.
De la Copa Mundial de la FIFA y... ┬┐las reliquias?
Escritores Actuales /P. David Jasso

Por: P. David Jasso | Fuente: Catholic.net

Creamos experiencias que unen a nuestra gente con el futbol, promovemos una sana convivencia y acercamos la verdadera magia del Trofeo más preciado del mundo, es por eso que estamos transportando esta conexión que trae el juego mucho más allá del estadio... queremos que se adentre en los corazones de todos los fanáticos del mundo y de México”, esas fueron las palabras del Presidente de la marca de refrescos en el inicio de la “Gira del Trofeo de la Copa Mundial de la FIFA” en nuestro país, y que este año está por realizar escala en 51 países y territorios para estar más cerca de alcanzar el objetivo de que en 2030 el trofeo haya visitado las 211 federaciones miembro.

En nuestro país, los fanáticos de México, Monterrey y Guadalajara fueron testigos de tan significativo evento, pudiendo acercarse a la Copa, sin tocarla, pues sólo pueden hacerlo los equipos que ganaron el torneo -incluso los anteriores- y los Jefes de Estado. Cuando ganan el torneo, los futbolistas levantan la Copa Mundial auténtica durante la celebración final, pero a casa se llevan una réplica, también hecha de oro.

Es de llamar la atención que el trofeo viaje en su propio avión, el cual está decorado con motivos elegidos por el anfitrión del torneo y la marca patrocinadora. Su tripulación está formada por 3 pilotos, 3 auxiliares, un mecánico, un médico y un coordinador de vuelo, además del personal que la transporta y un equipo de seguridad.

Desde 1976 se lleva a cabo esta gira en el que más de 1.3 millones de fanáticos tendrán la oportunidad de tomarse una foto con el trofeo original. Fui uno de ellos cuando la Copa nos visitó en la ciudad en el marco del Mundial de Alemania 2006 y trabajaba para Rayados de Monterrey.

Fue impresionante estar cerca de ella sin poder tocarla... y no pude evitar pensar en cómo une a tantas personas, en cómo atrae y cómo cumple con una función de cohesión comunitaria, como lo hicieron las reliquias en el pasado (guardadas las debidas proporciones).

Y es que más allá del papel religioso que cumplen las reliquias, algunos historiadores encuentran en el análisis global de este fenómeno religioso, una vía de investigación para explicar aspectos como la formación de algunas ciudades y, en definitiva, la cohesión de la comunidad en torno a los objetos santos o devocionales. 



Con esto no quiero decir que la Copa sea una reliquia, sino que me hace pensar en el deseo que tenemos los seres humanos de tocar lo “con-sagrado”, es decir, lo “separado” para un fin específico, como lo que sucede con las reliquias o la imagen venerada de alguna virgen o de los santos.

Desde las épocas más remotas, los cristianos han honrado las reliquias, los restos físicos y efectos personales, de los primeros cristianos que fueron martirizados o que vivieron vidas especialmente santas. En muchos lugares sus tumbas se convirtieron en lugares de peregrinación, a los cuales viajaron los fieles para inspirarse con su ejemplo y pedir su ayuda en tribulaciones de la vida y para llevar ellos mismos una vida santa. Con el tiempo, los santuarios dedicados a estas personas santas se construyeron para crear un lugar adecuado para que los peregrinos pudieran honrar o venerar a estos santos, asistir a Misa y recibir los sacramentos.

El sentido religioso del pueblo cristiano ha encontrado, en todo tiempo, su expresión en formas variadas de piedad en torno a la vida sacramental de la Iglesia: tales como la veneración de las reliquias, las visitas a santuarios, las peregrinaciones, las procesiones, el viacrucis, las danzas religiosas, el rosario, las medallas, etc. (Catecismo de la Iglesia Católica, No. 1674).

No sabemos quién tocará la Copa del Mundo en Qatar 2022, ojalá sea México para que una réplica de la original, pueda estar en nuestro país, uniendo a muchas personas en torno a un sueño cumplido: el de ser Campeones del Mundo.

***

Sobre el autor:
David Jasso es un sacerdote católico mexicano, Secretario Técnico del Proyecto Global de Pastoral en la Conferencia del Episcopado Mexicano, antes de su ordenación fue directivo del Club de Futbol Monterrey en México, ganando con ellos el campeonato de liga.

Puedes consultar aquí todos sus artículos.