> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Laicos en la Iglesia | sección
Acción pastoral de los laicos | categoría
Pastoral de los ancianos | tema
Autor: Elizabeth G. Zúñiga de Hernández/ José Antonio Hernández Ugalde
Los adultos mayores en el Magisterio de la iglesia
La Ancianidad en el Magisterio Eclesiástico Reciente
 
Los adultos mayores en el Magisterio de la iglesia
Los adultos mayores en el Magisterio de la iglesia
Para comprender la evolución de la necesidad de estructurar la Pastoral de Adultos Mayores, tomaremos del libro “La Ancianidad en el Magisterio Eclesiástico Reciente” del P. Jesús Rodríguez Torrente algunos conceptos.

Cabe aclarar que la mayoría de los países miembros de la ONU, han adoptado el término “adulto mayor” a partir de los 60 años de edad. En nuestro caso, el término “anciano” será respetando los textos originales y también serán los equivalentes al “viejo” y a la tercera y cuarta edad, conceptos que aún se manejan en diferentes ámbitos.

· Bíblicamente, la vejez se designa para exaltar la experiencia y sabiduría, como una bendición de Dios. En el Nuevo Testamento adquiere importancia cuando representa la acogida al misterio salvador de Cristo. Entonces, en él aparece la culminación de la vida.

· En el Antiguo testamento la visión decrépita es fruto de los pecados.

· En los primeros siglos de la Iglesia (Patrística) se contribuyó a ver en el anciano un símbolo, mas que una realidad personal.

· El Anciano es el hombre venerable, reflejo del anticipo de la eternidad y conquista de la juventud. Se va formando una idea negativa de la vejez, pues se pondera al viejo como representación del pecado.

· Pasan los siglos, hay pocas alusiones a la vejez o no se dirigen al anciano como tal, sino al pobre, porque el anciano se le comprende en la categoría del débil o del indigente, en definitiva en la pobreza.

· La Iglesia presta atención a los pobres desde la antigüedad. Adoptan las comunidades, el ejercicio de la hospitalidad, se desarrollará una red de hospicios y centros asistenciales, que llevan los cristianos dedicados a los más débiles, entre ellos a las personas mayores que eran abandonados.

· Con la decadencia del Imperio Romano, la Iglesia realiza la primera función tutelar sobre los ancianos.

· En la Edad Media, el pensamiento teológico asocia a la vejez con el pecado y la debilidad. Se presenta la vejez con una visión de intemporalidad. Santo Tomás asocia la verdadera ancianidad al margen de los años y en conexión con la virtud de la persona.

EN EL DEVENIR HISTÓRICO...

· Al anciano se le consideró durante siglos dentro del grupo de los débiles. Actualmente, se está trabajando en la Iglesia en la concepción de una persona mayor como bautizada. El débil es también el no nacido, el niño, el discapacitado, el enfermo, la mujer y el pobre.

· La Iglesia primitiva nace alrededor de un hombre joven de 33 años, muere joven, rompe con la tradición; con lo “viejo”. Los grandes maestros son personas mayores, con experiencia y sabiduría.

· Para llegar a la Iglesia de la Luz, de la Vida, tiene que superar estructuras marchitas... el paño viejo no sirve, es necesario comenzar de nuevo.

· En el Antiguo Testamento el anciano se simboliza en Dios Padre, pero también se subrayará en Daniel, que es el mejor anciano no es el de muchos años, sino el de sabiduría probada, el justo, el prudente y de virtud consagrada.

· La Iglesia se denominará “siempre joven”. Tiene presente su historia, pero por la presencia del Espíritu Santo desde el Concilio Vaticano II se le dá un nuevo enfoque al laico. El Adulto Mayor tiene rostro de bautizado, como miembro del pueblo de Dios.

DESDE PÍO XII HASTA JUAN PABLO II

· Pío XII hace mención a San Clemente (1Cor. 1 entre los años 93 y 97 D.C.) quien refiere el cumplimiento de los deberes familiares, dando el honor debido a los ancianos.

· Encuadra sus alocuciones dentro de su enseñanza sobre la familia, fundamento de la sociedad y escuela de virtudes, llama a la santidad y a ejercer la autoridad que tiene el hombre como padre y patriarca.

· Exhorta a los hijos a cumplir con el precepto “honrar al padre y a la madre” y a los ancianos a rezar el rosario, en especial a la abuela, quien recorre las cuentas con sus dedos gastados y reza por todos como último servicio de gratitud que presta a la familia y que corona sus obras.

· Juan XXIII no hace alusión directa a los ancianos, pero se deduce su pensamiento sobre la vejez, el cual se encuentra implícito en el tema de la familia o en lo referente a los necesitados.

· CONCILIO VATICANO II.- Punto de partida: “La familia”.

· Los padres conciliares se ocupan de la ancianidad solo en GS, 27 y 66; AA, 11 (apremia la obligación de sentirnos generosamente próximos a cualquier otro hombre y servirle con hechos al que nos venga a encontrar, ya sea un anciano abandonado por todos, ya un obrero extranjero no entendido sin razón alguna, ya un exiliado, o un niño nacido de unión ilegítima que sufre sin motivo el pecado, no cometido por él (...) Recordando la voz del Señor: “Cuantas veces lo hicisteis con uno de mis hermanos menores, a mí me lo hicisteis (Mt. 25, 40), <>

· La familia, célula básica de la sociedad, cumple su misión cuando practica sus responsabilidades (AA, 11) .

· Jubilación de los obispos y párrocos por edad avanzada o por otra causa grave CB (Decreto Christus Dominus).

· PABLO VI Invita a revalorizar la importancia familiar para conseguir el bienestar psíquico y moral del individuo, particularmente de los más vulnerables: El niño, el anciano, el enfermo, por el solo hecho de no ser productivos, quienes se encuentran relegados en cierto modo por una mentalidad que no está de acuerdo a una concepción justa del hombre ni con el espíritu cristiano.

Pablo VI comienza con un sentimiento de cercanía a todos los que sufren soledad, la incomprensión y la falta de fuerza de antaño, exponentes de la nueva realidad del jubilado o persona mayor y pondera el apostolado de Vida Ascendente que hace que las personas en la vejez se puedan reencontrar con lo esencial y devolverles la fe y la esperanza.

En su mensaje a 4,000 delegados de Vida Ascendente Francia dijo: “No hay edad alguna de jubilación con eso de cumplir la voluntad de Dios, que consiste en que lleguemos a ser santos... la iglesia misma tiene el gran deber y el cuidado de conseguir que todos se encuentren en ella su lugar para dar respuesta a ese llamado” exhorta a tener sentido de Iglesia (Roma 1974).

· El Papa mantiene la tradición más clara del anciano en la Iglesia. Está dentro de los débiles, por otra parte, su aportación proviene de la experiencia como camino de acercamiento y encuentro con la vida eterna. Si bien da un paso más, ellos tienen lugar y misión de apostolado en la Iglesia. Y en ellos pone su confianza ante las nuevas perspectivas sociales con relación a la ancianidad.

· JUAN PABLO I La familia fue una de las prioridades pastorales y es en ella, como Iglesia doméstica, como comunidad en vida, donde se infunden los valores y donde se situaría la acción de los mayores.

LOS MAYORES EN EL PENSAMIENTO DE JUAN PABLO II.

· La Familia será centro de atención pastoral y de defensa de la vida.

· Juan Pablo II no sólo se ha dirigido a los ancianos, habla sobre su realidad y el envejecimiento de la humanidad a las instancias internacionales y de la actitud cristiana ante la misma.

SU MAGISTERIO:

· La Familia, clave de humanización y fundamento de la sociedad. (Encíclica Familiaris Consortio y Carta a las Familias).

· Inviolabilidad de la vida humana y ancianidad: El Pontificado de Juan Pablo II ha estado unido permanentemente a la defensa de la familia y de la vida humana (Evangelium Vitae) “el primer brote es tan sagrado como el último suspiro”.

· S.S. Juan Pablo II contempla, desde la concepción antropológica y bíblica de la vejez, a la persona y los valores. Conoce su realidad, la atención que requieren y la misión de los mayores en la familia, en la sociedad y en la Iglesia... Su redención Cristológica.

· El Pontificio Consejo para los Laicos, en el Documento la Dignidad del Anciano y su misión en la Iglesia y en el Mundo, profundiza en la problemática de los mayores como “problemas de todos”, da un sentido y valor a la vejez y sienta las bases para la Pastoral de los Adultos Mayores. En el Capítulo IV hace mención de los deberes de la Iglesia de “anunciar a los ancianos la buena noticia de Jesús, como se lo reveló a Simeón y a Ana”(8). y ofrecer a los ancianos la posibilidad de encontrarse con Cristo, ayudándoles a redescubrir el significado de su propio Bautismo, por medio del cual, a través de Cristo encuentren el sentido de su propio presente y futuro llenos de esperanza; que los ancianos adquieran una viva conciencia de evangelizadores; promover la espiritualidad de ese continuo renacer como Jesús indica a Nicodemo (Jn 3, 5).

· En el Capítulo V del documento La Dignidad del Anciano y su Misión de la Iglesia y en el mundo, da las Orientaciones para una Pastoral de los Ancianos, en donde destaca que la comunidad eclesial está llamada a responder a las expectativas de participación de los ancianos, valorizando el “don” que ellos representan como testigos de la tradición de fe (cf. Sal 44,2; Ex 12, 26-27), maestros de vida (cf. Eclo 6, 34; 8, 11-12) y agentes de caridad. Y debe, por tanto, sentirse llamada a reconsiderar la Pastoral de la tercera edad como espacio abierto a la acción y colaboración de los mismos ancianos.

· ... Entre los ámbitos que más se prestan al testimonio de los ancianos en la Iglesia, no se deben olvidar:

1. El amplio campo de la caridad.

2. El Apostolado: Es un campo extraordinario de vida comunitaria, donde se descubre mejor los carismas de cada uno y se puede buscar con mayor eficiencia un lugar de apostolado y servicio.

3. En la Liturgia: El adulto mayor puede participar de los ministerios laicales necesarios en la Asamblea Eucarística.
_______________

(8) Id Capítulo IV

4. A través de Asociaciones y Movimientos Eclesiales.


5. En la familia: Lugar natural en el cual se nace y se muere. Es allí donde los mayores han de encontrar el cariño y la oportunidad de comunicar sus valores y experiencias y también ser puente entre generaciones.

6. A través de la contemplación y la oración en la prueba, la enfermedad y el sufrimiento (el momento de la enfermedad y el sufrimiento remite por excelencia al principio inalienable del carácter sagrado e inviolable de la vida...). De ahí la importancia del compromiso a favor de la “cultura de la vida” (8).

7. Formación de agentes: Es necesario despertar vocaciones para el trabajo de y para adultos mayores.

LOS ANCIANOS EN EL CÓDIGO DE DERECHO CANÓNICO Y EN EL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA.

Desafortunadamente el Código de Derecho Canónico dedica escasa atención a los ancianos.
· Cierta preeminencia de la vejez <> Se refiere a las elecciones en los entes colegiados (Se da preferencia al de mas edad en caso de empate)

· Toma de posesión del Obispo. El presbítero (de mayor edad) que asiste es quien realiza el Acta de Toma de Posesión.

· El límite de la edad activa: En el c. 401 y 402 se recomienda al Obispo que haya cumplido 75 años, que presente la renuncia y que la Conferencia Episcopal provea su futuro con dignidad y con el sustento suficiente. En el c. 538 s 3 se recomienda a los párrocos, al igual que al Obispo, que cumplidos los 75 años, presenten su renuncia.

· Se concede a las personas de edad avanzada (mayores de 59 años) o enfermas, puedan recibir la Eucaristía, aunque hayan tomado algo en la hora inmediata anterior (c.919)

· El sacerdote anciano, en caso de dificultad física, puede oficiar misa sentado, así como obtener otras ayudas para celebrar según su situación (c. 930)

________________________

(8) Ibid Capitulo V
· Se da licencia para administrar la Unción de los Enfermos a la persona que comienza a estar en peligro por enfermedad o (c.1004).

· Ley de abstinencia y ayuno.-Obliga dicha ley a todos los mayores de edad hasta que hayan cumplido 59 años (c.1252).

LOS MAYORES EN EL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA

La Iglesia Católica a través de su nuevo catecismo tiene más en cuenta los problemas de la ancianidad, así como la posible atención a los ancianos.

ASPECTOS BÁSICOS:

· La vejez entre la limitación y la muerte:

· Recordar que el tiempo es limitado, para llevar acabo la obra encomendada (n. 1007).

· La edad del cuerpo no constituye un prejuicio para el alma. ”La vejez honorable no es la que dan los muchos días, no se mide por el número de años” (n. 1308).

· La vejez y la familia. (nn.2204 – 2220)

· Sobre el Cuarto Mandamiento (nn. 2196 – 2200), el cual ilumina las relaciones en la sociedad.

· La Doctrina Sacramental, con relación al anciano es más o menos completa, pero se requiere un mayor análisis, debido al aumento del promedio de vida y a que se están dando los matrimonios entre personas adultas mayores.

· Es cierto que la ancianidad, en su etapa final, está generalmente cercana a la muerte, pero si la vejez es a partir de los 59 años, como lo entiende el Derecho Canónico y el propio Catecismo, según la longevidad actual, se tiene una sobrevida de veinte años, y este período no tiene que circunscribirse a la limitación y a la enfermedad. De hecho no es así. Queda un vacío muy amplio que se requiere dar respuesta pastoral, respetando su dignidad de bautizados y de personas, prestarles la atención que requieren.

· Debe resaltarse – como lo hace el Catecismo – el valor de la vida de esposos, que ya mayores, siguen siendo testimonio de la obra de Dios, tanto en su amor, como en su efectividad.

· “Los ancianos representan la “memoria histórica” de las generaciones más jóvenes y son portadores de valores fundamentales. Dondequiera que falta la memoria faltan las raíces y, con ellas la capacidad de proyectarse con la esperanza en un futuro que vaya más allá de los límites del tiempo presente. La familia – y, por tanto, toda la Sociedad – recibirá un gran beneficio con la revaloración del papel educativo del anciano; por lo que se requiere para dar respuesta a los signos de los tiempos con relación a la creciente población de adultos mayores, primero conocer sus necesidades y dar respuesta en la Iglesia que es madre y maestra y en la familia como comunidad de fe a la que sigue perteneciendo el adulto mayor” (8).

______________

(8) Ibid Capítulo V Pág. 41.

Utiliza el siguiente enlace para descargar el documento completo La Pastoral del Adulto Mayor

Comentarios al autor: joseah5@hotmail.com



 
 

 
Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre

 Email (no será publicado)

 País

Comentario



Escriba las letras como aparecen



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
 
 
     Herramientas del Artículo:
Arriba
.
Ver más artículos del tema
.
Preguntas o comentarios
.
¿En donde estoy?
.
Hacer un donativo
Envíalo a un amigo
.
Formato para imprimir
.
Descargar en PDF
.
  Suscripción canal RSS

Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
Servicios por email Servicios por email
Foros Foro de Líderes católicos (laicos comprometidos)
Mapas Mapa de Laicos en la Iglesia
Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
Comentarios Comentarios al editor de esta sección
Biblioteca Documentos de apoyo de Laicos en la Iglesia
Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
Donativos Hacer un donativo
• Ministerios laicales
• Acción pastoral de los laicos
• Pastoral de los enfermos
• Pastoral penitenciaria
• Pastoral de los ancianos
• Pastoral del alcoholismo y drogadicción
• Pastoral de migrantes
• Pastoral Familiar
• Adoración Eucarística
• Voluntariado
• Documentos para el apostolado de los laicos
• Grandes Movimientos Católicos
• Grupos y Asociaciones laicales
• Laicos ejemplares
• Misión Aparecida, Manos a la Obra!
Lista de correo
Porque la Iglesia es una sola, y lo que le pase a uno de sus miembros nos importa a todos, infórmate con las acciones de los laicos dentro de la Iglesia y de las distintas asociaciones, movimientos y hermandades que los congregan.

Suscribir
Cancelar suscripción
Consultores de la comunidad
Consejo y asesoría a personas interesadas en los servicios, funciones, ministerios y formas de animación de la vida cristiana de las distintas asociaciones, movimientos y hermandades de la Iglesia católica
Ver todos los consultores
Apoyan a la comunidad
• Betsaida, grupo musical chileno
• Músicos Católicos
• Ministerio Coral San Marcos
• Comunidad Nazareth
• Parroquial Ntra. Sra. de Fátima, Pastoral Juvenil

Ver todas las alianzas que apoyan a la comunidad

Eventos de la comunidad
9° CONGRESO DE LAICOS
9° Congreso de Laicos
Ver todos los eventos

Encuesta
¿Te gustaría mejorar tu comunicación con Dios?
Sí, lo necesito, pero no sé cómo ni tengo quién me enseñe
Sí, hago un poco de oración al día, pero quiero mejorar
Realmente me urge, llevo tiempo buscando eso
Sí, pero creo que no soy capaz
Creo que eso es para sacerdotes y monjas, no para mí
Sé que lo necesito, pero no estaría dispuesto a ir a un curso de oración
Lo he intentado muchas veces y no lo logro, no es para mí
Estoy satisfecho con mi vida de oración
No lo considero importante en mi vida, hay cosas prioritarias
> Ver resultados
> Ver todas las encuestas
Foro de Líderes católicos (laicos comprometidos)
¡Participa!

Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red