Menu



La Ciencia Cristiana
Secta norteamericana fundada por Mary Baker Eddy que nació en Estados Unidos en 1861


Por: Tomás Bravo | Fuente: Churchforum.org



La Ciencia Cristiana o Iglesia de Cristo Científica

Fundador:
Secta norteamericana fundada por Mary Baker Eddy que nació en Estados Unidos en 1861. Desde muy niña tuvo trastornos nerviosos, creyendo desde los ocho años oír voces procedentes de Dios.

Después de la muerte de su primer esposo y de un divorcio, sus dolencias empeoraron por lo que, en 1862, acudió a un curandero llamado P. P. Quimby, que decía que la enfermedad no existía sino que era una sugestión del enfermo.

En 1866, Mary Baker Eddy sufrió una caída que le causó fracturas internas de columna; estando en el lecho leyó el relato de la curación del paralítico en Mateo 9, 1-8 y, creyendo que se refería a ella, fue curada. Al año siguiente, escribió Ciencia y salud como clave de las Escrituras donde se condensa su pensamiento, mezcla de curanderismo tomado de Quimby y gnosticismo cristiano, que es considerado por los adeptos como auténtica guía para entender la Biblia.

En 1879 fundó en Boston la Iglesia de Cristo Científico, donde está el centro de la agrupación.

El fin de la fundadora de esta secta era trascender en la historia y perpetuar sus extrañas creencias. Ella recopiló la información para crear un libro, al cual se ha puesto al paralelo de la Biblia, pasando a ser el libro de cabecera de muchos hogares cultos.

Adeptos:
En la actualidad cuentan con algo más de un millón y medio de adeptos en todo el mundo y ha influido en alguno de los aspectos más peculiares del Movimiento de Fe.

Por lo general pertenecen a este grupo gente acomodada y de edad avanzada, solamente preocupada por su salud.

Doctrina
Se trata de una mezcla de hinduismo, hipnotismo y teosofísmo, con algo de cristianismo. Pretende un "cristianismo sin lágrimas". Niega los misterios del cristianismo. No exige un acto de fe religiosa, ni sacramentos. Tiene pocas exigencias morales. Todo se reduce a un culto de curación.

Sus principios básicos:
Dios es todo en todo.
Dios es bueno y es espíritu.
El Espíritu es todo y la materia es nada.
Dios y la vida están en contra del mal, la enfermedad, el pecado y la muerte.

Aunque en teoría acepta la revelación contenida en la Biblia, al igual que en el caso de los Adventistas del Séptimo Día y de los mormones, da preferencia a los escritos de su profeta sobre aquella.

Parece establecido que el núcleo de su doctrina referente a la sanidad arranca de las tesis del P. P. Quinby, en el que también se inspiraron otras sectas como los Creadores del Nuevo Pensamiento y la Escuela Unidad del Cristianismo.

Su doctrina, además, manifiesta poderosos influjos del pensamiento gnóstico y niega la realidad de la materia, la Caída, el pecado, la materialidad del hombre, la divinidad de Cristo, la Redención en la cruz, etc., e insiste en que la verdadera vida cristiana es practicar la curación de los demás, física y moral, como lo hizo Cristo, lo que explica su negativa a emplear remedios médicos habituales.

El libro, escrito por la fundadora, "Ciencia y salud son las llaves de las escrituras", ahuyentó a la mayoría de los investigadores por su inconsistencia, rareza e incomprensibilidad.

La autora se desdice de toda crítica y comenta que el aprendizaje estaba tan iluminado que la gramática fue eclipsada. Para ella ciencia y salud es un trabajo inspirado por ella, que floreció para escribir. Decía: que ella era instrumento de Dios, para escribir sobre la armonía del cielo y la metafísica divina; Comenta: No puedo ser modesta en la estima de mi libro.

Revisando y estudiando muchas veces el libro se incluyeron capítulos de las ciencias cristiana contra el espiritualismo, animales desenmascarados, matrimonio, fisiología, etc. La edición final tiene un glosario de frutos o testimonios para sanar.

Corrida de una casa de huéspedes a otra, la viuda decidió reunirse con Richard Kennedy así como Quimby el también se llamó doctor y se anunció como sanador de la fe. Ella ofrece una serie de lecturas en su método de la salud, entre 12 a 17 artículos para sanar, comenta que por estos folletos le daban bastante dinero, pero dice y admite que no se atrevía a pedir tal suma que era el salario de un trabajador de una gran industria porque comprometía sus principios pero una voz del cielo se lo ordenó.

Según ellos, el propósito del hombre en la vida es de liberarse de errores de la mente mortal sobre la enfermedad, la materia, el mal y la muerte a través de aplicar las leyes que ella a descubierto, una vez liberado el hombre de dichos errores se encuentra al mismo sano sin pecado e inmortal. Sus aplicaciones mesiánicas de estas leyes misteriosas, pasaron a concluir que podían ser usadas para dar salud o ser pervertidas para dar enfermedades y la muerte.

Un verdadero devoto no toma medicamentos ni asisten a consultorios, pero si ocupan el servicio del ginecólogo, dentista, quiropráctico y oculista. Sí usan lentes, asisten al dentista pero se oponen a los medicamentos de la salud pública; vacunas, purificar el agua, rayos X, etc.

Sus servicios son los domingos, (en cada rama de su iglesia) contienen oraciones, con lectura de la señora Eddy.

La Sra. Eddy es llamada: "Padre y Madre de Dios, el único culto religioso fundado por una mujer”.

Las fiestas de los cristianos, Navidad, Pascua, son ignoradas por ellos, tienen un especial servicio el día de gracias, los miércoles en la tarde oran y dan testimonio de salud.

Los cristianos científicos tienen templos grandes y ostentosos.

La demanda de sus miembros es poca, claman y ofrecen ayuda y salud a los creyentes. Ella comenta que están en las llaves para el éxito y puedan sobresalir y tengan éxito en sus negocios y casamientos. Un financiero escuchó a un testigo cientista en una junta de los miércoles, el éxito de sus negocios se los debe a ellos.

Conclusión:
Considerada por A. Howkema como una de las cuatro grandes sectas, no puede negarse el carácter peligroso de su punto de vista acerca de la medicina convencional, así como los aspectos muy heterodoxos de su teología si la relaciona ésta con el mensaje cristiano.

La ciencia cristiana es una secta de las llamadas de curación.

En esta secta se niegan los dogmas cristianos, se le presentan al público como una denominación cientísta y se apoyan en un vocabulario cristiano.

Este grupo, por todo lo dicho, no es cristiano, ya que contradice puntos básicos de la fe cristiana. La autoridad máxima son los escritos de la Sra. Eddy, Ciencia y Salud, no la Biblia.

Son rechazadas las ideas de Dios, de la Trinidad, pecado original y actual, la resurrección y divinidad de Cristo - Judío, gloria e infierno, ellos se basan en sus escritos, no en la Biblia.

Tienen un cierto éxito porque el deseo de salud es algo existencial y preocupante, pero se puede concluir que no tiene nada de ciencia, ni de cristiana

Adaptado de:
Cristiandad.org

Churchforum.org







 

Reportar anuncio inapropiado |



Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre
 Email (no será publicado)

 País


Comentario



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Reportar anuncio inapropiado |