.
El 8 de marzo el Papa confesará a algunas personas
Temas actuales /Actualidad

Por: Redacción | Fuente: Vatican News

La iniciativa «24 horas para el Señor», una iniciativa cuaresmal de oración y reconciliación deseada por el Papa Francisco, que cada año se celebra en las diócesis de todo el mundo en vísperas del IV Domingo de Cuaresma, ha llegado a su undécima edición. El lema elegido por el Papa para esta edición, que se celebrará del viernes 8 al sábado 9 de marzo, está tomado del capítulo 6 de la Carta a los Romanos: "Caminemos en una vida nueva". En preparación a la Pascua de Resurrección, el viernes por la noche y durante todo el sábado, se propone que las comunidades eclesiales prevean una apertura extraordinaria de las iglesias, para ofrecer a los fieles la oportunidad de detenerse en adoración en cualquier momento y la oportunidad de confesarse.

El Papa en la parroquia San Pío V

La edición de este año se enmarca en el Año de la Oración, y las 24 Horas para el Señor serán una oportunidad para vivir la oración del perdón. Desde el año pasado, para caracterizar mejor la presencia en las comunidades parroquiales, el Papa Francisco preside la celebración en una parroquia de la ciudad de Roma. En esta edición, la liturgia con el Pontífice se celebrará el viernes 8 de marzo de 2024 a las 16.30 horas en la parroquia de San Pío V (Largo San Pío V, 3). Durante la celebración habrá la posibilidad de recibir el sacramento de la reconciliación para todos los fieles que lo deseen. El Papa Francisco también confesará a algunos penitentes.

Un subsidio litúrgico – pastoral

Las puertas abiertas de las iglesias son símbolo del amor misericordioso de Dios. Como preparación a este evento, el Dicasterio para la Evangelización ha publicado un subsidio litúrgico-pastoral que contiene fichas para la oración personal y sugerencias para las celebraciones en comunidad. De hecho, se renueva la propuesta a las diócesis y parroquias, en Italia y en todo el mundo, de celebrar el momento de oración también en la propia comunidad. El subsidio puede descargarse gratuitamente, en lengua italiana, inglesa, española, portuguesa, polaca y francesa, desde el sitio web del Dicasterio.