Menu


Curso de Formación para Padres
Curso que aborda cuestiones tan importantes como la comunicación, la relación y la educación de los hijos


Por: Victoria Cardona, educadora Familiar | Fuente: e-cristians.net



La autora

Victoria Cardona, educadora familiar, es la autora. La inquietud en el campo de la educación la llevó a adentrarse muy pronto en estas aguas, en las que todavía continúa inmersa. La amplia formación académica en el mundo de la educación y la pedagogía la ha aplicado, primordialmente, en dos ámbitos: la política - ha sido consejera municipal, primero de educación y después de sanidad, por el distrito barcelonés de Sarrià-Sant Gervasi - y la propia vida personal, ya que es madre de seis hijos y abuela. Mujer activa, vital y dinámica practica la vocación de dar a conocer y difundir todo aquello que ha sintetizado personal y profesionalmente. Destacar en este sentido que actualmente colabora con la Fundación Pro Vida, imparte actividades formativas para transmitir valores humanos a las adolescentes en el Club Juvenil Llar, es moderadora de las sesiones de Cursos para padres de la asociación familiar FERT y tiene también una larga trayectoria de participaciones en radio y televisión. Hoy en día se la puede escuchar en Radio Estel, donde habla de temas educativos y comenta mensualmente el Evangelio. También participa en el Programa "Temps de Família" (Tiempo de Familia), organizado por el Departament de Benestar i Família (Departamento de Bienestar y Familia) de la Generalitat de Cataluña, dando conferencias, sobre valores educativos en escuelas, para padres y madres de Cataluña.

Tema 1: Introducción al Curso

Empezamos este Curso de Formación para Padres con unos comentarios generales sobre educación. Lo más importante será recordar que los hijos se educan, sobre todo, por nuestra actitud y por nuestro testimonio. Seguramente no nos damos cuenta pero, cuando realmente lo hacemos bien, es cuando conociendo nuestras limitaciones, nos esforzamos por mejorar luchando contra nuestros defectos con serenidad y optimismo. También, cuando padre y madre procuramos mantener vivo nuestro amor.

Dice un autor francés: ´´Todo amor nace inocente, frágil, débil, vulnerable, es nuestra fidelidad la que tiene que protegerlo y llevarlo a cuestas como a un niño´´. Esta fidelidad será un compromiso que nos llevará a la felicidad. El amor está en la generosidad y el olvido personal, ponerse entre paréntesis para hacer feliz al otro. Por ello, cuidar los detalles de afecto, de comprensión, de pasar por alto cosas que nos molestan, no acumular reproches, etc..., es demostrar con obras nuestro amor y es una buena base para dar ejemplo de amor a nuestros hijos.

Sería loable crear un buen clima de confianza donde la comunicación estuviera presente. Muchos problemas familiares provienen de la falta de comunicación. Saber escuchar. Saber dialogar. Saber preguntar. Saber esperar y dedicar tiempo a la vida de familia ayudan a mantener al día el amor matrimonial y también la amistad con los hijos.

Toda persona quiere sentirse aceptada, valorada y querida. Daremos seguridad a nuestros hijos si valoramos todo lo que hacen bien. Si somos comprensivos con sus cambios de humor; en la adolescencia, por ejemplo, les enseñaremos a aceptarse, base de la autoestima personal.

Reflexionaremos en estos comentarios sobre los temas más importantes para que los hijos alcancen una personalidad madura. De la misma manera que el objetivo de la educación es la madurez humana y espiritual, la finalidad de la educación afectiva es la madurez en el amor.

También animar a la responsabilidad personal mediante el ejercicio de la autoridad, fundamentada en el prestigio personal y el espíritu de servicio de los padres, hará que los hijos aprendan a ser libres con la libertad que libera defectos, fruto del esfuerzo personal.

Ocuparse de desarrollar la vida sobrenatural de los hijos para que crezcan armónicamente hace que recordemos las palabras del Concilio Vaticano II: ´´Los padres, tanto con la palabra como con el ejemplo, tienen que ser para sus hijos los primeros educadores de la fe´´.

En un mundo donde cualquier ´´famoso´´ puede decirnos la tontería más grande, nos ocuparemos de educar la sensibilidad. Tenemos mucho por contemplar, desde la obra de la Creación a tantas manifestaciones artísticas, donde aprenderán a ser personas más cultivadas.

No podemos olvidar la influencia del ambiente social en la juventud y estudiaremos la forma de contrarrestar todos los ´´ismos ´ - materialismo, consumismo, relativismo, individualismo, etc. - y buscaremos formas prácticas para fortalecer nuestra tarea educadora. También valoraremos el estudio.

Profundizaremos en el papel de los abuelos, con mucho relieve en los tiempos actuales, y recordaremos que la familia es la escuela de valores donde se forman por contagio todos los que la integran.

Temario del Curso

Tema 2: Conocimiento y aceptación de los hijos

Tema 3: Educación para el amor

Tema 4: Autoridad y libertad

Tema 5: Jóvenes y medios de comunicación

Tema 6: Los estudios de los hijos

Tema 7: La familia escuela de valores

Tema 8: Educación en la fe

Tema 9: El tiempo libre de los hijos

Tema l0: El papel de los abuelos




 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!