El Concubinato

Un espacio para compartir experiencias, opiniones y consejos acerca de la vida matrimonial y familiar: relaciones conyugales, fidelidad, comunicaci贸n en la pareja, paternidad responsable, la educaci贸n de los hijos, el enriquecimiento mutuo en la convivencia y las amenazas y riesgos a las que se enfrenta la familia, como instituci贸n, en nuestros d铆as. No es un lugar de consultor铆a matrimonial, sino un lugar para compartir temas y opiniones de manera p煤blica.

Moderadores: Catholic.net, hini, monik, mar铆a eugenia, rt, siempremaria, p. pedro

El Concubinato

Notapor Perplex » Mar Ago 25, 2009 11:24 pm

Aquitano, un saludo

Recuerdo haber o铆do a un sacerdote muy sabio comentar que las pastorales para concubinatarios (tambi茅n llamados "en situaci贸n matrimonial irregular") son muy importantes y convenientes S脥 Y S脫LO S脥 se trata cada caso de forma individual y separada (y reservadamente). Por el contrario, si se hacen reuniones regulares y p煤blicas entre ellos se corre grave riesgo de esc谩ndalo al dar un lugar a estas parejas en la Iglesia.

Aclaro: una pareja de concubinatarios NO TIENE NI DEBE TENER un lugar propio en la Iglesia; no deber铆an ser admitidos como parejas cuando hay asistencia de otros fieles (particularmente, deber铆a ped铆rseles que no fueran a Misa juntos -por supuesto, parece leg铆timo demorar esta petici贸n... pero llegado el momento, debe hacerse) y su situaci贸n no debe legitimarse por motivo alguno (por ejemplo, disponiendo un d铆a y hora en el que todos se juntar谩n).

Por otra parte, UNA PERSONA que vive en concubinato S脥 tiene lugar en la Iglesia. Este es el punto crucial de distinci贸n: la pareja concubinataria causa esc谩ndalo por lo que no debe ser admitida (salvo graves y fundadas excepciones; un ejemplo podr铆an ser cursos prematrimoniales si van a casarse). El que vive en concubinato, en cambio, NECESITA de la Iglesia para salvarse. As铆, una persona que vive en concubinato puede asistir a Misa, unirse a grupos de oraci贸n y de penitencia, etc茅tera (no deber铆a desempe帽ar cargos ni tomar obligaciones por peligro de esc谩ndalo), pero jam谩s en conjunto con su respectiva(o) concubina(o).

Cuando se quiera trabajar con ellos como pareja, debe hacerse de una sola pareja a la vez (es muy dif铆cil que juntar grupos de parejas en esa situaci贸n -m谩s a煤n si hay d铆as y horas prefijadas- no cause esc谩ndalo a los fieles pues aparecer铆a como "otro grupo pastoral m谩s").

Adem谩s, si se consigue que una de estas parejas abandone las relaciones sexuales pero se manteniendo la vida en com煤n (vivir como hermanos), deber铆a ped铆rseles que se abstuvieran de asistir juntos a Misa y de recibir la Comuni贸n en p煤blico (deber铆an pedirla despu茅s, privadamente) para evitar el esc谩ndalo. A menos que hagan p煤blica su determinaci贸n, evidentemente.

Al final, el problema es el esc谩ndalo. No puede (nunca, jam谩s, never ever) legitimarse una pareja que vive en concubinato porque el esc谩ndalo que eso causa es terrible. Pero debe buscarse la salvaci贸n de cada uno de los que est谩n en esa situaci贸n. Por lo tanto, parejas concubinatarias, 隆fuera de la Iglesia!; personas que viven en concubinato, 隆ay煤denlas a salvarse! (隆隆pero ev铆tese el esc谩ndalo a toda costa!!).

Es m谩s que probable que en tu Parooquia lo est茅n haciendo bien. S贸lo un punto que o铆 tiempo atr谩s y que me pareci贸 muy bien fundado.

Un abrazo
Avatar de Usuario
Perplex
Aprendiz
 
Mensajes: 214
Registrado: Sab Ago 08, 2009 3:09 pm

Re: Infiltraci贸n New Age

Notapor aquitano » Mi茅 Ago 26, 2009 4:56 am

Estimados hermanos:
Nuestra iglesia es de pecadores; son los pecadores los que est谩n llamados a la conversi贸n. Esto solamente deber铆a llamarlos a la reflexi贸n.
En el caso de la pastoral que nos ocupa, est谩 reservada a divorciados en nueva uni贸n, que es uno de los casos que la ICAR define cono en situaci贸n irregular.
Pero veamos que dice el Papa JPII al respecto:

84. La experiencia diaria ense帽a, por desgracia, que quien ha recurrido al divorcio tiene normalmente la intenci贸n de pasar a una nueva uni贸n, obviamente sin el rito religioso cat贸lico. Trat谩ndose de una plaga que, como otras, invade cada vez m谩s ampliamente incluso los ambientes cat贸licos, el problema debe afrontarse con atenci贸n improrrogable. Los Padres Sinodales lo han estudiado expresamente. La Iglesia, en efecto, instituida para conducir a la salvaci贸n a todos los hombres, sobre todo a los bautizados, no puede abandonar a s铆 mismos a quienes 鈥攗nidos ya con el v铆nculo matrimonial sacramental鈥 han intentado pasar a nuevas nupcias. Por lo tanto procurar谩 infatigablemente poner a su disposici贸n los medios de salvaci贸n.
Los pastores, por amor a la verdad, est谩n obligados a discernir bien las situaciones. En efecto, hay diferencia entre los que sinceramente se han esforzado por salvar el primer matrimonio y han sido abandonados del todo injustamente, y los que por culpa grave han destruido un matrimonio can贸nicamente v谩lido. Finalmente est谩n los que han contra铆do una segunda uni贸n en vista a la educaci贸n de los hijos, y a veces est谩n subjetivamente seguros en conciencia de que el precedente matrimonio, irreparablemente destruido, no hab铆a sido nunca v谩lido.

En uni贸n con el S铆nodo exhorto vivamente a los pastores y a toda la comunidad de los fieles para que ayuden a los divorciados, procurando con sol铆cita caridad que no se consideren separados de la Iglesia, pudiendo y aun debiendo, en cuanto bautizados, participar en su vida. Se les exhorte a escuchar la Palabra de Dios, a frecuentar el sacrificio de la Misa, a perseverar en la oraci贸n, a incrementar las obras de caridad y las iniciativas de la comunidad en favor de la justicia, a educar a los hijos en la fe cristiana, a cultivar el esp铆ritu y las obras de penitencia para implorar de este modo, d铆a a d铆a, la gracia de Dios. La Iglesia rece por ellos, los anime, se presente como madre misericordiosa y as铆 los sostenga en la fe y en la esperanza.
La Iglesia, no obstante, fund谩ndose en la Sagrada Escritura reafirma su pr谩xis de no admitir a la comuni贸n eucar铆stica a los divorciados que se casan otra vez. Son ellos los que no pueden ser admitidos, dado que su estado y situaci贸n de vida contradicen objetivamente la uni贸n de amor entre Cristo y la Iglesia, significada y actualizada en la Eucarist铆a. Hay adem谩s otro motivo pastoral: si se admitieran estas personas a la Eucarist铆a, los fieles ser铆an inducidos a error y confusi贸n acerca de la doctrina de la Iglesia sobre la indisolubilidad del matrimonio.

La reconciliaci贸n en el sacramento de la penitencia 鈥攓ue les abrir铆a el camino al sacramento eucar铆stico鈥 puede darse 煤nicamente a los que, arrepentidos de haber violado el signo de la Alianza y de la fidelidad a Cristo, est谩n sinceramente dispuestos a una forma de vida que no contradiga la indisolubilidad del matrimonio. Esto lleva consigo concretamente que cuando el hombre y la mujer, por motivos serios, 鈥攃omo, por ejemplo, la educaci贸n de los hijos鈥 no pueden cumplir la obligaci贸n de la separaci贸n, 芦asumen el compromiso de vivir en plena continencia, o sea de abstenerse de los actos propios de los esposos禄.(180)

Del mismo modo el respeto debido al sacramento del matrimonio, a los mismos esposos y sus familiares, as铆 como a la comunidad de los fieles, proh铆be a todo pastor 鈥攑or cualquier motivo o pretexto incluso pastoral鈥 efectuar ceremonias de cualquier tipo para los divorciados que vuelven a casarse. En efecto, tales ceremonias podr铆an dar la impresi贸n de que se celebran nuevas nupcias sacramentalmente v谩lidas y como consecuencia inducir铆an a error sobre la indisolubilidad del matrimonio v谩lidamente contra铆do.

Actuando de este modo, la Iglesia profesa la propia fidelidad a Cristo y a su verdad; al mismo tiempo se comporta con esp铆ritu materno hacia estos hijos suyos, especialmente hacia aquellos que inculpablemente han sido abandonados por su c贸nyuge leg铆timo.

La Iglesia est谩 firmemente convencida de que tambi茅n quienes se han alejado del mandato del Se帽or y viven en tal situaci贸n pueden obtener de Dios la gracia de la conversi贸n y de la salvaci贸n si perseveran en la oraci贸n, en la penitencia y en la caridad.


Como ven, la posici贸n de la Iglesia est谩 muy lejos de lo que Uds., han descripto. Recordemos que varias veces Cristo escandaliz贸 a los fariseos, cenando con pecadores, rescatando a la ad煤ltera y el esc谩ndalo, para quienes viv铆an sujetos a a la ley fue uno de los motivos del odio del Sanedrin.

Respecto al asistencia a misa, no solamente es recomendable, sino que es necesario para que la gracia santificante act煤e sobre estos hermanos que equivocaron el camino y desean encontrar dentro de la ICAR un camino de salvaci贸n.

Estas parejas son detectadas en la catequesis familiar, invitadas a un retiro donde se les presenta a Cristo, se les informa de la verdad de su situaci贸n y se dan las orientaciones pastorales. Luego se contin煤a el seguimiento con asistencia de los euipos destinados a ello y se trabaja sobre la educaci贸n religiosa de los hijos.

Es en la concurrencia frecuente a misa donde la Gracia act煤a y los lleva en algunos casos a solicitar la nulidad matrimonial, esto es en los casos donde el equipo de sacerdotes de la arquidi贸cesis considera que est谩n dadas las condiciones para hacerlo; tenemos casos donde la nulidad fue otorgada y presenciamos la ceremonia nupcial; en otros casos aceptan la abstinencia, y en la mayoria se vuelcan al movimiento que colabora promoviendo acciones concretas en la comunidad.

驴donde dice que no pueden asistir juntos a misa? Asisten ellos y sus hijos, quienes comulgan recordando que sus padres no pueden hacerlo. Para muchos, la comuni贸n espiritual los conforta y los consuela. La realidad es que quienes han arruinado un matrimonio sacramental, a la larga o a la corta, quieren reconciliarse y acceder a la euarist铆a, lo que les est谩 vedado. Cuando pasan por el itinerario de formaci贸n y asistencia de la comunidad, son verdaderos defensores de la indisolubilidad matrimonial, y trabajan seriamente con sus testimonios tratando que a otros no les suceda lo que a ellos. Su sed de eucarist铆a aumenta con el tiempo y cada vez con m谩s intensidad trabajan y hacen penitencia.

Veamos que dice la enc铆clica Reconcilliato et Penitaentia:

Por lo tanto, toda instituci贸n u organizaci贸n dedicada a servir al hombre e interesada en salvarlo en sus dimensiones fundamentales, debe dirigir una mirada penetrante a la reconciliaci贸n, para as铆 profundizar su significado y alcance pleno, sacando las consecuencias necesarias en orden a la acci贸n.

A esta mirada no pod铆a renunciar la Iglesia de Jesucristo. Con dedicaci贸n de Madre e inteligencia de Maestra, ella se aplica sol铆cita y atentamente, a recoger de la sociedad, junto con los signos de la divisi贸n, tambi茅n aquellos no menos elocuentes y significativos de la b煤squeda de una reconciliaci贸n.

Ella, en efecto, sabe que le ha sido dada, de modo especial, la posibilidad y le ha sido asignada la misi贸n de hacer conocer el verdadero sentido 鈥攑rofundamente religioso鈥 y las dimensiones integrales de la reconciliaci贸n, contribuyendo as铆, aunque s贸lo fuera con esto, a aclarar los t茅rminos esenciales de la cuesti贸n de la unidad y de la paz.


23. Suscitar en el coraz贸n del hombre la conversi贸n y la penitencia y ofrecerle el don de la reconciliaci贸n es la misi贸n connatural de la Iglesia, continuadora de la obra redentora de su divino Fundador. Esta es una misi贸n que no acaba en meras afirmaciones te贸ricas o en la propuesta de un ideal 茅tico que no est茅 acompa帽ado de energ铆as operativas, sino que tiende a expresarse en precisas funciones ministeriales en orden a una pr谩ctica concreta de la penitencia y la reconciliaci贸n.
A este ministerio, basado e iluminado por los principios de la fe, m谩s arriba ilustrados, orientado hacia objetivos precisos y sostenido por medios adecuados, podemos dar el nombre de pastoral de la penitencia y de la reconciliaci贸n. Su punto de partida es la convicci贸n de la Iglesia de que el hombre, al que se dirige toda forma de pastoral, pero principalmente la pastoral de la penitencia y la reconciliaci贸n, es el hombre marcado por el pecado, cuya imagen m谩s significativa se puede encontrar en el rey David. Reprendido por el profeta Nat谩n, acepta enfrentarse con sus propias infamias y confiesa: 芦He pecado contra Yav茅禄(115) y proclama: 芦Reconozco mi transgresi贸n, y mi pecado est谩 siempre delante de m铆禄;(116) pero reza a la vez: 芦Roc铆ame con hisopo, y ser茅 puro; l谩vame, y ser茅 m谩s blanco que la nieve禄,(117) recibiendo la respuesta de la misericordia divina: 芦Yav茅 ha perdonado tu pecado. No morir谩s禄.(118)

La Iglesia se encuentra, por tanto, frente al hombre 鈥攁 toda la humanidad鈥 herido por el pecado y tocado en lo m谩s 铆ntimo de su ser, pero, a la vez movido hacia un incoercible deseo de liberaci贸n del pecado y, especialmente si es cristiano, consciente de que el misterio de piedad, Cristo Se帽or, obra ya en 茅l y en el mundo con la fuerza de la Redenci贸n.

La funci贸n reconciliadora de la Iglesia debe desarrollarse as铆 seg煤n aquel 铆ntimo nexo que une profundamente el perd贸n y la remisi贸n del pecado de cada hombre a la reconciliaci贸n plena y fundamental de la humanidad, realizada mediante la Redenci贸n. Este nexo nos hace comprender que, siendo el pecado el principio activo de la divisi贸n 鈥攄ivisi贸n entre el hombre y el Creador, divisi贸n en el coraz贸n y en el ser del hombre, divisi贸n entre los hombres y los grupos humanos, divisi贸n entre el hombre y la naturaleza creada por Dios鈥 , s贸lo la conversi贸n ante el pecado es capaz de obrar una reconciliaci贸n profunda y duradera, donde quiera que haya penetrado la divisi贸n.

No es necesario repetir lo que he dicho sobre la importancia de este 芦ministerio de la reconciliaci贸n禄(119) y de la relativa pastoral que lo realiza en la conciencia y en la vida de la Iglesia. Esta errar铆a en un aspecto esencial de su ser y faltar铆a a una funci贸n suya indispensable, si no pronunciara con claridad y firmeza, a tiempo y a destiempo, la 芦palabra de reconciliaci贸n禄(120) y no ofreciera al mundo el don de la reconciliaci贸n. Conviene repetir aqu铆 que la importancia del servicio eclesial de reconciliaci贸n se extiende, m谩s all谩 de los confines de la Iglesia, a todo el mundo.

Por tanto, hablar de pastoral de la penitencia y reconciliaci贸n quiere decir referirse al conjunto de las tareas que incumben a la Iglesia, a todos los niveles, para la promoci贸n de ellas. M谩s en concreto, hablar de esta pastoral quiere decir evocar todas las actividades, mediante las cuales la Iglesia, a trav茅s de todos y cada uno de sus componentes 鈥擯astores y fieles, a todos los niveles y en todos los ambientes鈥 y con todos los medios a su disposici贸n 鈥攑alabra y acci贸n, ense帽anza y oraci贸n鈥 conduce a los hombres, individualmente o en grupo, a la verdadera penitencia y los introduce as铆 en el camino de la plena reconciliaci贸n.


As铆 podemos seguir aportando historia, (averiguen sobre la orden de los penitentes u orden del buen morir); documentos, experiencias para sumar a lo que expreso. Aparte de todo esto, estamos hablando de movimientos monitoreados, conducidos y pastoreados por sacerdotes y obispos, con 12 a帽os de experiencia en el tema.

Reflexionen al respecto.
芦 La verdad no se impone sino por la fuerza de la misma verdad, que penetra, con suavidad y firmeza a la vez, en las almas 禄
aquitano
 
Mensajes: 334
Registrado: Mi茅 Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Infiltraci贸n New Age

Notapor aquitano » Mi茅 Ago 26, 2009 5:13 am

Perplex escribi贸:Aquitano, un saludo

Recuerdo haber o铆do a un sacerdote muy sabio comentar que las pastorales para concubinatarios (tambi茅n llamados "en situaci贸n matrimonial irregular") son muy importantes y convenientes S脥 Y S脫LO S脥 se trata cada caso de forma individual y separada (y reservadamente). Por el contrario, si se hacen reuniones regulares y p煤blicas entre ellos se corre grave riesgo de esc谩ndalo al dar un lugar a estas parejas en la Iglesia.

Los matrimonios en situaci贸n irregular son solo aquellos unidos por civil. Los concubinatos no tienen esa uni贸n. El lugar en la Iglesia lo tienen por bautizados. No corresponde y es una falta a la caridad opinar otra cosa

Aclaro: una pareja de concubinatarios NO TIENE NI DEBE TENER un lugar propio en la Iglesia; no deber铆an ser admitidos como parejas cuando hay asistencia de otros fieles (particularmente, deber铆a ped铆rseles que no fueran a Misa juntos -por supuesto, parece leg铆timo demorar esta petici贸n... pero llegado el momento, debe hacerse) y su situaci贸n no debe legitimarse por motivo alguno (por ejemplo, disponiendo un d铆a y hora en el que todos se juntar谩n).

Reunir a pecadores para hablarles de su pecado y de Cristo no es sino cumplir lo que Cristo mismo ha ordenado. Nueva falta a la caridad.

Por otra parte, UNA PERSONA que vive en concubinato S脥 tiene lugar en la Iglesia. Este es el punto crucial de distinci贸n: la pareja concubinataria causa esc谩ndalo por lo que no debe ser admitida (salvo graves y fundadas excepciones; un ejemplo podr铆an ser cursos prematrimoniales si van a casarse). El que vive en concubinato, en cambio, NECESITA de la Iglesia para salvarse. As铆, una persona que vive en concubinato puede asistir a Misa, unirse a grupos de oraci贸n y de penitencia, etc茅tera (no deber铆a desempe帽ar cargos ni tomar obligaciones por peligro de esc谩ndalo), pero jam谩s en conjunto con su respectiva(o) concubina(o).

Todos necesitan de los medios que la Iglesia pone a su disposici贸n para salvarse, incluso tu.

Cuando se quiera trabajar con ellos como pareja, debe hacerse de una sola pareja a la vez (es muy dif铆cil que juntar grupos de parejas en esa situaci贸n -m谩s a煤n si hay d铆as y horas prefijadas- no cause esc谩ndalo a los fieles pues aparecer铆a como "otro grupo pastoral m谩s").

Nuestro asesor, Monse帽or Mois茅s Blanchoud, Padre Conciliar los reune para formaci贸n todos los meses en la Acci贸n Cat贸lica ........ 驴le decimos que est谩 pecando?

Adem谩s, si se consigue que una de estas parejas abandone las relaciones sexuales pero se manteniendo la vida en com煤n (vivir como hermanos), deber铆a ped铆rseles que se abstuvieran de asistir juntos a Misa y de recibir la Comuni贸n en p煤blico (deber铆an pedirla despu茅s, privadamente) para evitar el esc谩ndalo. A menos que hagan p煤blica su determinaci贸n, evidentemente.

Revisa lo que la Iglesia dice al respecto ....... conversa tus opiniones con tu sacerdote ..... tal vez descubras algo

Al final, el problema es el esc谩ndalo. No puede (nunca, jam谩s, never ever) legitimarse una pareja que vive en concubinato porque el esc谩ndalo que eso causa es terrible. Pero debe buscarse la salvaci贸n de cada uno de los que est谩n en esa situaci贸n. Por lo tanto, parejas concubinatarias, 隆fuera de la Iglesia!; personas que viven en concubinato, 隆ay煤denlas a salvarse! (隆隆pero ev铆tese el esc谩ndalo a toda costa!!).

驴quien habla de legitimar? Lo que se busca es que reconozcan la situaci贸n de pecado en la que vivan y vuelvan a la plena comuni贸n con la Iglesia. 驴de donde sacas todo eso del escandalo? El esc谩ndalo en fuero externo existir铆a si se aceptara que accedieran a la eucarist铆a, no por la concurrencia a misa que no solamente es deseable sino que es exortada por nuestros pastores.

Es m谩s que probable que en tu Parooquia lo est茅n haciendo bien. S贸lo un punto que o铆 tiempo atr谩s y que me pareci贸 muy bien fundado.

No es solo la parroquia son tres di贸cesis, (las m谩s numerosas de Argentina)

Un abrazo
芦 La verdad no se impone sino por la fuerza de la misma verdad, que penetra, con suavidad y firmeza a la vez, en las almas 禄
aquitano
 
Mensajes: 334
Registrado: Mi茅 Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Infiltraci贸n New Age

Notapor aquitano » Mi茅 Ago 26, 2009 5:20 am

脡rase un anciano que, todas las noches, caminaba por las calles oscuras de la ciudad con una l谩mpara de aceite en la mano.

Una noche se encontr贸 con un amigo que le pregunt贸: 驴qu茅 haces t煤, siendo ciego, con una l谩mpara en la mano?

El ciego le respondi贸: 鈥淵o no llevo una l谩mpara para ver. Yo conozco la oscuridad de las calles de memoria. Llevo la luz para que otros encuentren su camino cuando me vean a m铆鈥濃

隆Qu茅 hermoso ser铆a si todos ilumin谩ramos los caminos de los dem谩s! Llevar luz y no oscuridad.

Luz鈥emos luz.

De la historia de Pedro, ciego y n谩ufrago en la tormenta del domingo pasado a la historia de hoy, de la mujer cananea, invisible y marginada.

Del grito de Pedro: 鈥淪e帽or, s谩lvame鈥 al grito de la mujer extranjera: 鈥淪e帽or, soc贸rreme鈥.

De la respuesta de Jes煤s a Pedro: 鈥淗ombre de poca fe, 驴por qu茅 vacilaste? a la respuesta de hoy: 鈥淢ujer, qu茅 grande es tu fe鈥.

Y en medio de la ciega tormenta est谩 Jes煤s salvando a Pedro n谩ufrago y en medio de esta mujer y su hija atormentada por un demonio est谩 Jes煤s y le dice: 鈥淢ujer, que se cumpla tu deseo鈥.

Y en medio de nosotros en este domingo est谩 tambi茅n Jes煤s que viene a traernos la luz y la salvaci贸n.

驴C贸mo nos sentimos nosotros hoy? 驴Como hijos de Dios, como miembros de la Iglesia o como perritos que comen las migajas que caen de la mesa?

La mujer cananea no fue saludada, no le dieron un aplauso de bienvenida como hacemos nosotros, era gentil, extranjera, y como a un perro hab铆a que despacharla porque con sus ladridos asustaban a todos y Jes煤s tampoco le hizo mucho caso.

Pudo m谩s la fe y la insistencia de la mujer que todos los rechazos.

Pudo m谩s su perseverancia y atrevimiento que las palabras de los disc铆pulos y la frialdad de Jes煤s.

Siempre puede m谩s la fe que la duda, la insistencia que el cansancio.

En el coraz贸n de Dios, en la Iglesia de Jes煤s, cabemos todos. Todos llamados a ser injertados en el 谩rbol de la vida, a pertenecer y a heredar el Reino. Todos somos ovejas perdidas de Israel.

La mujer cananea y su hija atormentada por un demonio son s铆mbolo de todos nosotros.

Ellas se alimentaban con las migajas que ca铆an de la mesa de sus patronos. Pero quer铆an participar de la mesa como hijos, quer铆an sentirse amados por Jes煤s, quer铆an gozar de la fiesta que Jes煤s tra铆a. Y la fe y la perseverancia abrieron de par en par las puertas del coraz贸n de Jes煤s.

Muchos hermanos nuestros y nosotros tambi茅n vivimos de las migajas de la iglesia: una oraci贸n rutinaria, una misa m谩s penitencia que gozo, unos miedos, una vida cristiana tibia y otros un vago recuerdo de su bautismo鈥igajas en nuestro plato cristiano.

La mujer cananea no se content贸 con las migajas que ca铆an de la mesa, quiso el pan entero, el amor entero, la sanaci贸n entera, la vida entera, la pertenencia entera.

驴Por qu茅 contentarnos con un poco cuando lo podemos tener todo?

驴Por qu茅 considerarnos extranjeros cuando somos hijos?

驴Por qu茅 no invitamos a tantos hermanos alejados que comen las migajas de los celos, del alcohol, de la droga, de la infidelidad a ser miembros de la Iglesia de Jes煤s?

Nuestra responsabilidad no es de apartar a nadie que busca sinceramente al Se帽or, los ap贸stoles aquel d铆a hicieron de espantap谩jaros, sino de acercarlos con amor hasta la fuente del perd贸n y de la salvaci贸n.

En Internet hay una lista de las personas m谩s odiadas del mundo. No le resultar铆a dif铆cil poner algunos nombres: Adolfo, Osama, Sadam鈥

Suscitan en nosotros emociones demasiado fuertes como para pensar en ofrecerles nuestro perd贸n.

驴Guarda usted una lista de las personas que le han ofendido? Si la tiene el reto del perd贸n es m谩s grande, pero la exigencia de perdonar no por eso es menor.

驴Tiene Jes煤s una lista? 脡l no tiene ninguna lista de personas odiadas. Su lista es la del amor a todos, incluido usted.
芦 La verdad no se impone sino por la fuerza de la misma verdad, que penetra, con suavidad y firmeza a la vez, en las almas 禄
aquitano
 
Mensajes: 334
Registrado: Mi茅 Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Infiltraci贸n New Age

Notapor usuaria x » Mi茅 Ago 26, 2009 9:52 am

titus400 escribi贸:Perd贸n, Aquitano. No te estoy criticando a t铆.
Puse tu aporte aqu铆 aunque no creo que sea tan claramente una se帽al de infiltraci贸n new age. Tal vez, s贸lo en lo que se refiere a la "mezcla" de cualquier cosa con cualquier cosa en funci贸n de no s茅 qu茅 fin. Lo mismo pienso del estudio sociol贸gico con respecto a los matrimonios cristianos.


Una mezcla no es sinonimo de new age..... y de lo que va el tema(nada que ver con new age) el nombre o t铆tulo del post no es el apropiado

Dios les Bendiga
''....El Ap贸stol sin oraci贸n habitual y met贸dica cae necesariamente en la tibieza.....y deja de ser Apostol''...(San Josemar铆a Escriv谩 de Balaguer)

Imagen
Avatar de Usuario
usuaria x
Moderador
 
Mensajes: 303
Registrado: Mi茅 Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Algunas opiniones observadas en el foro

Notapor Ariel » Mi茅 Ago 26, 2009 9:57 am

Se modific贸 el t铆tulo del tema para estar m谩s acorde a lo que se debate en el mismo.

Dios los bendiga.
Imagen
Avatar de Usuario
Ariel
Moderador
 
Mensajes: 3172
Registrado: Mi茅 Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicaci贸n: Argentina

Re: Algunas opiniones observadas en el foro

Notapor Perplex » Mi茅 Ago 26, 2009 8:54 pm

Aquitano, un saludo

Una duda: 驴c贸mo haces para que tus respuestas queden tan ordenadas, con palabras de colores entre las m铆as?

Bueno, dejemos eso. Ante todo, aclaro que no era mi intenci贸n pisar callos (como obviamente lo hice). Por favor, perm铆teme aclarar un par de cosas:
a. Las personas "en situaci贸n matrimonial irregular" (yo siempre he entendido por tales a todos los que viven como casados sin estarlo realmente), en realidad, viven en concubinato. Una persona que hace vida en com煤n con otra persona que no es su esposa comete concubinato. Adem谩s, ese concubinato puede ser fornicario, adulterino o incestuoso. Cuncubinato fornicario es el de quien no est谩 casado y vive como si lo estuviera con otro (por ejemplo, los cat贸licos que s贸lo se casaron por el civil). El concubinato adulterino es el de quien est谩 casado pero vive como casado con otra persona (por ejemplo, el de los cat贸licos divorciados y vueltos a casar por el civil). El concubinato incestuoso es el que vive como si estuviera casado con un familiar demasiado cercano. 驴Te parecen estas definiciones? Aqu铆 no puede haber ning煤n ataque posible a la posici贸n de nadie, s贸lo propongo definiciones para que usemos el mismo lenguaje.

b. El concubinato es repugnante a la Ley de Dios. Hasta aqu铆 estaremos bien, 驴verdad?

c. El concubinato (cualquier tipo) no se manifiesta solamente en el hecho de que la pareja tenga relaciones sexuales (de hecho, si s贸lo tuvieran relaciones sexuales ocasionales, no ser铆a concubinato sino que adulterio o fornicaci贸n sin m谩s). Se manifiesta en que hagan una vida c贸mo si fueran esposos: relaciones sexuales, vida en com煤n, etc茅tera.

d. La Iglesia repugna el pecado.

e. La Iglesia ama al pecador.

f. Entre d y e est谩 todo lo que quise explicar (y que este sacerdote tan bien dec铆a -y yo tan mal): La Iglesia recibe al pecador con los brazos abiertos. 隆Pero no a su pecado! Por esto, los concubinos NO DEBER脥AN ir JUNTOS a Misa.

g. Las personas que viven en concubinato S脥 deben ir a Misa. Pero no juntos. Eso es todo el punto: El concubinato NO TIENE ning煤n lugar en la Iglesia. Cada una de las personas (individualmente) que vive en concubinato S脥 LO TIENEN.

h. Hacer una especie de "pastoral" de personas que viven en concubinato puede hacer aparentar que esa situaci贸n es leg铆tima; una "opci贸n m谩s" para seguir a Cristo. Esto, por supuesto, es falso (y no se me ocurrir铆a acusar que en alg煤n lugar se haga con esa intenci贸n), pero es el peligro y es muy grave. Que alguien caiga en eso implica que fue escandalizado. Por eso, se arriesga esc谩ndalo (duda: 驴C贸mo hacen para evitarlo? 驴Frecuentes advertencias del sacerdote en la homil铆a?). Es muy distinto reunir pecadores en sentido gen茅rico para hablar de su pecado que reunir a personas que han cometido exactamente el mismo pecado (y hasta aqu铆, todav铆a no critico nada). Lo que es muy discutible es recibir grupos de personas que cometen exactamente el mismo pecado Y QUE A脷N NO TIENEN INTENCIONES DE ABANDONARLO; eso puede legitimar (o aparecer como que legitima) una situaci贸n inaceptable.

i. Me parece excelente que hayan logrado conversiones como las que mencionas.

j. Decir que hay que dar trato individual a estas parejas no me parece anticaritativo en modo alguno. Te ruego que especifiques los motivos.

k. Evidentemente, todos necesitamos los medios de salvaci贸n. Pero el concubinatario o ad煤ltero necesita dejar su pecado. Yo opin茅 que es un desprop贸sito recibirlos con su pecado en p煤blico (una vez que lo dejen, ning煤n problema).

Un abrazo
Avatar de Usuario
Perplex
Aprendiz
 
Mensajes: 214
Registrado: Sab Ago 08, 2009 3:09 pm

Re: El Concubinato

Notapor Ariel » Mi茅 Ago 26, 2009 9:11 pm

Nota de Moderaci贸n:

1- Este tema fue dividido de este otro tema viewtopic.php?f=33&t=1475

2- Se mueve este tema que originariamente estuvo en Controvertidos al subforo Familias Cat贸licas.

Dios los bendiga.
Imagen
Avatar de Usuario
Ariel
Moderador
 
Mensajes: 3172
Registrado: Mi茅 Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicaci贸n: Argentina

Re: El Concubinato

Notapor Chesare » Jue Ago 27, 2009 4:10 am

Perplex escribi贸:Aquitano, un saludo

d. La Iglesia repugna el pecado.

e. La Iglesia ama al pecador.

f. Entre d y e est谩 todo lo que quise explicar (y que este sacerdote tan bien dec铆a -y yo tan mal): La Iglesia recibe al pecador con los brazos abiertos. 隆Pero no a su pecado! Por esto, los concubinos NO DEBER脥AN ir JUNTOS a Misa.

g. Las personas que viven en concubinato S脥 deben ir a Misa. Pero no juntos. Eso es todo el punto: El concubinato NO TIENE ning煤n lugar en la Iglesia. Cada una de las personas (individualmente) que vive en concubinato S脥 LO TIENEN.

Los puntos d. y e. me quedan claros, pero en f. y g. me quedo a medias... :? entonces... los sacerdotes que hacen Retiros Espirituales o Retiros Matrimoniales especialmente para estas parejas... estan equivocados??? :shock:
En estos retiros o encuentros siempre se celebra una Misa, o bien, en la Misa normal a donde asiste todo el pueblo ellos asisten tambien como parte esencial del encuentro o retiro. :shock:


h. Hacer una especie de "pastoral" de personas que viven en concubinato puede hacer aparentar que esa situaci贸n es leg铆tima; una "opci贸n m谩s" para seguir a Cristo. Esto, por supuesto, es falso (y no se me ocurrir铆a acusar que en alg煤n lugar se haga con esa intenci贸n), pero es el peligro y es muy grave. Que alguien caiga en eso implica que fue escandalizado. Por eso, se arriesga esc谩ndalo (duda: 驴C贸mo hacen para evitarlo? 驴Frecuentes advertencias del sacerdote en la homil铆a?). Es muy distinto reunir pecadores en sentido gen茅rico para hablar de su pecado que reunir a personas que han cometido exactamente el mismo pecado (y hasta aqu铆, todav铆a no critico nada). Lo que es muy discutible es recibir grupos de personas que cometen exactamente el mismo pecado Y QUE A脷N NO TIENEN INTENCIONES DE ABANDONARLO; eso puede legitimar (o aparecer como que legitima) una situaci贸n inaceptable.

Definitivamente, Cristo no hizo segregaciones en su predicacion y como aqui lo mencionas, ama al pecador mas no al pecado, y tampoco nunca escandalizo por los comportamientos de la adultera, la prostituta (entre otros), mas bien los utilizo como ejemplos para una verdadera conversion.
Perdon por mi ignorancia :oops: pero... 驴donde dice que debemos hacer esta separacion???


i. Me parece excelente que hayan logrado conversiones como las que mencionas.

j. Decir que hay que dar trato individual a estas parejas no me parece anticaritativo en modo alguno. Te ruego que especifiques los motivos.

k. Evidentemente, todos necesitamos los medios de salvaci贸n. Pero el concubinatario o ad煤ltero necesita dejar su pecado. Yo opin茅 que es un desprop贸sito recibirlos con su pecado en p煤blico (una vez que lo dejen, ning煤n problema).

Creo que una persona o en este caso parejas que se acercan para un encuentro con Dios no es un desproposito recibirlos en publico, mas bien, hay que recibirlos con todo el amor y evangelizarlos de tal manera que no paren en su proposito de regularizar su situacion y que las parejas "regulares" se enteren y se den cuenta de que existen los medios para lograr la Santidad, porque debemos reconocer que hay muuuchas parejas que han recibido el Sacramento del Matrimonio y han hecho con el lo indecible.



Un abrazo
Chesare
 
Mensajes: 55
Registrado: Mar Jul 28, 2009 7:32 am

Re: El Concubinato

Notapor titus400 » Jue Ago 27, 2009 4:41 am

Seguramente algunos de estos retiros se realizar谩n en centros habilitados en los que puedan pasar dos o tres d铆as de absoluta espiritualidad.
Avatar de Usuario
titus400
 
Mensajes: 56
Registrado: Mi茅 Jul 22, 2009 9:35 am

Re: El Concubinato

Notapor aquitano » Jue Ago 27, 2009 9:31 am

Chesare escribi贸:
Perplex escribi贸:Aquitano, un saludo

d. La Iglesia repugna el pecado.

e. La Iglesia ama al pecador.

f. Entre d y e est谩 todo lo que quise explicar (y que este sacerdote tan bien dec铆a -y yo tan mal): La Iglesia recibe al pecador con los brazos abiertos. 隆Pero no a su pecado! Por esto, los concubinos NO DEBER脥AN ir JUNTOS a Misa.
驴que hacemos con los pecados .... los dejamos en casa? 驴puedo llevar las virtudes a misa? No , el pecado es la ruptura de la relaci贸n con Dios de cada persona. Todos cargamos con nuestras cruces y las llevamos donde vamos. La Iglesia recibe a los pecadores, que son pecadores porque han pecado, y provee a todos...recalco .... a todos , los medios necesarios para su salvaci贸n. Si luego no desean hacer uso de ellos ... queda en cada uno de ellos, aunque recuerda que hasta el ultimo aliento, cada cat贸lico debe procurar, por mandato de Cristo, llevar al pecador al reba帽o. ....驴est谩 claro?
g. Las personas que viven en concubinato S脥 deben ir a Misa. Pero no juntos. Eso es todo el punto: El concubinato NO TIENE ning煤n lugar en la Iglesia. Cada una de las personas (individualmente) que vive en concubinato S脥 LO TIENEN.
Los pecados no ocupan lugar en los asientos ..... :lol:

Los puntos d. y e. me quedan claros, pero en f. y g. me quedo a medias... :? entonces... los sacerdotes que hacen Retiros Espirituales o Retiros Matrimoniales especialmente para estas parejas... estan equivocados??? :shock:
En estos retiros o encuentros siempre se celebra una Misa, o bien, en la Misa normal a donde asiste todo el pueblo ellos asisten tambien como parte esencial del encuentro o retiro. :shock:


h. Hacer una especie de "pastoral" de personas que viven en concubinato puede hacer aparentar que esa situaci贸n es leg铆tima; una "opci贸n m谩s" para seguir a Cristo. Sin embargo, el nos ama desde la situaci贸n y el estado en que nos encontremos, lo que desarticula toda tu fundamentaci贸n.Esto, por supuesto, es falso (y no se me ocurrir铆a acusar que en alg煤n lugar se haga con esa intenci贸n), pero es el peligro y es muy grave. Que alguien caiga en eso implica que fue escandalizado. Por eso, se arriesga esc谩ndalo (duda: 驴C贸mo hacen para evitarlo? 驴Frecuentes advertencias del sacerdote en la homil铆a?).Es muy distinto reunir pecadores en sentido gen茅rico para hablar de su pecado que reunir a personas que han cometido exactamente el mismo pecado (y hasta aqu铆, todav铆a no critico nada). Lo que es muy discutible es recibir grupos de personas que cometen exactamente el mismo pecado Y QUE A脷N NO TIENEN INTENCIONES DE ABANDONARLO; eso puede legitimar (o aparecer como que legitima) una situaci贸n inaceptable.驴y como esperas corregirlos? Se requiere de charlas, reuniones donde aclarar la verdad de la situaci贸n y luego en esas charlas, retiros o cualquier otra metodolog铆a l铆cita .....plantear las alternativas. El sacerdote recibe en privado a quienes deseen consultarlo.

Definitivamente, Cristo no hizo segregaciones en su predicacion y como aqui lo mencionas, ama al pecador mas no al pecado, y tampoco nunca escandalizo por los comportamientos de la adultera, la prostituta (entre otros), mas bien los utilizo como ejemplos para una verdadera conversion.
Perdon por mi ignorancia :oops: pero... 驴donde dice que debemos hacer esta separacion???


i. Me parece excelente que hayan logrado conversiones como las que mencionas. A toda la Iglesia le parece igual :lol:

j. Decir que hay que dar trato individual a estas parejas no me parece anticaritativo en modo alguno. Te ruego que especifiques los motivos.

k. Evidentemente, todos necesitamos los medios de salvaci贸n. Pero el concubinatario o ad煤ltero necesita dejar su pecado. Yo opin茅 que es un desprop贸sito recibirlos con su pecado en p煤blico (una vez que lo dejen, ning煤n problema).
驴dejar el pecado antes de recibirlos en la Iglesia? ....... 驴tu dejas los tuyos afuera?

Creo que una persona o en este caso parejas que se acercan para un encuentro con Dios no es un desproposito recibirlos en publico, mas bien, hay que recibirlos con todo el amor y evangelizarlos de tal manera que no paren en su proposito de regularizar su situacion y que las parejas "regulares" se enteren y se den cuenta de que existen los medios para lograr la Santidad, porque debemos reconocer que hay muuuchas parejas que han recibido el Sacramento del Matrimonio y han hecho con el lo indecible.



Un abrazo


La excelente respuesta de Chesare me exime de mayores comentarios.
Solo agregar铆a lo siguiente: Todo pecador .... repito ...... todo pecador tiene abiertas las puertas de la Iglesia en la dimensi贸n de los brazos de Cristo. El esc谩ndalo es cerrar las puertas ....驴porque vienen juntos? .... 驴con sus hijos? ...驴como explicas a los ni帽os que los papas no pueden acompa帽arlos en misa .... juntos?
Por favor fundamenta esto pues hace agua por todos lados. El prop贸sito de los retiros, que terminan en la misa comunitaria, es acercarlos a la Iglesia .... no alejarlos. El prop贸sito de la Iglesia es la salvaci贸n de las almas, y eso implica reconocer en el pecador a Cristo mismo ..... 驴y tu le cerrar铆as la Iglesia a Cristo? Si recuerdas lo que has estudiado ver谩s que la caridad es encontrar a Cristo en el hermano .....驴donde est谩 tu caridad, hermano?
Distinto ser铆a y eso constituir铆a un esc谩ndalo, si se le permitiera a una pareja en situaci贸n irregular comulgar o acolitar, o desempe帽ar dentro de la Iglesia funciones donde se necesita estar en plena comuni贸n. Esc谩ndalo en fuero externo.
Me haces acordar las cr铆ticas a Jes煤s de los fariseos .....
驴como actuamos en las pastorales carcelarias, de homosexuales, de .....todo tipo? Ya se, 隆no pueden entrar juntos pues es un esc谩ndalo tantos asesinos, violadores, chorros .... en la Iglesia! Y dime ....驴cual es el mejor lugar del mundo para el pecador?

En Cristo

PD Lo az煤l es m铆o. Para resaltar una frase solo debes seleccionarla y hacer click en clor de fuente .... :lol:
芦 La verdad no se impone sino por la fuerza de la misma verdad, que penetra, con suavidad y firmeza a la vez, en las almas 禄
aquitano
 
Mensajes: 334
Registrado: Mi茅 Jul 22, 2009 9:35 am

Re: El Concubinato

Notapor aquitano » Jue Ago 27, 2009 9:37 am

titus400 escribi贸:Seguramente algunos de estos retiros se realizar谩n en centros habilitados en los que puedan pasar dos o tres d铆as de absoluta espiritualidad.


Como requisito se necesitan aulas, paseos preferentemente al aire libre, cocina y capilla. Lugar ideal ... las parroquias y las escuelas cat贸licas. Como todo retiro son dos o tres d铆as. Luego hay seguimiento.
Tambien los regimientos, pero ahora ya no los prestan pues la presidenta exige que el monto del alquiler vaya en un 90% a sus arcas, con lo que por el 10% no los prestan por lo gastos que significa.
Como ven la presidenta saca de donde puede ...... :roll:
芦 La verdad no se impone sino por la fuerza de la misma verdad, que penetra, con suavidad y firmeza a la vez, en las almas 禄
aquitano
 
Mensajes: 334
Registrado: Mi茅 Jul 22, 2009 9:35 am

Re: El Concubinato

Notapor titus400 » Jue Ago 27, 2009 5:00 pm

Repito mi post anterior porque parece que "algo se borr贸":

Mensajes: 73
Registrado: Mi茅 Jul 22, 2009 9:35 am
Mensaje privadoE-mail titus400

Seguramente algunos de estos retiros se realizar谩n en centros habilitados para ese fin con habitaciones para parejas, en las que las mismas puedan pasar dos o tres d铆as de absoluta espiritualidad.

驴Cu谩ndo es el retiro para parejas homosexuales?


Lo que est谩s planteando Aquitano, y no me importa el aval que tenga del obispado o de qui茅n sea, es... inclasificable.
Avatar de Usuario
titus400
 
Mensajes: 56
Registrado: Mi茅 Jul 22, 2009 9:35 am

Re: El Concubinato

Notapor aquitano » Jue Ago 27, 2009 6:21 pm

Me parece que no has leido nada de lo que he aportado ..... vuelve a leer despacio, racionalmente y deja de inventar cosas que no he dicho. Me he referido solamente a retiros para parejas en nueva uni贸n, o divorciados vueltos a casar como los nombra JPII. Entendemos por tales a quienes, luego de haber tenido un matrimonio sacramental, est谩n en nueva uni贸n con un divorcio civil y un casamiento civil.
Estos hermanos obviamente no pueden acceder a la confesi贸n y a la eucarist铆a porque su situaci贸n no condice con la plena comuni贸n. La iglesia los reconoce como hijos, los recibe, los acompa帽a, pero no avala su situaci贸n. Veamos si la lectura de algunos documentos te sirve:

Carta a los Obispos de la Iglesia Cat贸lica
Autor: Joseph Card. Ratzinger

Cap铆tulo 1: Carta a los Obispos sobre la recepci贸n de la comuni贸n Eucar铆stica por parte de los divorciados que se han vuelto a casar

CONGREGACI脫N PARA LA DOCTRINA DE LA FE

14 de septiembre de 1994

Excelencia Reverend铆sima:

1. El A帽o Internacional de la Familia constituye una ocasi贸n muy importante para volver a descubrir los testimonios del amor y solicitud de la Iglesia por la familia(1) y, al mismo tiempo, para proponer de nuevo la inestimable riqueza del matrimonio cristiano que constituye el fundamento de la familia.

2. En este contexto merecen una especial atenci贸n las dificultades y los sufrimientos de aquellos fieles que se encuentran en situaciones matrimoniales irregulares(2). Los pastores est谩n llamados, en efecto, a hacer sentir la caridad de Cristo y la materna cercan铆a de la Iglesia; los acogen con amor, exhort谩ndolos a confiar en la misericordia de Dios y, con prudencia y respeto, sugiri茅ndoles caminos concretos de conversi贸n y de participaci贸n en la vida de la comunidad eclesial(3).

3. Conscientes sin embargo de que la aut茅ntica comprensi贸n y la genuina misericordia no se encuentran separadas de la verdad(4), los pastores tienen el deber de recordar a estos fieles la doctrina de la Iglesia acerca de la celebraci贸n de los sacramentos y especialmente de la recepci贸n de la Eucarist铆a. Sobre este punto, durante los 煤ltimos a帽os, en varias regiones se han propuesto diversas soluciones pastorales seg煤n las cuales ciertamente no ser铆a posible una admisi贸n general de los divorciados vueltos a casar a la Comuni贸n eucar铆stica, pero podr铆an acceder a ella en determinados casos, cuando seg煤n su conciencia se consideraran autorizados a hacerlo. As铆, por ejemplo, cuando hubieran sido abandonados del todo injustamente, a pesar de haberse esforzado sinceramente por salvar el anterior matrimonio, o bien cuando estuvieran convencidos de la nulidad del anterior matrimonio, sin poder demostrarla en el foro externo, o cuando ya hubieran recorrido un largo camino de reflexi贸n y de penitencia, o incluso cuando por motivos moralmente v谩lidos no pudieran satisfacer la obligaci贸n de separarse.

En algunas partes se ha propuesto tambi茅n que, para examinar objetivamente su situaci贸n efectiva, los divorciados vueltos a casar deber铆anentrevistarse con un sacerdote prudente y experto. Su eventual decisi贸n de conciencia de acceder a la Eucarist铆a, sin embargo, deber铆a ser respetada por ese sacerdote, sin que ello implicase una autorizaci贸n oficial.

En estos casos y otros similares se tratar铆a de una soluci贸n pastoral, tolerante y ben茅vola, para poder hacer justicia a las diversas situaciones de los divorciados vueltos a casar.

4. Aunque es sabido que an谩logas soluciones pastorales fueron propuestas por algunos Padres de la Iglesia y entraron en cierta medida incluso en la pr谩ctica, sin embargo nunca obtuvieron el consentimiento de los Padres ni constituyeron en modo alguno la doctrina com煤n de la Iglesia, como tampoco determinaron su disciplina. Corresponde al Magisterio universal, en fidelidad a la Sagrada Escritura y a la Tradici贸n, ense帽ar e interpretar aut茅nticamente el dep贸sito de la fe.

Por consiguiente, frente a las nuevas propuestas pastorales arriba mencionadas, esta Congregaci贸n siente la obligaci贸n de volver a recordar la doctrina y la disciplina de la Iglesia al respecto. Fiel a la palabra de Jesucristo(5), la Iglesia afirma que no puede reconocer como v谩lida esta nueva uni贸n, si era v谩lido el anterior matrimonio. Si los divorciados se han vuelto a casar civilmente, se encuentran en una situaci贸n que contradice objetivamente a la ley de Dios y por consiguiente no pueden acceder a la Comuni贸n eucar铆stica mientras persista esa situaci贸n(6).
Esta norma de ninguna manera tiene un car谩cter punitivo o en cualquier modo discriminatorio hacia los divorciados vueltos a casar, sino que expresa m谩s bien una situaci贸n objetiva que de por s铆 hace imposible el acceso a la Comuni贸n eucar铆stica: 芦Son ellos los que no pueden ser admitidos, dado que su estado y situaci贸n de vida contradicen objetivamente la uni贸n de amor entre Cristo y la Iglesia, significada y actualizada en la Eucarist铆a. Hay adem谩s otro motivo pastoral: si se admitieran estas personas a la Eucarist铆a los fieles ser铆an inducidos a error y confusi贸n acerca de la doctrina de la Iglesia sobre la indisolubilidad del matrimonio禄(7).

Para los fieles que permanecen en esa situaci贸n matrimonial, el acceso a la Comuni贸n eucar铆stica s贸lo se abre por medio de la absoluci贸n sacramental, que puede ser concedida 芦煤nicamente a los que, arrepentidos de haber violado el signo de la Alianza y de la fidelidad a Cristo, est谩n sinceramente dispuestos a una forma de vida que no contradiga la indisolubilidad del matrimonio. Esto lleva consigo concretamente que cuando el hombre y la mujer, por motivos serios, -como, por ejemplo, la educaci贸n de los hijos- no pueden cumplir la obligaci贸n de la separaci贸n, "asumen el compromiso de vivir en plena continencia, o sea de abstenerse de los actos propios de los esposos"禄(8). En este caso ellos pueden acceder a la Comuni贸n eucar铆stica, permaneciendo firme sin embargo la obligaci贸n de evitar el esc谩ndalo.

5. La doctrina y la disciplina de la Iglesia sobre esta materia han sido ampliamente expuestas en el per铆odo post-conciliar por la Exhortaci贸n Apost贸lica Familiaris consortio. La Exhortaci贸n, entre otras cosas, recuerda a los pastores que, por amor a la verdad, est谩n obligados a discernir bien las diversas situaciones y los exhorta a animar a los divorciados que se han casado otra vez para que participen en diversos momentos de la vida de la Iglesia. Al mismo tiempo, reafirma la praxis constante y universal, 芦fundada en la Sagrada Escritura, de no admitir a la Comuni贸n eucar铆stica a los divorciados vueltos a casar禄(9), indicando los motivos de la misma. La estructura de la Exhortaci贸n y el tenor de sus palabras dejan entender claramente que tal praxis, presentada como vinculante, no puede ser modificada bas谩ndose en las diferentes situaciones.

6. El fiel que est谩 conviviendo habitualmente 芦more uxorio禄 con una persona que no es la leg铆tima esposa o el leg铆timo marido, no puede acceder a la Comuni贸n eucar铆stica. En el caso de que 茅l lo juzgara posible, los pastores y los confesores, dada la gravedad de la materia y las exigencias del bien espiritual de la persona(10) y del bien com煤n de la Iglesia, tienen el grave deber de advertirle que dicho juicio de conciencia ri帽e abiertamente con la doctrina de la Iglesia(11). Tambi茅n tienen que recordar esta doctrina cuando ense帽an a todos los fieles que les han sido encomendados.

Esto no significa que la Iglesia no sienta una especial preocupaci贸n por la situaci贸n de estos fieles que, por lo dem谩s, de ning煤n modo se encuentran excluidos de la comuni贸n eclesial. Se preocupa por acompa帽arlos pastoralmente y por invitarlos a participar en la vida eclesial en la medida en que sea compatible con las disposiciones del derecho divino, sobre las cuales la Iglesia no posee poder alguno para dispensar(12). Por otra parte, es necesario iluminar a los fieles interesados a fin de que no crean que su participaci贸n en la vida de la Iglesia se reduce exclusivamente a la cuesti贸n de la recepci贸n de la Eucarist铆a. Se debe ayudar a los fieles a profundizar su comprensi贸n del valor de la participaci贸n al sacrificio de Cristo en la Misa, de la comuni贸n espiritual(13), de la oraci贸n, de la meditaci贸n de la palabra de Dios, de las obras de caridad y de justicia(14).
7. La errada convicci贸n de poder acceder a la Comuni贸n eucar铆stica por parte de un divorciado vuelto a casar, presupone normalmente que se atribuya a la conciencia personal el poder de decidir en 煤ltimo t茅rmino, bas谩ndose en la propia convicci贸n(15),sobre la existencia o no del anterior matrimonio y sobre el valor de la nueva uni贸n. Sin embargo, dicha atribuci贸n es inadmisible(16). El matrimonio, en efecto, en cuanto imagen de la uni贸n esponsal entre Cristo y su Iglesia as铆 como n煤cleo basilar y factor importante en la vida de la sociedad civil, es esencialmente una realidad p煤blica.

8. Es verdad que el juicio sobre las propias disposiciones con miras al acceso a la Eucarist铆a debe ser formulado por la conciencia moral adecuadamente formada. Pero es tambi茅n cierto que el consentimiento, sobre el cual se funda el matrimonio, no es una simple decisi贸n privada, ya que crea para cada uno de los c贸nyuges y para la pareja una situaci贸n espec铆ficamente eclesial y social. Por lo tanto el juicio de la conciencia sobre la propia situaci贸n matrimonial no se refiere 煤nicamente a una relaci贸n inmediata entre el hombre y Dios, como si se pudiera dejar de lado la mediaci贸n eclesial, que incluye tambi茅n las leyes can贸nicas que obligan en conciencia. No reconocer este aspecto esencial significar铆a negar de hecho que el matrimonio exista como realidad de la Iglesia, es decir, como sacramento.

9. Por otra parte la Exhortaci贸n Familiaris consortio, cuando invita a los pastores a saber distinguir las diversas situaciones de los divorciados vueltos a casar, recuerda tambi茅n el caso de aquellos que est谩n subjetivamente convencidos en conciencia de que el anterior matrimonio, irreparablemente destruido, jam谩s hab铆a sido v谩lido(17). Ciertamente es necesario discernir a trav茅s de la v铆a del fuero externo establecida por la Iglesia si existe objetivamente esa nulidad matrimonial. La disciplina de la Iglesia, al mismo tiempo que confirma la competencia exclusiva de los tribunales eclesi谩sticos para el examen de la validez del matrimonio de los cat贸licos, ofrece actualmente nuevos caminos para demostrar la nulidad de la anterior uni贸n, con el fin de excluir en cuanto sea posible cualquier diferencia entre la verdad verificable en el proceso y la verdad objetiva conocida por la recta conciencia(18).

Atenerse al juicio de la Iglesia y observar la disciplina vigente sobre la obligatoriedad de la forma can贸nica en cuanto necesaria para la validez de los matrimonios de los cat贸licos es lo que verdaderamente ayuda al bien espiritual de los fieles interesados. En efecto, la Iglesia es el Cuerpo de Cristo y vivir en la comuni贸n eclesial es vivir en el Cuerpo de Cristo y nutrirse del Cuerpo de Cristo. Al recibir el sacramento de la Eucarist铆a, la comuni贸n con Cristo Cabeza jam谩s puede estar separada de la comuni贸n con sus miembros, es decir con la Iglesia. Por esto el sacramento de nuestra uni贸n con Cristo es tambi茅n el sacramento de la unidad de la Iglesia. Recibir la Comuni贸n eucar铆stica ri帽endo con la comuni贸n eclesial es por lo tanto algo en s铆 mismo contradictorio. La comuni贸n sacramental con Cristo incluye y presupone el respeto, muchas veces dif铆cil, de las disposiciones de la comuni贸n eclesial y no puede ser recta y fruct铆fera si el fiel, aunque quiera acercarse directamente a Cristo, no respeta esas disposiciones.

10. De acuerdo con todo lo que se ha dicho hasta ahora, hay que realizar plenamente el deseo expreso del S铆nodo de los Obispos, asumido por el Santo Padre Juan Pablo II y llevado a cabo con empe帽o y con laudables iniciativas por parte de Obispos, sacerdotes, religiosos y fieles laicos: con sol铆cita caridad hacer todo aquello que pueda fortalecer en el amor de Cristo y de la Iglesia a los fieles que se encuentran en situaci贸n matrimonial irregular. S贸lo as铆 ser谩 posible para ellos acoger plenamente el mensaje del matrimonio cristiano y soportar en la fe los sufrimientos de su situaci贸n. En la acci贸n pastoral se deber谩 cumplir toda clase de esfuerzos para que se comprenda bien que no se trata de discriminaci贸n alguna, sino 煤nicamente de fidelidad absoluta a la voluntad de Cristo que restableci贸 y nos confi贸 de nuevo la indisolubilidad del matrimonio como don del Creador. Ser谩 necesario que los pastores y toda la comunidad de fieles sufran y amen junto con las personas interesadas, para que puedan reconocer tambi茅n en su carga el yugo suave y la carga ligera de Jes煤s(19). Su carga no es suave y ligera en cuanto peque帽a o insignificante, sino que se vuelve ligera porque el Se帽or -y junto con 茅l toda la Iglesia- la comparte. Es tarea de la acci贸n pastoral, que se ha de desarrollar con total dedicaci贸n, ofrecer esta ayuda fundada conjuntamente en la verdad y en el amor.
Unidos en el empe帽o colegial de hacer resplandecer la verdad de Jesucristo en la vida y en la praxis de la Iglesia, me es grato confirmarme de su Excelencia Reverend铆sima devot铆simo en Cristo

Joseph Card. Ratzinger
Prefecto

+ Alberto Bovone
Arzobispo tit. de Cesarea de Numidia
Secretario

El Sumo Pont铆fice Juan Pablo II, durante la audiencia concedida al Cardenal Prefecto ha aprobado la presente Carta, acordada en la reuni贸n ordinaria de esta Congregaci贸n, y ha ordenado que se publique.

Roma, en la sede la Congregaci贸n para la Doctrina de la Fe, 14 de septiembre de 1994, fiesta de la Exaltaci贸n de la Santa Cruz.



(1) Cf. JUAN PABLO II, Carta a las Familias (2 de febrero de 1994), n. 3.

(2) Cf. JUAN PABLO II, Exhort. apost. Familiaris consortio nn. 79-84: AAS 74 (1982) 180-186.

(3) Cf. Ibid., n. 84: AAS 74 (1982) 185; Carta a las Familias, n. 5; Catecismo de la Iglesia Cat贸lica, n. 1651.

(4) Cf. PABLO VI, Encicl. Humanae vitae, n. 29: AAS 60 (1968) 501; JUAN PABLO II, Exhort. apost. Reconciliatio et paenitentia, n. 34: AAS 77 (1985) 272; Encicl. Veritatis splendor, n. 95: AAS 85 (1993) 1208.

(5) Mc 10,11-12: "Quien repudie a su mujer y se case con otra, comete adulterio contra aqu茅lla; y si ella repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio".

(6) Cf. Catecismo de la Iglesia Cat贸lica, n. 1650; cf. tambi茅n n. 1640 y Concilio de Trento, sess. XXIV: DS 1797-1812.

(7) Exhort. Apost. Familiaris consortio, n. 84: AAS 74 (1982) 185-186.

(8) Ibid, n. 84: AAS 74 (1982) 186; cf. JUAN PABLO II, Homil铆a para la clausura del VI S铆nodo de los Obispos, n. 7: AAS 72 (1980) 1082.

(9) Exhort. Apost. Familiaris consortio, n.84: AAS 74 (1982) 185.

(10) Cf. I Co 11, 27-29.

(11) Cf. C贸digo de Derecho Can贸nico, can. 978 搂 2.

(12) Cf. Catecismo de la Iglesia Cat贸lica, n. 1640.

(13) Cf. CONGREGACION PARA LA DOCTRINA DE LA FE, Carta a los Obispos de la Iglesia Cat贸lica sobre algunas cuestiones relativas al Ministro de la Eucarist铆a, III/4: AAS 75 (1983) 1007; STA TERESA DE AVILA, Camino de perfecci贸n, 35,1; S. ALFONSO M. DE LIGORIO, Visitas al Sant铆simo Sacramento y a Mar铆a Sant铆sima.

(14) Cf. Exhort. apost. Familiaris consortio, n. 84: AAS 74 (1982) 185.

(15) Cf. Encicl. Veritatis splendor, n. 55: AAS 85 (1993) 1178.

(16) Cf. C贸digo de Derecho Can贸nico, can. 1085 搂 2.

(17) Cf. Exhort. apost. Familiaris Consortio, n. 84: AAS 74 (1982) 185.

(18) Cf. C贸digo de Derecho Can贸nico cann. 1536 搂 2 y 1679 y C贸digo de los c谩nones de las Iglesias Orientales cann. 1217 搂 2 y 1365, acerca de la fuerza probatoria de las declaraciones de las partes en dichos procesos.

(19) Cf. Mt 11,30.


Otro:

鈥淎compa帽ar con cuidado, prudencia y amor compasivo, siguiendo las orientaciones del Magisterio, a las parejas que viven en situaci贸n irregular, teniendo presente que a los divorciados vueltos a casar no les es permitido comulgar. Se requieren mediaciones para que el mensaje de salvaci贸n, llegue a todos. Urge impulsar acciones eclesiales, con un trabajo interdisciplinario en teolog铆a y ciencias humanas que ilumine la pastoral y la preparaci贸n de agentes especializados para el acompa帽amiento de estos hermanos 鈥
V Conferencia Episcopal para Latinoam茅rica y el Caribe. Art. 437 inc. .j)


No creo necesario agregar nada a la extensa fundamentaci贸n de la carta del Cardenal Ratzinger. Puede ser analizada en cada punto como lo he hecho. Familiaris Consortio ya lo he pegado antes.
Respecto a la pastoral de homosexuales, conozco de o铆das una Pastoral de la Pcia de Catamarca de ex-homosexuales, donde se est谩 trabajando en lograr ordenar en Cristo el desorden de sus vidas. No debe ser una pastoral facil.

Titus 400: lee todo; piensa y consulta con tu sacerdote.

En Cristo

PD: No grites (may煤sculas) .... lastimas mis o铆dos
芦 La verdad no se impone sino por la fuerza de la misma verdad, que penetra, con suavidad y firmeza a la vez, en las almas 禄
aquitano
 
Mensajes: 334
Registrado: Mi茅 Jul 22, 2009 9:35 am

Re: El Concubinato

Notapor aquitano » Jue Ago 27, 2009 6:36 pm

titus400 escribi贸:VOY A REPREGUNTAR CON TODAS LAS LETRAS

Y ESPERO QUE HAYAN PREPARADO LA HOGUERA

驴CU脕NDO ES EL RETIRO ESPIRITUAL PARA PAREJAS HOMOSEXUALES?


La 煤nica hoguera que conozco es San Juan y los asaditos del domingo .... :lol:

Ahora:....驴que problema tienes con el pecado ..... hermano? .... parece que est谩s tirando la primera piedra. Vociferas como un fariseo y argumentas con letras grandes .... lo que te agradezco pues puedo leer sin anteojos. :lol:

Cuando seas salvo, podr谩s disfrutar de la compa帽ia de los santos ...... hoy te toca compartir la Iglesia con pecadores de todo tipo ..... entre los que estamos todos menos t煤, por supuesto. Piensa .... 驴se sentar谩 en tu mismo banco un ad煤ltero? 驴le dar谩s el saludo de la paz? Cuidado hermano que el pecado es contagioso. Cuando se帽ales un pecador te estar谩s contagiando. Y lo digo en serio .... si lo se帽alas ... pecas. Por lo de la viga ... 驴entiendes?
Te recomiendo entres en la pastoral carcelaria ...... he ido a misas con presos, posiblemente algunos est茅n enfermos, tal vez muchos no se arrepienten ..... pero reconozco que no soy mejor que ellos.
Tal vez nunca has deseado una mujer ...... 驴recuerdas lo que dijo Cristo al respecto? 驴no cometiste adulterio al hacerlo?
Reflexiona, hermano .....
Rezar茅 por ti esta noche.

En Cristo descansa mi fortaleza.
芦 La verdad no se impone sino por la fuerza de la misma verdad, que penetra, con suavidad y firmeza a la vez, en las almas 禄
aquitano
 
Mensajes: 334
Registrado: Mi茅 Jul 22, 2009 9:35 am

Re: El Concubinato

Notapor titus400 » Jue Ago 27, 2009 7:16 pm

驴Cu谩l es la enorme diferencia entre un ad煤ltero y un homosexual?
驴Hay una diferencia de grado? S铆.
驴Acaso por eso nos va a tocar un infierno diferente?

Jam谩s he deseado a una mujer porque yo tengo tendencias homosexuales.
El hombre que convive con una mujer sin estar casado est谩 empecinado en su pecado.
驴Por qu茅 tanta comprensi贸n?
隆Ah, s铆! La familia cristiana.
Un hombre o mujer que roba o que mata una vez es m谩s capaz de arrepentirse que un ad煤ltero.

驴T煤 has deseado a alguna mujer? 驴O el enamoramiento es un "sentimiento" absolutamente puro?
Avatar de Usuario
titus400
 
Mensajes: 56
Registrado: Mi茅 Jul 22, 2009 9:35 am

Re: El Concubinato

Notapor aquitano » Vie Ago 28, 2009 6:18 am

titus400 escribi贸:驴Cu谩l es la enorme diferencia entre un ad煤ltero y un homosexual?
驴Hay una diferencia de grado? S铆.
驴Acaso por eso nos va a tocar un infierno diferente?

Jam谩s he deseado a una mujer porque yo tengo tendencias homosexuales.
El hombre que convive con una mujer sin estar casado est谩 empecinado en su pecado.
驴Por qu茅 tanta comprensi贸n?
隆Ah, s铆! La familia cristiana.
Un hombre o mujer que roba o que mata una vez es m谩s capaz de arrepentirse que un ad煤ltero.

驴T煤 has deseado a alguna mujer? 驴O el enamoramiento es un "sentimiento" absolutamente puro?


Lo resaltado es un error . Todo hombre es capaz de Dios.Pero hay diferencias de situaci贸n y estado.
27 El deseo de Dios est谩 inscrito en el coraz贸n del hombre, porque el hombre ha sido creado por Dios y para Dios; y Dios no cesa de atraer hacia s铆 al hombre hacia s铆, y s贸lo en Dios encontrar谩 el hombre la verdad y la dicha que no cesa de buscar. (Catecismo)

驴Porque es un error? .... simplemente porque cada persona est谩 en una situaci贸n distinta de otra. Todos podemos arrepentirnos, y, cumpliendo con las exigencias del caso, ser perdonados. Los ad煤lteros tambien. Todos.
La raz贸n m谩s alta de la dignidad humana consiste en la vocaci贸n del hombre a la comuni贸n con Dios. El hombre es invitado al di谩logo con Dios desde su nacimiento; pues no existe sino porque, creado por Dios por amor, es conservado siempre por amor; y no vive plenamente seg煤n la verdad si no reconoce libremente aquel amor y se entrega a su Creador (GS 19,1).


Todos somos pecadores, hermano, y el que va a juzgar lo que hemos llevado en el coraz贸n es el que nos dice "vete, y no peques m谩s". Tal vez todo est谩 condensado en esta frase. Santo es el que est谩 en el camino, se cae y se levanta, firme en su decisi贸n de ser cada d铆a m谩s santo.
Hace muchos a帽os, antes de la confesi贸n individual, exist铆a la orden de los penitentes, donde ad煤lteros, asesinos y otros, purgaban con penitencias durante a帽os sus pecados, para ser recibidos en plena comuni贸n. Hoy debes comprender que ellos no pueden acceder a la confesi贸n, y por lo tanto a la absoluci贸n, ... muchos persisten en su pecado. Esa persistencia tiene que ver en muchos casos (hay que ver cada uno para dilucidar claramente) con los hijos nacidos en la nueva uni贸n. En otros casos, son muy felices juntos; han tenido una vida de pesadilla en sus anterores matrimonios y no desean abandonarse mutuamente; muchos se arrepienten sinceramente y toman en cuenta lo que la Iglesia tiene para decirles. Otros no. Pero hay una condena que lleva a muchos a sufrimientos muy, pero muy intensos ..... es la sed de eucarist铆a. Una vez pasado los primeros a帽os en la nueva uni贸n, comienzan a acercarse a la Iglesia y poco a poco, el Se帽or va actuando y los va transformando. La iglesia como madre los acoge, los acompa帽a con solicitud y les provee los medios necesarios para entender primero la verdad de la situaci贸n, y luego, en el acompa帽amiento, para salir de la situaci贸n de pecado. Este mes uno de esto matrimonios recibi贸 la nulidad matrimonial y comienzan por hacer la primera comuni贸n pronto. En este caso en particular, solo tienen el bautismo y uno de ellos, hoy cat贸lico, fue adventista. Como este testimonio tengo cientos. Con nombre y apellido. Los veo todos los domingos en misa. Y me congratulo que el Se帽or me haya permitido participar de esta pastoral. 隆Alabado sea!
Personalmente he roto casi todos los mandamientos; soy un converso de grande .... y me duele mucho no haber encontrado a Cristo antes. Pero bueno ... fui gn贸stico durante muchos a帽os. Y s铆, hermano, la lujuria ha sido uno de mis pecados. Me ha costado mucho revertir mis locuras universitarias.
Siempre he hablado desde mi situaci贸n de pecador, hermano. No soy un ejemplo de virtudes, pero espero en la misericordia de Dios.
Tu debes siempre poner a la caridad por encima de todo. Recuerda que el rostro de la caridad es el de Cristo, y si puedes verlo en cada hermano que te necesita, ser谩s salvo. Ese es el mandamiento mayor que incluye a todos.

Recibe un afectuoso abrazo en Cristo y Mar铆a.

PD. Hay un aporte que me sugiere eres de Santa Fe .... 驴es as铆? Mandame la contestaci贸n por mp.
芦 La verdad no se impone sino por la fuerza de la misma verdad, que penetra, con suavidad y firmeza a la vez, en las almas 禄
aquitano
 
Mensajes: 334
Registrado: Mi茅 Jul 22, 2009 9:35 am

Re: El Concubinato

Notapor aprendiendoaamarte » Lun Ago 31, 2009 3:32 pm

hola, yo solo tengo una duda, lo que pasa es que mi pap谩 estaba casado cuando conocio a mi mam谩 y pues 茅l se divorcio y vive con mi mam谩 desde hace m谩s de 20 a帽os, y por lo que entiendo esta forma de vida no es bien aceptada y yo quisiera saber que se puede hacer por ellos, ellos no son malos, nos han tratado de educar lomejor que pueden y nos han ense帽ado valores y religion.
aprendiendoaamarte
 
Mensajes: 2
Registrado: Lun Ago 31, 2009 1:35 pm

Re: El Concubinato

Notapor aquitano » Lun Ago 31, 2009 6:38 pm

aprendiendoaamarte escribi贸:hola, yo solo tengo una duda, lo que pasa es que mi pap谩 estaba casado cuando conocio a mi mam谩 y pues 茅l se divorcio y vive con mi mam谩 desde hace m谩s de 20 a帽os, y por lo que entiendo esta forma de vida no es bien aceptada y yo quisiera saber que se puede hacer por ellos, ellos no son malos, nos han tratado de educar lomejor que pueden y nos han ense帽ado valores y religion.


Antes que nada, me d谩 mucha alegria que te ocupes de tus padres; haces lo que Dios te manda en el cuarto mandamiento. Muchos chicos se olvidan de lso deberes para con quienes les han dado la vida. 隆Te felicito!

Puedes hacer mucho por ellos:
Lo m谩s importante es continuar haciendo realidad en tu vida el honrarlos. Con esto est谩s dando cuenta de tu filiaci贸n a semejanza del Dios que nos cre贸.
Tan importante como honrarlos es hacerles saber de tu respeto. Muchas veces nos quedamos en pensar que debemos hacer y no lo hacemos. Un besito a la ma帽ana y otro al acostarte; un cari帽o, y los padres nos sentimos muy, pero muy bien.
Si me dices de donde eres, (puedes hacerlo por mp) te dir茅 donde hay retiros para quienes est谩n en esta situaci贸n.
Muchos hijos se esfuerzan para ser mejores y profundizan en la fe. Eso es muy gratificante pues todo padre espera que sus esfuerzos fructifiquen.
Ellos son santificados con hijos como t煤. No temas y conf铆a en la misericordia de Dios. Escr铆beme que deseo seguir con este contacto.

En Cristo
芦 La verdad no se impone sino por la fuerza de la misma verdad, que penetra, con suavidad y firmeza a la vez, en las almas 禄
aquitano
 
Mensajes: 334
Registrado: Mi茅 Jul 22, 2009 9:35 am

Re: El Concubinato

Notapor clara10 » Mar Sep 01, 2009 5:35 am

Voy a plantear aqui una cuestion que me ha tocado de cerca.
Un hombre y una mujer se casan por la iglesia y a los 3 meses de casados ella deja a su marido porque dice ya no estar enamorada de 茅l (ya se lo podia haber pensao un poco antes). 脡l que si que la quiere intenta recuperar el matrimonio y que el vinculo no se rompa, pero no hay manera. Al final por temas legales y economicos se divorcian legalmente, pero siguen casados por la Iglesia. 脡l intenta obtener la nulidad de su matrimonio ya que considera que todo ha sido una farsa, ella nunca lo ha querido y los motivos por los cuales se ha casado con 茅l han son muy distintos a los que deberian ser.
Mi pregunta es, si la iglesia no le da la nulidad matrimonial, 驴este hombre esta condenado a vivir el resto de su vida solo? es decir, sin poder tener una mujer, sin poder tener unos hijos etc. Si esta mujer le ha destrozado la vida, ahora la Iglesia se la puede destrozar tambien? o bien condenarlo al fuego eterno, o como se decia por aqui, si este hombre se vuelve a enamorar y esta con una mujer casado por lo civil, o en concubinato como dicen por aqui, la Iglesia lo va a rechazar?? se le va a colgar un cartelo de "apestado" "pecador"???
Es muy cruel, no??
Espero que le den la nulidad
clara10
 
Mensajes: 173
Registrado: Mi茅 Jul 22, 2009 9:35 am

Siguiente

Volver a Familias Cat贸licas

驴Qui茅n est谩 conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados