar teóricamente ,esta y revolucionar prácticamente aquella. (IV tesis sobre Feuerbach)

En este texto Marx proclama la primacía de la praxis revolucionaria como respuesta a la critica insuficiente, según el, que hace Feuerbach de la religión . Según este autor lo único absoluto es el hombre ,cualquier afirmación de trascendencia referida a otro objeto es fruto de la auto enajenación que niega el valor absoluto del hombre y lo atribuye a Dios. Pero para Marx ,como hemos dicho antes, esta crítica es insuficiente hay que buscar la razón de este desplazamiento .Su fundamento se encuentra en la misma realidad del obrar humano. Sólo revolucionando ,este podremos terminar con la auto enajenación. No es suficiente mostrar la falsedad de las creencia y prácticas religiosas hay que encontrar las bases sociales de estas creencias .Marx nos pone un ejemplo : la creencia en la Sagrada Familia será eficazmente desarraigada cuando se logre revolucionar la familia humana fuente y raíz de aquella creencia y culto.

Me he detenido en el comentario de este texto porque nos puede ayudar a comprender lo que ha ocurrido en nuestra cultura, especialmente en los _ámbito académicos y políticos, pero con consecuencias que han penetrado en toda la sociedad. La critica a que ha estado sometida la institución familiar acusándola de burguesa y opresiva para la libertad humana ,de la que hemos hecho mención anteriormente, no es meramente una crítica a una institución que se considera pilar fundamental de un tipo de sociedad y de vida ,es sobretodo una acción dirigida a socavar el fundamento religioso de la vida de los hombres y de las sociedades .En la institución familiar se reconocen los planes de Dios sobre la humanidad y además en la vida familiar está ordinariamente el origen de la fe religiosa

Con lo que acabamos de decir no agotamos la riqueza de las sugerencias del texto de Marx , leído desde la óptica cristiana. Se afirma en el texto que el secreto de la Sagrada Familia reside en la familia terrenal, por esto para criticar a la primera hay que revolucionar prácticamente a la segunda. No es suficiente reconocer en el acoso práctico a que está sometida la familia un propósito dirigido directamente contra la fe religiosa sino que además tendríamos que pensar que nos da la clave de la regeneración familiar. Volviendo el argumento al revés podemos decir si queremos prácticamente fortalecer a la familia hay que dirigir su mirada hacia la Sagrada Familia, allí las familias encontraran el modelo, el camino, la fuerza pera realizar lo que son sus anhelos mas profundos aunque no siempre confesados. Los padres cristianos encontrarán en S. José, .el modelo de la paternidad , la realización mas perfecta de lo que es la partenidad en este ejercicio callado, austero, cotidiano ,en esta dedicación a un ministerio sagrado el cuidado de la familia. Los padres descubren a luz de este modelo que sus hijos son hijos de Dios, que no son su posesión exclusiva ,que educar a los hijos es entrar en la sintonía de los planes de Dios. Del mismo modo las madres encuentran el modelo de su maternidad en la que es Madre de Dios, comprender que de modo semejante a como Dios confió a su Hijo a una mujer, que iba ser Madre de Dios, Dios continúa confiando a cada uno de sus hijos a las madres porque en su corazón se encierra todo aquello que ,puesto por Dios, necesita el hombre para vivir, la capacidad de amor ,de sacrificio, de desinterés, de paciencia. Contemplándola encontraran la fuerza para seguir fieles a los planes de Dios sobre la maternidad humana. De este modo la familia cristiana se convierte en escuela de vida cristiana. Esta es su fuerza y su responsabilidad, llegar a ser ante el mundo testimonios del amor de Dios. ¨ Cómo podrá_ creer en Dios Padre quien no tenga experiencia de ningún tipo de lo que es la paternidad en su vida. Que dificultades tendrá para dirigirse a Dios como Padre? Cómo se entenderán las expresiones veterotestamentarias sobre la entrañas maternales de Dios para significar su amor por los hombres ,si las entrañas maternales se convierten en lugar de extremo peligro y de muerte?. Cómo se va a comprender la fidelidad de Dios si se desconocen las expresiones humanas de esta fidelidad ?.

Reflexión final

La situación actual de la familia por un lado es la expresión de la derrota y el fracaso del hombre que ha despreciado el don de Dios. El ideal familiar es exigente , así lo reconocieron los apóstoles, pero Dios acude en ayuda de la familia con el sacramento del matrimonio , la misma realidad natural es ahora fuente de gracia por don gratuito de Dios. Y aquello que era imposible para el hombre es posible para Dios. “ En Dios todo lo puedo que dirá san pablo . Pero el hombre que no acepta el don de Dios y no quiere reconocer su fracaso, su impotencia y debilidad para alcanzar lo que mas desea su felicidad familiar , afecta desconocer lo que es la familia, finge depreciar la institución familiar . pero este fracaso no confesado fruto del orgullo es raíz de mayores males y odios que ,le arrastran incluso a enfrentarse con el mismo Dios. Por ello podemos preguntarnos ¿Cómo es posible esta sistemática agresión a la institución familiar, cuando el mundo se reconoce tan necesitado de ella?. ¿Como es posible que la sociedad procure su propio mal? A la luz de la fe podemos entender este misterio, este propósito desintegrador de la familia es manifestación del misterio de iniquidad, del rechazo de los planes de Dios, de rebeldía satánica contra la voluntad amorosa y redentora de Dios ,realizada por su Hijo nacido de mujer ,que vivió la mayor parte de su vida en el seno de una familia , en la familia de Nazaret.

Ante un mundo sin modelos ,sin referencias, sin esperanza hay que pedir a Dios que el hombre de hoy cansado, agotado, abatido, alce los ojos al cielo y contemple a la familia de Nazaret, fuente de vida y salvación, fundamento de toda esperanza, modelo para toda la familia humana para que esté atento a llamada del esposo que le invita a sentarse en la mesa del banquete nupcial de la eternidad

Reportar anuncio inapropiado |


Compartir en Google+
Publicar un comentario sobre este artículo



(no será publicado)








* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Consultorios
Salvador Casadevall
Espiritualidad conyugal, etapas del matrimonio, perdón, solidaridad y educación de los hijos
Ma. Luisa Gabriela Deras Malacara
Consultoría y ayuda personal y familiar
Francisco Mario Morales
Problemas con hijos incrédulos. Educación sexual en familia.
Maria Isabel Álvarez Gaitán
Asesorías familiares, cursos prematrimoniales
Javier Mandingorra Gimenez
Orientador Familiar
Estanislao Martín Rincón
Educadores católicos – Orientación Familiar – Apologética
Enrique Santiago Ellena
Especialidad en temas de familia, especialmente en la relación de las personas
Francisco Mario Morales
Problemas con hijos incrédulos. Educación sexual en familia.
Marta Grego
Consultora Familiar. Aborto, post aborto, adicciones
Rosa María Villegas-Smith
Acompañamiento a mujeres con embarazos no deseados
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |