> English
> Français
> Italiano
El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Laicos en la Iglesia | sección
Grupos y Asociaciones laicales | categoría
Otros Grupos | tema
Autor: . | Fuente: www.legiondemaria.org
Extensión de la Legión de María
Los frutos de la extensión son de incalculable valor para los mismos legionarios que lo realizan
 
Extensión de la Legión de María
Extensión de la Legión de María

Muy poco se ha escrito sobre extensión. Así sucede entonces que cuando estamos ante la organización de una campaña de extensión, no sabemos por dónde comenzar y a qué cosas darles más importancia. Comenzamos a trabajar y a medida que se presentan las dificultades imprevistas, nos ponemos a solucionarlas a última hora, siempre con pérdida de tiempo, factor tan precioso en toda campaña de extensión.

Toda campaña de extensión ha de ser preparada. No se la puede improvisar. Y cuanto más y mejor se la prepare hasta los detalles previsibles, tanto más será garantía de éxito. La preparación ha de comenzar con una intensa propaganda dentro del Consejo que la ha de realizar y ya desde el principio del año, de modo que no haya legionario en toda la extensión del Consejo que no esté enterado de la extensión que se desea hacer, y que por lo tanto coopere, ya con oraciones, ya con más generosidad en las colectas, ya ofreciéndose el mismo para trabajar. Con muchísima anticipación, unos 6 o 7 meses, de la fecha fijada para la campaña, se debe formar el Comité de extensión, que lo integrarán aquellos legionarios que se han ofrecido para hacer la extensión. Este Comité tendrá reuniones quincenales. Ha de haber una selección de los legionarios que se ofrezcan; esto es un poco engorroso... pues, en general, no se puede rechazar a los legionarios deseosos de trabajar en extensión. Sin embargo, la experiencia que hemos hecho nos indica lo siguiente: Como la campaña es de intenso trabajo y no son días de paseo, supondrá en los legionarios mucho espíritu de sacrificio, espíritu de humildad, mucha obediencia y mucha vida de piedad. En lo que a vida de piedad se refiere, se aconsejará que sean Pretorianos, o por lo menos legionarios deseosos de serlo; sería de aconsejar al encargado de formar el Comité de extensión, que previamente se informe personalmente sobre el espíritu del legionario que se ofrece, su cumplimiento y responsabilidad dentro del Praesidium. El Comité tendrá como Presidente a un legionario responsable y, a ser posible, que no sea Oficial del Consejo que organiza la campaña. En sus reuniones el Comité estudiará todo lo referente a extensión y la manera práctica cómo desempeñarse durante el trabajo, la historia de la Legión, su espíritu. Un libro excelente para esto sería "Nuestra Señora en Acción". Además se podría estudiar la manera práctica de presentar la Legión de María cuando se hagan las invitaciones, qué dirán a los Párrocos y sacerdotes, cuando les quieren presentar la Legión, etc.

Damos a continuación una serie de consideraciones y observaciones prácticas para el trabajo de extensión, siendo a la vez temas para considerar en las reuniones del Comité.

1. - Trabajar en la extensión de la Legión de María no es solo una obligación; es un privilegio que nos concede la Santísima Virgen.

2. - Durante nuestro trabajo de extensión no debemos olvidar nunca que nuestro modo de ser representará a toda la Legión; guardemos el buen nombre de nuestra asociación que se gloría de llevar el nombre de la Santísima Virgen. Por eso: vida ejemplar en todo momento. No olvidemos que seremos huéspedes, por lo tanto, nada de preferencias y exigencias. Cuanto más de sacrificado y heroico tenga nuestra campaña de extensión, más asegurados tendremos los favores de la Santísima Virgen.

3. - Puntualidad y exactitud en todo lo que nos proponemos: horas de reunión, desarrollo de las mismas, redacción de informes, etc.

4. - La obediencia al jefe de equipo es indispensable para un trabajo coordinado y eficaz. Unión, caridad y alegría entre los compañeros del equipo.

5. - Es indispensable tomarse el descanso necesario: muchos trabajos se desmedran por el cansancio. Descansar y comer bien, sin que por eso se desaproveche el tiempo que hemos ofrecido a la Virgen.

6. - El trabajo comienza en cuanto se llega al lugar: presentarse de inmediato al Párroco, él ya deberá estar enterado de la misión que llevan. El trabajo se puede organizar de la siguiente manera: se pedirá al Párroco y a otras personas (de otros grupos parroquiales, a las Religiosas del lugar, etc.) que indiquen nombres de personas que podrían ser de la Legión de María y que a ser posible no pertenezcan a algún grupo parroquial y que el Párroco quisiera acercar más a la Parroquia; luego se visitará a esas personas, y se hará lo posible para visitar todos los hogares que el tiempo permita. De haber un domingo por medio, podemos aprovecharlo para conversar con la gente a la salida de las Misas. Se tomarán los nombres de los que muestran interés por la Legión y luego se les hará otra visita para citarlos ya a la inauguración del Praesidium. No se pondrá plazo para la fundación del primer Praesidium; todo depende de las circunstancias del lugar y de éxito de las invitaciones: ya que puede ser al segundo día como también después de una semana de trabajo. Es de aconsejar que la primera reunión ya sea la de fundación; así los nuevos legionarios salen sabiendo qué es la Legión de María y qué se hace en ella. En cambio si la primera reunión la hacemos en otra forma de conferencia o de charla sobre la Legión, posiblemente nos pedirán otra charla antes de decidirse a entrar en la Legión y así perdemos tiempo.

7. - Donde hubiere Religiosas, interesadas por la Legión como una oportunidad para realizar un apostolado más positivo y real; conseguir que ellas ayuden al Párroco atendiendo un Praesidium; que formen un Praesidium interno con la posibilidad de realizar trabajos de apostolado fuera del Colegio.

8. - Una vez fundado un Praesidium -o varios- se trabajará para asentarlo. Los nuevos legionarios harán sus primeros trabajos guiados por los legionarios del equipo, por eso habrá que estar dispuesto a integrar varias parejas si fuera necesario. Se irá con ellos cuaderno y lápiz en mano a la hora y lugar fijados; enseñarles a rezar antes y después del trabajo; terminado el trabajo se comentará con ellos lo realizado y habrá que enseñarles a redactar el informe que deberán dar en la próxima reunión: cómo y qué han de decir, etc.

9. - Se ha de conversar mucho con los nuevos legionarios; visitarlos, especialmente a los que vemos que pueden ser los futuros Oficiales del Praesidium.

10. La elección de los Oficiales hay que hacerla sin precipitación: en la segunda reunión habrá que atender a los informes y anotarse a los que sobresalen por su cumplimiento e interés, para elegir luego a los Oficiales. Una vez que los tengamos en vista hacer con ellos solos una reunión y explicarles lo que significa ser Oficial del Praesidium. No es de aconsejar que acepten el puesto obligados, pues lo harán de malas ganas; la tercera reunión del Praesidium nuevo ya debe de ser dirigida por los nuevos Oficiales; entonces se los dejará a ellos solos, sin interrumpirlos, anotando los puntos de la agenda en que ellos se han equivocado, y después de la reunión corregirlos.

11. Tratemos de fundar varios Praesidia, cuando más, mejor, previendo una futura Curia. Que el primer Praesidium sea mixto y variado en edades: así pronto se lo podrá dividir en tres o en cuatro, conforme a las edades y sexo; también se hará lo posible para que un Praesidium de adultos tenga afiliado un juvenil... así se multiplican las posibilidades de extensión. Pero en todo esto siempre se consultará al Párroco.

12. Despertemos en los nuevos legionarios el sentido de la extensión, inculcando que ellos inviten para las reuniones y así fundar nuevos centros.

13. Desde un principio hagamos comprender a los nuevos legionarios la necesidad de la dependencia al Comitium o a la Curia. Que consulten siempre. Instruirlos enseguida sobre las relaciones con el Corresponsal: qué es y qué obligaciones tienen con él. Explicarles también qué es un Comitium, una Curia, el Senatus, el Concilium.

14. Explicar la escala de la lealtad: del socio al Praesidium (Oficiales), del Praesidium a la Curia, etc.... Encarecer a los Oficiales que deben mantener la unión con la Curia o el Comitium de quien depende.

15. Insistir muchísimo en la unión y caridad entre los legionarios. Prevenirlos. Encarecer a los Oficiales que sena ellos los primeros en la caridad: ver a Jesús en sus legionarios. Si el demonio quiere desbaratar un Praesidium o ponerle trabas a la Legión, siempre lo hará introduciendo la desunión.
16. Los legionarios que vayan a extensión deben saber el rayado del cuaderno de cada Oficio: Presidente, Vice, etc. Enseñarles también a ser prolijos: una ofrenda a la Virgen. También deberán desempeñarse en cada oficio; por eso durante el tiempo de preparación, antes de salir a la campaña de extensión, deberían ejercer alguna vez cada Oficio.

17. También es necesario que sepan manejar los términos legionarios:

- El Praesidium (que se pronuncia presidium), su plural: Praesidia.
La Curia; plural: las Curiae (curie), o las curias, usando el término castellano.
- El Comitium (comicium); plural: los Comitia.
- El Concilium.
- La Téssera; plural Las Tésserae (téssere).
- El Vexillium; plural: los vexilla (vexila).
La Allocutio (alocucio); plural: las Allocutiones (alocuciones).

18. Durante el trabajo de extensión, cada uno dará cuenta al jefe del equipo de su labor diaria, para que el jefe pueda hacer el informe detallado de lo que ha hecho cada equipo.

19. Anotar los gastos, para luego dar cuenta.

20. Los días que dedicamos a la extensión han de estar muy saturados de vida espiritual, de unión con Jesús y María. Por eso es indispensable la Misa y Comunión diarias; para los que no sean Pretorianos serán una ocasión para que lo sean en esos días de extensión; pero ya en los meses de preparación se aconseja que se esfuercen en ser Pretorianos, así no les costará tanto en esos días de intenso trabajo. Tratemos de ayudarnos en las oraciones rezándolas en común. El plan para un día legionario podría ser así: el rosario por la mañana, antes o después de la Misa, con las oraciones preliminares de la Téssera. Antes de comenzar el trabajo, el jefe del equipo indicará a cada uno el trabajo que habrá de realizar por la mañana, el lugar y el compañero. Al mediodía, antes del descanso, se hará otra reunión con una lectura espiritual sobre un tema legionario con comentarios y se dará cuenta del trabajo realizado para la tarde. Por la noche, después de la cena, una tercera reunión con estudio del Manual con su comentario y el informe sobre el trabajo realizado por la tarde, terminando la reunión con las oraciones finales. Y antes del descanso, podrá rezarse en común el Oficio de la Inmaculada. Además, no deberíamos de olvidar de encomendar nuestro trabajo a Edel Quinn y a Alfonso Lambe, rezando las oraciones por su beatificación.

Ese programa de vida espiritual se lo puede acomodar según las circunstancias de cada lugar; pero es indispensable que se cumpla.

21. Cómo encarar la primera reunión de un Praesidium:

Es indispensable anunciar al Párroco la fundación del primer Praesidium -y de los otros también- y se lo invita a asistir: instruirlo sobre lo que tiene que hacer en la reunión: las oraciones, la lectura espiritual (indicarle la página), la allocutio (que sea de cinco minutos). Pedirle también que él indique los trabajos que desea se realicen. Invitar también a las Religiosas.

La primera reunión ha de llevarse con toda exactitud y seriedad. Cada punto de la agenda ha de ser explicado con detención. Comience, el que preside la fundación, con una breve explicación de lo que es la Legión de María, haciendo resaltar que es el ejército de María; luego un breve relato sobre la historia de la Legión, explique cómo ha sido la primera reunión y entonces invite a ponerse de rodillas, como ellos lo han hecho, y se comienza con las oraciones y el rosario. (Las circunstancias indicarán, a criterio del jefe del equipo, si se rezará el rosario completo o solamente una parte). Terminadas las oraciones, se continuará con la explicación de los puntos de la Agenda. Téngase preparada una buena bienvenida, breve y sencilla. Las ordenanzas fijas han de ser explicadas con sencillez y claridad. En el "pasa-lista" se tomarán los nombres y dirección de los que asisten, en un papel aparte y en la tercera reunión se los pasa al cuaderno.

El "informe de tesorería" se explicará la finalidad de las colectas y se podrá decir que la Legión se mantiene y se extiende según la generosidad de los legionarios. En el "reclutamiento de socios activos" habrá que insistir en la obligación de conquistar nuevos legionarios para cada reunión. El "informe de los socios" se lo podrá explicar cuando se asigne el trabajo. En "informe de socios auxiliares" es conveniente destacar la necesidad de tener muchos socios auxiliares, explicando qué son. Los trabajos a asignarse han de preverse antes de la reunión, en conformidad con el Párroco.

Si no indica ningún trabajo, comiéncese con la visita a hogares; que sea un trabajo activo y difícil, sin miedo, pues trabajitos insignificantes desilusionan. La asignación se comenzará por dar trabajo a los que sobresalen por su entusiasmo e interés, para asegurarse de que el primero aceptará, porque de lo contrario, desanima a los demás y nadie querrá aceptar trabajo; no se preguntará tampoco si gusta o no. El "estudio del Manual" habrá que dejarlo bien explicado a los Oficiales nuevos, pues generalmente es el punto que más se descuida. En "asuntos varios" habrá que hacerles recordar las obligaciones: puntualidad a la reunión (insistir mucho), rezo diario de la Catena, trabajo de dos horas y cómo espiritualizarlo, cómo han de prepararse para cada reunión, los informes, etc. Acá se hará la elección del nombre del nuevo Praesidium.

Hay que tratar de que cada legionario nuevo salga contento de la reunión, por eso es necesario hacerla simpática, conversando antes de la reunión con todos a medida que llegan, con eso se romperá la rigidez que siempre existe ante personas desconocidas y ante algo nuevo.

La explicación de los distintos puntos de la Agenda se los puede repartir entre varios legionarios del equipo, así no habla solamente el que preside. No es necesario que asistan todos los integrantes del equipo; otros pueden hacer simultáneamente otra fundación.

No es ésta la única manera de encarar una reunión de fundación; se puede dejar algunos puntos de la agenda, siempre que en las próximas reuniones se los explique, pues a los nuevos legionarios les resultará pesado tantas obligaciones que al fin de la reunión no las recordarán. Pero esto lo verá el jefe del equipo.

22. El equipo: Los legionarios irán al trabajo de extensión organizados en equipos. Un equipo puede contar con 2 o 3 legionarios; si la Parroquia es extensa y dividida en varios barrios, pueden ser más: 6, 7 u 8. Cada equipo tendrá un jefe a quien los demás deberán obedecer y atenerse a todo lo que él pida, sin discutir sus órdenes; esta obediencia es indispensable.

23. Es muy importante que cada equipo haga una reunión -o varias- antes de ir al trabajo, para que se conozcan entre sí y a tiempo se hagan los cambios en caso de que no se entiendan entre sí.

24. Terminada la campaña, cada equipo presentará un informe detallado del trabajo realizado, informe que será leído en una de las reuniones del Comitium o de la Curia.

25. En la ciudad, sede del Comitium o Curia que organiza la campaña de extensión, habrá un legionario cuyo domicilio deberá saber cada jefe de equipo. A él recurrirán en casos imprevistos: falta de material o para consultas sobre casos particulares que se presenten. No hay que olvidarse de escribir a los familiares y enterarlos de lo felices que son trabajando en extensión...

26. El retiro espiritual: Antes de emprender el viaje de extensión es indispensable hacer un retiro espiritual. Este retiro es de suma importancia y hasta una última condición para participar en los trabajos de extensión de la Legión de María.

Todo lo que se refiere a determinar los lugares y permisos de los Párrocos, se habrá de prever con anticipación.

En lo que se refiere a dinero, habrá que contar con la cantidad suficiente para no malograr un trabajo con hermosas perspectivas; hágase un cálculo por legionario. Cada Consejo verá cómo excitar la generosidad de todos sus legionarios para conseguir todo el dinero posible.

Es claro que si queremos hacer una campaña de extensión de grandes proporciones, la preparación habrá que hacerla con mucho tiempo de anticipación, todo un año, por ejemplo.

Es muy importante que después de terminada la campaña se atienda a los nuevos Praesidia con correspondencia muy seguida y con visitas posteriores, hasta se podría organizar algunos equipos que vuelvan a los mismos lugares para hacer un trabajo de supervisión. Cada Consejo debe tener su Comité de Corresponsales para atender a sus Praesidia distantes; dicho Comité sin lugar a dudas, desempeña un papel muy decisivo en la vida de esos centros.

Los frutos de la extensión, además de los numerosos Praesidia que se agregan, son de incalculable valor para los mismos legionarios que lo realizan: se descubren valores nuevos que antes se ignoraban, y es una bendición para él mismo, pues el esfuerzo que se exige de ellos, los vuelve fervorosos y entusiastas, con las ventajas lógicas para la Legión entera. Un legionario que trabaja en extensión, ya no deja la Legión.

Si estos apuntes imperfectos pueden servir para algunos hermanos legionarios deseosos de extender la Legión, que sea para gloria de la Santísima Virgen.


Más información aquí





Utiliza este enlace para ponerte en contacto con los
Asesores para Movimientos Eclesiales
¡Te los recomendamos a todos!



Suscríbete aquí
para recibir este servicio en tu e-mail





Si tienes alguna duda, conoces algún caso que quieras compartir, o quieres darnos tu opinión, te esperamos en los FOROS DE CATHOLIC.NET donde siempre encontrarás a alguien al otro lado de la pantalla, que agradecerá tus comentarios y los enriquecerá con su propia experiencia.






 

 
Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre

 Email (no será publicado)

 País

Comentario



Escriba las letras como aparecen



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
     Herramientas del Artículo:
Arriba
.
Ver más artículos del tema
.
Preguntas o comentarios
.
¿En donde estoy?
.
Hacer un donativo
Envíalo a un amigo
.
Formato para imprimir
.
Descargar en PDF
.
Descargarlo a tu Palm
.
  Suscripción canal RSS

Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
Servicios por email Servicios por email
Foros Foro de Líderes católicos (laicos comprometidos)
Mapas Mapa de Laicos en la Iglesia
Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
Comentarios Comentarios al editor de esta sección
Biblioteca Documentos de apoyo de Laicos en la Iglesia
Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
Donativos Hacer un donativo
• Ministerios laicales
• Acción pastoral de los laicos
• Documentos para el apostolado de los laicos
• Grandes Movimientos Católicos
• Grupos y Asociaciones laicales
• Grupos Parroquiales
• Grupos Familiares
• Grupos Misioneros
• Grupos Juveniles
• Grupos Musicales
• Otros Grupos
• Laicos ejemplares
• Misión Aparecida, Manos a la Obra!
Lista de correo
Porque la Iglesia es una sola, y lo que le pase a uno de sus miembros nos importa a todos, infórmate con las acciones de los laicos dentro de la Iglesia y de las distintas asociaciones, movimientos y hermandades que los congregan.

Suscribir
Cancelar suscripción
Consultores de la comunidad
Consejo y asesoría a personas interesadas en los servicios, funciones, ministerios y formas de animación de la vida cristiana de las distintas asociaciones, movimientos y hermandades de la Iglesia católica
Ver todos los consultores
Apoyan a la comunidad
• Betsaida, grupo musical chileno
• Músicos Católicos
• Ministerio Coral San Marcos
• Comunidad Nazareth
• Parroquial Ntra. Sra. de Fátima, Pastoral Juvenil

Ver todas las alianzas que apoyan a la comunidad

Eventos de la comunidad
SEÑOR SI QUIERES PUEDES SANARME
Invita a toda la familia a que disfrute del retiro cuaresmal
Ver todos los eventos

Encuesta
¿Catholic.net te ayuda de alguna manera a la conversión, es decir, a un cambio de vida fruto de un encuentro con Jesucristo?
Sí me ha ayudado a llegar al arrepentimiento y al sacramento de la confesión
Sobre todo a la conversión del corazón concretado en obras
Me recuerda la reconciliación con Dios y la ruptura con el pecado.
Encuentro motivación y razones para ser fiel a la gracia de Dios
Me ayuda a convertirme constantemente a Jesucristo
Favorece a la comunión íntima de vida con Dios
No, sólo encuentro recursos pastorales y artículos interesantes
No, pues pienso que la conversión no llega a través de un portal.
Otros (escribe a participa@catholic.net)
> Ver resultados
> Ver todas las encuestas
Foro de Líderes católicos (laicos comprometidos)
¡Participa!
Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red