Menu



Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús
Historia, fundadora, doctrina y organización de este grupo religioso


Por: apostolesdelapalabra.org | Fuente: apostolesdelapalabra.org



HISTORIA

Romana Carbajal de Valenzuela, originaria de Villa Aldama, Chih., con toda su familia se fue a vivir en Los Ángeles, Ca., U.S.A. Allá tuvo contacto con los pentecostales hasta tener la experiencia del «bautismo en el Espíritu Santo».

Deseosa de compartir esta nueva experiencia con sus parientes de México, en el año de 1914 regresó a su pueblo natal. Después de algunas dificultades, el 1 de noviembre logró el primer grande éxito: doce personas aceptaron el nuevo credo, contando con la misma experiencia religiosa. Así surgió la primera comunidad, que confió al Sr. Rubén Ortega, un ex pastor metodista, que logró conquistar a su causa. A su deceso, quedó al frente del grupo el Sr. Miguel García, un joven barbero de la primera hora.

En 1918 la nueva organización religiosa empezó a salir fuera de Villa Aldama, haciéndose presente en Gómez Palacio, Dgo., Caléxico, Ca., U.S.A., y Mexicali, B.C. En 1925 llegó a Sinaloa y el año siguiente a Tijuana, B.C. En 1949 rebasaba los confines de México, llegando a América Central. Normalmente se trataba de mexicanos, presentes en los Estados Unidos, que regresaban a su lugar de origen con el afán de expandir el nuevo credo religioso.

Debido al poco influjo de su fundadora, a lo largo de su historia ha tenido muchos problemas a nivel de organización y doctrina, hasta llegar a la división abierta. De hecho, actualmente cuenta con dos ramas: la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús (en México) y la Asamblea de la Fe en Cristo Jesús (en Estados Unidos). Así es cuando no se acepta la autoridad de la única Iglesia fundada por Cristo y cada quien pretende fundar su propia iglesia, interpretando la Biblia a su manera.

Otro aspecto notable en esta agrupación religiosa es su afán proselitista y su espíritu decididamente antiecuménico.

DOCTRINARomana Carbajal de Valenzuela

Enseñanzas fundamentales
- Unicidad de Dios (unitarios).
No existen las tres personas de la Santísima Trinidad. Un solo Dios, una sola persona

- Jesús.
Jesús es Yahvé hecho hombre, con los atributos de Padre, Hijo y Espíritu Santo.

- Bautismo de agua.
El bautismo es por inmersión y en el nombre de Jesús

- Bautismo en el Espíritu Santo.
En la vida del cristiano, el bautismo en el Espíritu Santo con el don de lenguas es algo esencial.

- Sacerdocio.
No hay sacerdocio, sino ministerio.

- Ministros.
Hay distintos tipos de ministros, destinados a la evangelización, predicación, pastoreo y vigilancia de los ministros y de toda la obra.

- Diezmo.
Es bíblico y por lo tanto es obligatorio.

Postrimerías
- Apostasía.
Ya tuvo lugar la apostasía y la aparición del anticristo (el papa). Con eso, ya se acabó la Iglesia fundada por Cristo.

- Rapto o primera resurrección.
Con el rapto (1Tes 4,15-17), vendrá Cristo y se llevará a los miembros (vivos y difuntos) de la verdadera Iglesia, que es la Iglesia apostólica de la Fe en Cristo Jesús.

- Gran tribulación o Armagedón.
Las naciones paganas atacarán al pueblo judío, que en su desesperación se convertirá.

- Juicio de las naciones.
Regresará Cristo para poner fin a la gran tribulación y realizar el juicio a las naciones, según hayan tratado al Pueblo de Israel. Con eso se acaba el tiempo de los gentiles.

- Milenio.
Cristo regirá el mundo desde Jerusalén, su capital. Con Él reinarán también sus discípulos levantados en el rapto. Durante este tiempo, el diablo quedará atado.

- Juicio final.
Terminado el milenio, habrá la última y más grande batalla, dirigida por Satanás contra Cristo y Jerusalén, la capital de su reino. Después Satanás será arrojado al lago de fuego y azufre. Seguirán la resurrección final y el juicio final, con un premio o castigo eterno. Los fieles levantados en el rapto, no participarán en esta resurrección y este juicio.

- Nueva Jerusalén.
Por fin se manifestará la Nueva Jerusalén, donde los elegidos gozarán por siempre con Dios.

ORGANIZACIÓN

- Nivel general.
Mesa directiva con un obispo presidente, un secretario y un tesorero.

- Nivel distrital o episcopal.
Mesa directiva con un obispo, un secretario y un tesorero, más directores encargados de la educación cristiana, la evangelización y la asistencia social.

- Nivel local.
Un pastor con un secretario y un tesorero.

Compartir en Google+
Reportar anuncio inapropiado |

Publicar un comentario sobre este artículo



(no será publicado)








* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Reportar anuncio inapropiado |